El Paganismo Moderno (2ª parte)

El Paganismo Moderno 
(2ª parte)

Autor: Wilfred J. Hahn

  Nuestra sociedad actual está demasiado informada como para adorar cosas muertas, ¿o no? Veremos que la idolatría en la actualidad está más avanzada y es más ingeniosa que nunca antes. Pero, si hay tanta idolatría en el mundo, ¿dónde se puede encontrar a los paganos, entonces? Para desentrañar ésta y otras preguntas, ¡escuchemos este mensaje!


DESCARGARLO AQUÍ
PE1989 – Estudio Bíblico  – El Paganismo Moderno (2ª parte)



¡Qué gusto estar otra vez con ustedes, estimados amigos oyentes! Como ya se dijo, continuamos ahora con: La segunda característica general del pagano, que es:La preocupación por las cosas terrenales.Según las Escrituras, los gentiles se deshacían en preocupación por las cosas terrenales: En Mt. 6:31 y 32, y Lc.12:29 y 30, leemos:“No os afanéis, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos? Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas”. De modo que, según esta definición, es pagano buscar satisfacción sólo en la búsqueda de posesiones y de un estilo de vida indicado. Las Escrituras mencionan aquí dos cosas: alimentación y vestimenta. En la sociedad de aquel tiempo, estas dos cosas eran indicadores del estilo de vida y también de lo que era necesario para la vida. De modo que este versículo no trata sólo del sustento. El alimento y la vestimenta son muy necesarios, pero, darles algún otro valor es idolatría y paganismo.

Por supuesto que, en la actualidad, el estilo de vida es definido por mucho más que el alimento y la vestimenta. Es obvio que existen los diseñadores de renombre, la vestimenta especial de marca, y la última moda. Lo mismo sucede con los alimentos. Se buscan los vinos más finos; y los alimentos de la marca con más propaganda son los que la gente compra. Pero, más que nada, el estilo de vida se define hoy por otros juguetes, como caros relojes de pulsera suizos, automóviles de lujo, la última tecnología, casas estilo palacio y muchas otras cosas. Poseer todo esto, es la cumbre de una vida de éxito y la trampa de la vida elitista. Vemos aquí la quintaesencia de las metas y valores de una sociedad pagana. Correr detrás de todo esto, es parte de una cultura altamente sofisticada de política de marcas, encuestas de consumidor, propaganda e investigación psicológica. En este sentido, muchas cosas han cambiado en el correr de los siglos y milenios. Esto, nuevamente nos muestra el transcurso de la evolución del pagano moderno. Cuando miramos lo profundamente arraigada que está la comercialización en Estados Unidos y en otras naciones, entonces es difícil imaginarse que esta evolución pueda avanzar mucho más aún.La tercera característica general del pagano es:La preocupación por el día de mañana.Las sociedades que no confían en Dios, como consecuencia tienen que preocuparse por el día de mañana, ya que éste es inseguro. Pero, la Biblia, en Mt. 6:33 y 34, dice que tiene que ser justamente al revés:“Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas. Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán. Basta a cada día su propio mal”. Esta afirmación va unida a los dos versículos anteriores (el 31 y 32), que hablan del comercio pagano. Este contexto nos da a entender que la preocupación por el día de mañana es algo pagano, algo que preocupa a los paganos. Esta preocupación por el inseguro día de mañana, es un componente importante de la evolución económica y financiera de las últimas décadas y siglos. Ha contribuido claramente a la intensiva comercialización de la vida humana.

Sólo un ejemplo de esto son los seguros. Por supuesto, una gran cantidad de productos de seguridad en el mercado tienen mucho sentido. También ha habido en las últimas décadas un enorme aumento de instrumentos sofisticados de finanzas, que a su vez forman la base del increíble crecimiento global del bienestar. Muchos de estos instrumentos, se basan en conceptos matemáticos que tratan de vencer la inseguridad del día de mañana. Sólo unos pocos son expertos en esa tendencia, en la salvaje jungla del progreso económico y financiero. Y sólo unos pocos, realmente son concientes de esas cosas. Entretanto, muy diferente es la vida diaria de la gente humilde. Esto se debe a esos numerosos servicios que se preocupan de las “inseguridades del mañana”. Actualmente, a nadie se le ocurriría no tener seguros de vida, de edificios o de automóviles, y algunos, incluso, están ordenados por ley. La mayoría estarían de acuerdo en que no sería sabio no tener un plan jubilatorio o pensionista, para asegurarse de los riesgos de la tercera edad. Tomemos tan sólo estos cinco servicios mencionados. Si uno los utiliza, eso lleva a cinco pagos fijos de aportes mensuales. La preocupación crónica exagerada por el futuro, sin embargo, ha llevado a una progresiva comercialización y a una verdadera idolatría, lo cual es claramente pagano. De modo que esta excesiva “preocupación por el mañana”, es una característica del pagano moderno.

La cuarta característica general del pagano es:La desmesura y la disolución.La Biblia habla de personas que llevan una vida licenciosa y lujuriosa. Claramente, son características paganas. Pablo acusa a los israelitas de haberse comportado como paganos, al celebrar fiestas y orgías mientras Moisés estaba en la cima del Monte de Sinaí (lo podemos ver en Éxodo 32). Y en 1 Co. 10:7 dice:“Ni seáis idólatras, como algunos de ellos, según está escrito: Se sentó el pueblo a comer y a beber, y se levantó a bailar”. El apóstol Pedro compartía esa idea:“Baste ya el tiempo pasado para haber hecho lo que agrada a los gentiles, andando en lascivias, concupiscencias, embriagueces, orgías, disipación y abominables idolatrías. A éstos les parece cosa extraña que vosotros no corráis con ellos en el mismo desenfreno de disolución, y os ultrajan”(nos dice en 1 P. 4:3 y 4).

Las orgías, lascivias, embriagueces, y salvajes carnalidades, eran consideradas como parte del culto idólatra pagano. La Biblia Amplificada también menciona la frivolidad y la euforia. Estos aspectos del paganismo, hoy en día, son fomentados en gran manera. ¿Por qué? Porque es bueno para el negocio, y para el crecimiento económico. La moral no es relevante. Las orgías y frivolidades aportan al crecimiento económico y, por eso, no importa la forma que adoptan. Las empresas líderes en este aspecto, a menudo cuentan con los programas de televisión y las películas cinematográficas más exitosas, que fomentan esta tendencia y son otro ejemplo más de la misma. Y se podrían mencionar muchas otras cosas más. Todo esto es parte de una ingeniosa cultura económica. Cada vez más, también, son parte de estas actividades del “estilo de vida” pagano, los disparates, las drogas, la pornografía, y mucho más. El pagano moderno consume y se dedica a sus pasiones, sin tener sentimientos de culpa.La quinta característica general del pagano es:La competencia excesiva.La Biblia menciona la competencia como una característica de los paganos. Son descritos como personas que compiten por el cumplimiento de sus deseos. Ellos persiguen aquello que quieren tener. Indirectamente, Jesús señala, en Mt. 20:26 al 28, un antiguo comportamiento competitivo de los paganos: “… el que quiera hacerse grande entre vosotros será vuestro servidor, y el que quiera ser el primero entre vosotros será vuestro siervo; como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos”. Aparentemente, dijo esto estando en Jericó – la ciudad que fue construida sobre las ruinas de la antigua Jericó. En contraste a esto, dijo también: “Los reyes de las naciones se enseñorean de ellas, y los que sobre ellas tienen autoridad son llamados bienhechores” (así leemos en Lc. 22:25). De esto se desprende lo siguiente: en la sociedad pagana, uno siempre quiere estar un poco más avanzado que el otro. Según la definición de la sociedad, eso significa ser considerado el ciervo más fuerte de la manada y dominar a otros. Para alcanzar estos objetivos es necesario involucrarse en la competencia.

Por supuesto, nos damos cuenta que la competencia comercial, en la actualidad, es uno de los principios más codiciados en la tierra, para poder lograr un fuerte crecimiento económico y prosperidad. No hay nada malo en esforzarse por el progreso, cuando los motivos son equilibrados y correctos. No obstante, en este caso se trata de un comportamiento competitivo, llamado la ley de la selva: el más fuerte sobrevive. Es un tipo de competencia sin compasión o amor al prójimo. Este tipo de competencia está fuertemente arraigada en la sociedad pagana – en nuestra sociedad. Incluso algo tan sencillo como comprar un documento de valores en el mercado de acciones, con la idea de obtener ganancias, es la expresión de la idea de que el éxito de uno sólo es posible a través del precio del previo fracaso de otro. Sea como fuere, éste es el reconocido procedimiento de los paganos modernos.

 

El Paganismo Moderno (1ª parte)
El Paganismo Moderno (3ª parte)

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>