El nuevo nacimiento del pueblo de Israel 2/3

Titulo: “El nuevo nacimiento del pueblo de Israel” 2/3
  

Autor: NorbertLieth 
Nº: PE1124

En los próximos tiempo ha de venir gran tribulación, y del reinado de terror del Anticristo, más y más las personas caerán presa de doctrinas demoníacas, y se dedicarán a todo tipo de cosas ocultas. Pero después de Su segunda venida, Jesús destruirá toda idolatría y toda falsa profecía y, con cetro de hierro, se encargará de que ninguna cosa de ese tipo vuelva a aparecer.

 


Descargarlo GRATIS a su propio pc para tener o compartír con otrosPE1124.mp3



“El nuevo nacimiento del pueblo de Israel” 2/3

Estimado amigo en el pasado programa vimos que la verdadera conversión de Israel, incluye la soberanía total de Jesús en la vida de Israel, y con eso el abandono total de todos los pecados. Y, ¡Así sucede también en nuestras vidas!“Y en aquel día, dice Jehová de los ejércitos, quitaré de la tierra los nombres de las imágenes, y nunca más serán recordados; y también haré cortar de la tierra a los profetas y al espíritu de inmundicia. Y acontecerá que cuando alguno profetizare aún, le dirán su padre y su madre que lo engendraron: No vivirás, porque has hablado mentira en el nombre de Jehová; y su padre y su madre que lo engendraron le traspasarán cuando profetizare. Y sucederá en aquel tiempo, que todos los profetas se avergonzarán de su visión cuando profetizaren; ni nunca más vestirán el manto velloso para mentir. Y dirá: No soy profeta; labrador soy de la tierra, pues he estado en el campo desde mi juventud. Y le preguntarán: ¿Qué heridas son estas en tus manos? Y él responderá: Con ellas fui herido en casa de mis amigos”(Zac. 13:2-6).

Querido amigo, después del regreso de Israel a la tierra prometida, se expandió allá la idolatría y, como consecuencia, un espíritu de inmundicia. Israel se ha convertido en centro de muchas religiones, todas ellas toleradas por el estado judío. En Haifa, por ejemplo, existe un enorme jardín de la religión Bahai; es el centro mundial de esa religión. En Jerusalén, y dispersos por todo el país, existen innumerables templos y cultos de la iglesia ortodoxa griega y de la católico romana. Y en el mismo lugar donde en un tiempo se encontraba la casa del Señor, se encuentra actualmente la Catedral de la Roca (llamada también equivocadamente la Mezquita de Omar) con su cúpula dorada. Pero, el punto culminante de toda la idolatría se producirá cuando el Anticristo levante, en el lugar santo, la abominación desoladora. Cuando Jesús vuelva para establecer Su reino en Israel, Él, primeramente, quitará de en medio esa abominación. De eso habla el profeta Daniel:“Y desde el tiempo que sea quitado el continuo sacrificio hasta la abominación desoladora, habrá mil doscientos noventa días. Bienaventurado el que espere, y llegue a mil trescientos treinta y cinco días”(Dn. 12:11-12). El Señor volverá después de 1260 días – contados desde el momento en el cual el Anticristo levante la abominación – y probablemente durante 30 días, es decir hasta que se haya llegado a los 1290 días, quitará de en medio esa abominación y volverá a levantar el santuario. En los siguientes 45 días – hasta cumplir los 1335, el pueblo judío será purificado, como se nos informa en Zacarías 13:9. Entonces, este remanente de judíos purificados, reinará con el Señor y participará en el reino de mil años. Por eso, se le dice a Daniel:“Bienaventurado el que espere, y llegue a mil trescientos treinta y cinco días.”

Estimado amigo, en este tiempo que ha de venir de gran tribulación, y del reinado de terror del Anticristo, más y más las personas caerán presa de doctrinas demoníacas, y se dedicarán a todo tipo de cosas ocultas. Después de todo, Satanás, a través del Anticristo, tomará el poder sobre el mundo y lo seducirá en forma demoníaca, a través de señales y milagros engañosos. Eso, por supuesto, no pasará inadvertido, especialmente para Israel.

Acerca de la seducción del ocultismo, en el tiempo más oscuro de la historia humana, habla el Apocalipsis:“Y los otros hombres que no fueron muertos con estas plagas, ni aun así se arrepintieron de las obras de sus manos, ni dejaron de adorar a los demonios, y a las imágenes de oro, de plata, de bronce, de piedra y de madera, las cuales no pueden ver, ni oír, ni andar”(Ap. 9:20). En esta fase de los últimos tiempos, aparecerán también muchos falsos profetas. Eso Jesús lo señaló enfáticamente en Su discurso dado sobre el Monte de los Olivos:“Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos”(Mt. 24:11).“Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos”.

Después de Su segunda venida, Jesús destruirá toda idolatría y toda falsa profecía y, con cetro de hierro, se encargará de que ninguna cosa de ese tipo vuelva a aparecer. A esa altura de las cosas, ya no habrá en este mundo ninguna otra religión. Algunos intérpretes opinan que los versículos 5-6 de Zacarías 13 se refieren a Jesús. Pero, por su contenido, se aplican mejor a los falsos profetas de los versículos anteriores. El versículo 5, en otra versión, comienza con las palabras:“Si uno dijera …”.Eso, en el contexto de los versículos anteriores, significa: “Si un falso profeta llega a decir …” Y, entonces, ese profeta aclara:“No soy profeta; labrador soy de la tierra.”En el caso de Jesús, sin embargo, ocurrió justamente lo contrario: El era el verdadero profeta del cual ya hablaba Moisés y dijo:“Profeta de en medio de ti, de tus hermanos, como yo, te levantará Jehová tu Dios; a él oiréis”(Dt. 18:15). Además, Jesús no era labrador de la tierra, sino carpintero en Nazaret desde su juventud.

El versículo 6, en la misma versión, comienza con las palabras:“Y si se le preguntare …”, lo cual se refiere a la persona antes mencionada, al falso profeta. Las heridas en sus manos se pueden tratar, de acuerdo a otras traducciones, a las huellas del látigo, o a cicatrices sobre su pecho. En aquel tiempo, era costumbre de los profetas idólatras causarse heridas a ellos mismos cuando estaban en éxtasis. Recordemos tan solamente a los sacerdotes de Baal, quienes se cortaban a sí mismos con cuchillas

Ahora bien querido amigo, pensemos en el pasado que apunta hacia el futuro

Los versículos 7-9 de Zacarías 13 otra vez hablan de las consecuencias del rechazo de Jesús, consecuencias que alcanzan, más allá de aquellos tiempos, hasta los tiempos finales, y hasta en el Reino de los mil años:“Levántate, oh espada, contra el pastor, y contra el hombre compañero mío, dice Jehová de los ejércitos. Hiere al pastor, y serán dispersadas las ovejas; y haré volver mi mano contra los pequeñitos. Y acontecerá en toda la tierra, dice Jehová, que las dos terceras partes serán cortadas en ella, y se perderán; mas la tercera quedará en ella. Y meteré en el fuego a la tercera parte, y los fundiré como se funde la plata, y los probaré como se prueba el oro. El invocará mi nombre, y yo le oiré, y diré: Pueblo mío; y él dirá: Jehová es mi Dios.”Jesús, contrariamente a los falsos profetas y a los falsos pastores, es aquel a quien Dios llama “mi pastor” y “mi compañero”.

Querido amigo, la espada de Dios se dirige contra el Buen Pastor, en el cual no hay pecado. Dios juzga la culpa de los seres humanos en Su compañero, en la persona más cercana a Su corazón, quien durante Su vida terrenal tampoco se apartó de al lado del Padre; en Su amado Hijo, en quien Él solamente tenía complacencia. También se puede tomar este versículo como el corazón del evangelio. Sobrepasa nuestra capacidad de comprensión, pero revela el inconmensurable amor de Dios hacia el pecador, el que Él haya entregado, por nosotros, a la persona que estaba más cercana a Él. Qué inmenso amor, el del Señor Jesús por nosotros, ¿Se ha dado cuenta que él derramó Su sangre por usted y también por mi?

Entréguele su vida, a aquél que puede cambiar su ser entero.

Me despido, pero no por mucho tiempo, sino hasta el próximo programa. Dios le bendiga.

El nuevo nacimiento del pueblo de Israel 1/3
El nuevo nacimiento del pueblo de Israel 3/3

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>