El milagro de las palabras de la cruz 4/4

Titulo: “Elmilagro de las palabras de la cruz” 4/4

Autor: NorbertLieth 
Nº: PE1081

6ª y 7ª frases de Jesús en la cruz “¡Consumado es!” Nos señala la segunda venida de Jesús. “¡Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu!” Es la imagen de la gloria eterna en los cielos de Dios.

 


Descargarlo GRATIS a su propio pc para tener o compartír con otrosPE1081.mp3



“El milagro de las palabras de la cruz” 4/4

Hola mi amigo! En esta ocasión estaremos viendo La sexta frase de Jesús en la cruz.

Leamos Juan 19:30. “Cuando Jesús hubo tomado el vinagre, dijo: ‘¡Consumado es!

Esas son las palabras más liberadoras que existen en toda la Biblia. No importa cual sea la carga con la cual usted tiene que luchar, déjeme decirle: ¡Usted puede ser libre, ser salvo y llegar a ser un hijo del Dios todopoderoso!

¿Qué es lo que fue consumado? Existen cientos de profecías en el Antiguo Testamento, que hablan sobre la primera venida de Jesús y relatan Su sufrimiento como hijo del hombre. Cuando estos cientos, o quizás miles, de profecías, desde Moisés, pasando por los profetas (por ej. Is. 53) y los Salmos, se cumplieron, estuvo todo consumado. Ya desde muchos siglos antes de Cristo, estaba escrito en el Salmo 22:“Repartieron entre sí mis vestidos, y sobre mi ropa echaron suertes.”También eso sucedió en la cruz. Y los soldados echaron suertes sobre las ropas de Jesús.

Cuando se había cumplido todo lo que, durante miles de años antes de la venida de Cristo, fue profetizado sobre Él, nuestro Señor pudo decir:“¡Consumado es!”Si la sed, entre otras cosas, es una imagen de la gran tribulación, entonces esta sexta frase de Jesús en la cruz, es una imagen de Su segunda venida al final de la gran tribulación.

Las palabras“¡Consumado es!”son las palabras de la victoria de Jesús sobre toda la historia del mundo, y nos traerán otra vez al Señor Jesucristo, el Mesías. El había cumplido todo lo que Dios había decidido que se hiciera – por Israel, por la iglesia, por las naciones. Por eso, entiendo esas palabras en forma profética. Nuestro Señor cumplió todo en la cruz, y El también cumplirá aquello que todavía está en el futuro. Cuando Jesús venga y el pueblo judío lo vea a El, a quien traspasaron, cuando ellos se conviertan y el remanente sea nacido de nuevo, entonces confesarán:“Jehová, tú nos darás paz, porque tambiénhicisteen nosotros todas nuestras obras”(Is. 26:12). Eso, ellos lo reconocerán cuando El venga otra vez, porque, entonces, sus ojos les serán abiertos – así como aquella vez al Apóstol Pablo, cuando todavía era Saulo. El era un fanático de la ley, porque no había comprendido nada y porque estaba cegado. Luego, entró Jesús en su vida, como luz más brillante que el sol, y se le cayeron de los ojos como si fueran escamas. El cegado se convirtió en el apóstol de las naciones. Cuando Jesús regrese, el pueblo judío reconocerá, primeramente con espanto y dolor, y luego con gozo: “¡El ha cumplido todo por nosotros!” En el Salmo 22, podemos leer acerca de Israel:“La posteridad le servirá; esto será contado de Jehová hasta la postrera generación. Vendrá, y anunciarán su justicia; a pueblo no nacido aún,anunciarán que él hizo esto. En Israel ahora crece una nueva generación. Cuando Jesús venga otra vez, esta generación reconocerá:“¡Consumado es!”

Ahora bien estimado amigo veamosla séptima frase de Jesús en la cruz.-

Podemos encontrarla en Lucas 23:46 “Entonces Jesús, clamando a gran voz, dijo:‘¡Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu!’Y habiendo dicho esto, expiró”. Esas son las últimas palabras de Jesús en Su vida terrenal, y a la vez una imagen de la eternidad en los cielos. Así como las palabras anteriores del Señor indican la historia del mundo que está detrás nuestro y la que aun está por delante, estas palabras señalan la culminación de la historia de la salvación en la gloria eterna de Dios, en el nuevo cielo y la nueva tierra.

El apóstol Pablo escribe:“Y el postrer enemigo que será destruido es la muerte. Porque todas las cosas las sujetó debajo de sus pies. Y cuando dice que todas las cosas han sido sujetadas a él, claramente se exceptúa aquel que sujetó a él todas las cosas. Pero luego que todas las cosas le estén sujetas, entonces también el Hijo mismo se sujetará al que le sujetó a él todas las cosas, para que Dios sea todo en todos”(1 Co. 15:26-28).

Jesús entregó Su espíritu al Padre, por esa razón Él no podía permanecer en la muerte, sino que tenía que resucitar de los muertos. Y así como Jesús entregó Su espíritu al Padre, un día, en la culminación de la historia de la salvación, Él entregará todo al Padre. Entonces, todos los que en Jesús son nacidos de nuevo y creen en Él, vivirán en la presencia de Dios, como espíritus de los justos, con un nuevo cuerpo de gloria, y estarán allí de eternidad en eternidad.

Escuchemos unos compases de música y culminamos con una conclusión.

Querido amigo, querida amiga,Jesús vivió en la cruz, en forma profética, la totalidad de la historia humana. Eso se expresa en las siete frases que Él pronunció.

Enla primera frase dijo:“Padre, perdónales…”,significa perdón: Jesús quita de en medio la caída en pecado.

La segunda frase: “Hoy estarás conmigo en el paraíso…”,significa: El paraíso se vuelve a abrir, está nuevamente abierto para los seres humanos.

La tercera frase: “Mujer, he ahí tu hijo…”,es una imagen del comienzo de la iglesia de Jesús y de la comunión los unos con los otros.

La cuarta frase: “Elí, Elí, lama sabactani…”,también tiene un significado profético. La ira de Dios cae sobre el Hijo. Si alguien rechaza al Hijo, la ira de Dios permanece sobre él (Jn. 3:36).

La quinta frase: “Tengo sed”,es imagen de los juicios de la gran tribulación – sobre todos los que han rechazado el agua de vida.

La sexta frase: “¡Consumado es!”,señala la segunda venida de Jesús.

Y La séptima frase: “¡Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu!”,es imagen de la gloria eterna en los cielos de Dios.

Todo eso hizo Jesús. Pero está destinado solamente a aquellos que creen en El. Estimado amigo, estimada amiga, ¿será que para usted ha sido en vano lo que Jesús sufrió en la cruz? ¿Quiere permanecer en el pecado? ¿Quiere permanecer en las fuentes de este mundo, las cuales, por atrayentes que parezcan, no pueden saciar su sed? ¿O quiere venir a Jesús y decir: “Tus palabras también son mis palabras”?

En el Nuevo Testamento, la palabra “iglesia” aparece por primera vez en Mateo 16:18. La palabra griega esekklesia, y significa “llamados a salir”. La Iglesia no es otra cosa que un grupo de personas llamadas a salir. Forma parte de la iglesia aquel que ha sido llamado a salir de este mundo y ha aceptado ese llamado. Como, por ejemplo, Pedro, a quien Jesús invitó diciendo: “¡Pedro, ven y sígueme!” O, también, la ocasión en que el Señor vio a dos hermanos trabajando en la barca de su padre y los llamó diciendo: “¡Juan y Jacobo, vengan y síganme!” Ellos se levantaron, abandonaron la barca y siguieron a Jesús. Esa es la iglesia, y para eso vino Jesús a este mundo.

Él llama a salir, y su invitación también es para usted:“… Y el Espíritu y la Esposa dicen: Ven. Y el que oye, diga: Ven. Y el que tiene sed, venga; y el que quiera, tome del agua de la vida gratuitamente”(Ap. 22:17).

Estimado amigo, venga al encuentro del Señor!

Dios le bendiga!

El milagro de las palabras de la cruz 3/4
¿Cuál es el enemigo más grande de una vida victoriosa?

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>