Drogadicción – Existe la Salida (2ª parte)

Drogadicción – Existe la Salida
(2ª parte)

Gloria Hernández, comparte con las amigas del programa qué es lo que ocurre durante el proceso de la adicción; entre recetas, música y toda alegría del programa


DESCARGARLO AQUI: 
EA555 – Entre Amigas –
Drogadicción – Existe la Salida (2ª parte)



Receta: Arroz con pollo y calabaza


Entrevista con Gloria Hernández

Natalia: Amigas, comenzamos la entrevista, y como en el programa pasado, nos visita Gloria Hernández con el tema: Drogadicción. Así que muy bienvenida nuevamente Gloria.

Gloria: Gracias.

Natalia: En el pasado programa hablábamos de la problemática de la drogadicción pero desde el aspecto del antes, de qué es lo que sucede con los factores de riesgo, con la familia, con su manera de ser. Pero, hay un durante y un proceso, en el cuál ya se encuentra inmerso. Pero ¿Son solo los jóvenes los que son adictos? O ¿Es sólo el imaginario que nos envuelve hoy día?

Gloria: Sí, es un imaginario que nos envuelve hoy en día, y digo que es un imaginario porque hay personas de todas las edades. Hay niños que con 6 y 7 años de edad ya están consumiendo drogas, en ese inicio del consumo. Muchos niños con esas edades que viven en contextos críticos inhalan cemento, de alguna manera para “ANESTESIAR” esa sensación de hambre y de frío. Y, ellos van aprendiendo esa forma de evasión ante una realidad tan terrible que viven. También hay muchos adultos adictos al alcohol y además a tantas otras adicciones. Esto afecta todas las áreas del individuo; daña su cuerpo, sus emociones, su relacionamiento social, ya que hay aislamiento y además daña el espíritu ya que aleja de tener relaciones saludables con Dios.

¡Si estaremos ante una de las problemáticas más complejas! Y tal vez no eres parte de una problemática de este tipo, pero tal vez, puedes ser parte de la solución. Desde ese lugar, no se necesita ser un profesional especializado en el tema, para poder hacer algo y ayudar, sino que todos y cada uno de nosotros tiene algo que es fundamental. Y eso es: nuestra valiosa persona. Escuchando, abrazando, dando una palabra, con el consejo, se puede ayudar y mucho. Lo más importante es prestar atención.

Podemos ver un ejemplo Bíblico, como en el caso del buen Samaritano, en ese caso, una persona estaba tirada y necesitada. Uno puede perfectamente decidir pasar de largo; los vecinos, el estado, la iglesia, muchas veces pasan de largo. Pero bueno, a nosotros como cristianos la Biblia nos interpela a salir en la ayuda del prójimo a pesar de no ser de la misma raza o de la misma religión. Ese es mi prójimo. Él está necesitado. Todos podemos hacer algo para poder ayudar en esta problemática.

Hace años estuve en España y estuve visitando Clínicas de Rehabilitación y fui a una clínica cristiana de rehabilitación. Y, el testimonio de uno de los referentes que había sido rehabilitado dijo: a mí lo que me marcó fue el pastor que había en ese momento; yo pasaba metiendo la pata todo el tiempo, haciendo cualquier cosa. Y a mí lo que me marcó es que él siempre me daba una nueva oportunidad.

Hay que tener mucha paciencia para poder acompañar procesos tán dolorosos. Esa paciencia es saber esperar el tiempo del otro. Esta es una problemática como la marea, va y viene. Tiene sus recaídas. La recaída no es una catástrofe. Se lo queremos decir a las familias que tienen a una persona adicta. Las recaídas forman parte del proceso.

Por lo general siempre los que comienzan con las consultas son las familias. ¿Cuándo es que ellos, los drogadictos consultan? Eso es cuando tocan fondo. El fondo de cada uno es propio de cada uno, y los tiempos internos de cada uno dependen de cada uno. Ahora, no podemos bajar los brazos y la familia: no desesperanzarse. Por que por lo general ellos no quieren.

Primeramente se comienza a trabajar con la familia o con los referentes que están cerca de la persona adicta. Pero, lo más importante es a no bajar los brazos, hay que comprometerse con los referentes, amigos. El miércoles pasado en la policlínica de Adicciones estuve con un joven que quiere salir de su adicción a la cocaína muy fuerte. Y, cuando salgo, estaban en la sala de espera su papá y un amigo. Y el amigo dice: yo estoy acá porque lo quiero ayudar y sé que va a salir a delante. Hay que valorar las redes que Dios nos da de ese amor incondicional donde me la juego toda para que salgas adelante.

El amor es fundamental. Hay una balanza con dos platillos. Pero, en vez de ser duros hay que ser firmes. Hay un gran mito, y es que solos vamos a poder pero también de puede con la ayuda de otros. Este es un punto fundamental, el amor. Pero también lo es la firmeza. No hay que aflojar. Inconscientemente ellos necesitan la firmeza de sus referentes.Ellos sienten que se están hundiendo en un pantano. Y por instinto de supervivencia van a intentar agarrarse de algo para poder sobrevivir. Si se agarra de juncos ¿Qué seguridad le va a dar de que va a salir? Pero, si me agarro de postes firmes, el equipo, los padres, amigos que ayudan entonces, esto sí les da la seguridad de poder salir.

La persona adicta es manipuladora, seductora, tiende a mentir con mucha calidad. Sobre todo los padres necesitan auto convencerse de que no es tan grave. Entonces es importante detectar que cuando estamos ante una situación de consumo, hay que ir con firmeza hoy que ir en busca de ayuda.

Natalia: Existen diferencias en la rehabilitación de adultos y adolescentes?

Gloria: Si existe una diferencia. Sin embargo, la propia enfermedad va llevándolos a una escalada hacia abajo. Y pronto tocan fondo. A veces para el adulto el tocar fondo representa el perder el trabajo. Perder la pareja, perder su familia. Y es ante estas situaciones que el adulto llega a pedir ayuda.

A veces existen situaciones límites, que se han vivido por parte de los jovencitos y como última opción toman la decisión de irse de la casa. Ellos pueden llegar a manipular la situación.

Hay que animar a no tener la firmeza. Hay que animar a no alanzar, a no temer con el hijo con el cónyuge que siempre va a intentar tender alianzas. Tenemos que mantenernos firmes, con la claridad de que el camino y solamente el camino va a ser buscar ayuda, de que solos no se puede buscar ayuda en equipos profesionales especializados. Y también, buscar la ayuda deDios. Uno debe hacer su parte. En el libro de Josué en el primer capítulo 3 veces dice: Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente.

Se requiere de mucho esfuerzo y de mucha firmeza para llevar adelante un proceso de vida y de cambio. También se necesita mucha valentía. Hay que ser muy valiente, para hablar de lo propio, para mirarse y para dejarse mostrar. Solamente desde esa luz es que uno va a poder cambiar y mejorar.

Drogadicción – Existe la Salida (1ª parte)
Drogadicción – Existe la Salida (3ª parte)

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>