“Dos tipos de caminos”

Título: Dos tipos de caminos

Autor: Herman Harwich
PE1358

Es usted una persona que se ha entregado completamente a Dios?

En este programa Herman Hartwich nos comparte un pasaje de la Biblia situado en Mateo, que nos plantea el Desafío de seguir a Jesucristo!


Descargarlo para tener o compartir con otros:pe1358.mp3



Que tal mis queridos amigos es un privilegio para mi estar junto a ustedes para meditar en la palabra de Dios quisiera invitarles si tienen una Biblia a mano poder abrir en el primer evangelio, el primer evangelio del nuevo testamento que se llama Mateo. En el capítulo siete, voy a estar leyendo, en el verso 13 hasta el 27.

Entrad por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella;

porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan.

Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces.

Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos?

Así, todo buen árbol da buenos frutos, pero el árbol malo da frutos malos.

No puede el buen árbol dar malos frutos, ni el árbol malo dar frutos buenos.

Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y echado en el fuego.

Así que, por sus frutos los conoceréis.

No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos.

Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros?

Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad.

Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, le compararé a un hombre prudente, que edificó su casa sobre la roca.

Descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y golpearon contra aquella casa; y no cayó, porque estaba fundada sobre la roca.

Pero cualquiera que me oye estas palabras y no las hace, le compararé a un hombre insensato, que edificó su casa sobre la arena;

y descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y dieron con ímpetu contra aquella casa; y cayó, y fue grande su ruina.

En el sermón del monte Jesús expuso o varios principios relacionados con la justicia del reino Jesús entonces concluye con ilustraciones de la justicia personal dos puertas, y los caminos,2 clases de profetas, dos clases de frutales,2 clases de siervos,2 clases de constructores. En este pasaje vemos una serie de advertencias en contra de la vida fácil, sobre el los falsos profetas de profesión, sin obediencia, y acerca de constructores sobre cimientos falsos. Se destacan advertencias de serios peligros en los versículos 13,15, 21 y 26. Veamos las dos puertas y los dos caminos. La verdad es que muchas veces he escuchado decir no importa la religión que uno siga, o todos los caminos conducen a Dios, hay otros que dicen todas las religiones son buenas, estas expresiones son incompatibles con las enseñanzas de Jesús no solamente existe un camino, sino que ese camino es estrecho, el camino que conduce a la vida está abierto todos pero el que decida andar en ese camino tiene que someterse a demandas rigurosas. El camino angosto probablemente se refiere a las demandas del disimulado como lo son compromiso personal, renuncia de sí mismo, persecución, tentación y aún la muerte siguiendo las huellas de Jesús.

En Mateo capitulo cinco versos 10 al 12, dice Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos.

Bienaventurados sois cuando por mi causa os vituperen y os persigan, y digan toda clase de mal contra vosotros, mintiendo.

Gozaos y alegraos, porque vuestro galardón es grande en los cielos; porque así persiguieron a los profetas que fueron antes de vosotros. El capítulo seis verso 13 dice: y no las metas en tentación más liberarnos del mal, porque tu uso es el reino y el poder, y la gloria por todos los siglos, amén. Y también en Mateo capitulo 16 versos 24 al 28: Entonces Jesús dijo a sus discípulos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame. Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí, la hallará. Porque ¿qué aprovechará al hombre, si ganare todo el mundo, y perdiere su alma? ¿O qué recompensa dará el hombre por su alma? Porque el Hijo del Hombre vendrá en la gloria de su Padre con sus ángeles, y entonces pagará a cada uno conforme a sus obras.

Y en Mateo capitulo 26 verso 41 dice: velad y orad para que no entréis en tentación. El espíritu a verdad está dispuesto pero la carne es débil. Mis amigos, en el relato de Lucas Jesús pronuncia esta advertencia en contestación a la pregunta ¿Señor son pocos los que se salvan?.

En efecto Jesús está enseñando que pocos llegarían a la vida que él ofrece, son pocos los que andan por el camino angosto, que entran por la puerta estrecha y se salvan. Por otro lado son muchos los que andan por el camino espacioso y entran por la puerta ancha que sea a la perdición. Ahora, quisiera terminar con tres verdades importantes que se desprenden de este pasaje.

Primero mis queridos amigos, es evidentemente muy claro que existen solamente dos caminos en que uno puede caminar, uno conduce a la vida y el otro a la perdición. En Jeremías, por ejemplo, Dios hablando a través del profeta Jeremías capituló 21 verso ocho, Dios dice: he aquí pongo delante de vosotros camino de vida y camino de muerte. Así que dijimos que existen solamente dos caminos en el que uno puede caminar. La segunda verdad importante es, que todos los hombres tienen que escoger uno de los dos caminos.

Porque en toda la palabra de Dios, de etapa a tapa no hay la más mínima insinuación de un tercer camino, o de la posibilidad de la neutralidad, no mis amigos. Escudriña las escrituras iba a llegar a esta conclusión no hay un tercer camino o una posible neutralidad.

Y la última verdad el camino que conduce a la vida es más difícil, es verdad. Y son pocos lo que los escogen, por otro lado el ancho es fácil y atrae a la mayoría. Pero permítame compartir de lo que en una oportunidad leí acerca de un cartel que estaba sobre el dintel de la puerta de entrada de un cuartel militar. Estaba esta frase: aquí formamos a los futuros héroes de la patria, no se atreva a pasar por esta puerta si no está dispuesto a ser uno de ellos. Qué interesante.

Una escuela militar poniendo estas condiciones, aquí se forman los héroes no se atreva a pasar por este lugar, quien no esté dispuesto a ser uno de ellos. Mis amigos el Evangelio tiene dos caras como la moneda, por un lado oir y por el otro hacer. No se edifica con palabras solamente, sino con las acciones. Yo le invito muy cordialmente en el nombre de Jesucristo a ser una de las personas que obedece la palabra del Evangelio que evoca a Dios, se entrega a Dios en un compromiso total, aceptando las demandas del Señor Jesucristo, y no solamente escuchando sus enseñanzas sino aplicándola con toda confianza. Que Dios le bendiga.

“El tiempo de la Salvación de Israel” (2de2)
“Malaquías: Su tiempo, nuestros tiempos!”

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>