Dios Cumple

Título: Dios Cumple

Autor: Abel López PE1276

La palabra de Dios es fiel, y no cambia. “Dios cumple”s el título de esta meditación Bíblica que Abel López entregará en esta oportunidad


 Descargarlo GRATIS a su propio pc para tener o

compartírcon otrosPE1276.mp3



Dios Cumple, le puse por titulo al mensaje de hoy. En la Biblia leemos en el libro de Números, capitulo 23 versículo 19 leemos: Dios no es hombre, para que mienta, Ni hijo de hombre para que se arrepienta. El dijo, ¿y no hará? Habló, ¿y no lo ejecutará?.

Tendía yo quien les habla unos 8 años cuando fui con mi padre a una fabrica de jeringas para inyección, se hacían de vidrio, hoy estas casi ya no se usan. El dueño de la fabrica me regalo un tubito de vidrio y ya en mi casa mi papá vio que yo tenia el tubito de vidrio en mi dedo a modo de dedal, y me dijo que me quitara el tubito del dedo, pues si se rompía, me cortaría.

Yo le dije que no, muy bien me dijo pero si te cortas, te pego una paliza y se fue. Yo seguí jugando con aquel tubito en mi dedo y sucedió lo que yo no quería que ocurriera, el tubito de vidrio de quebró en mi dedo y lo corto profundamente. Inmediatamente me acorde de las palabras de mi papá, si te cortas te pego una paliza. Acudí enseguida a mi mama que ya estaba acostumbrada a curar mis habituales lastimaduras y que desconocía lo dicho por mi papá así que desde ese momento me las ingeniaba para ocultar mi dedo vendado de la vista de mi padre, pensando que si pasaban algunos días se olvidaría de aquella sentencia, ya habían pasado 3 días de aquel incidente y ya me había olvidado yo del asunto así que no oculte mas mi dedo que todavía seguía vendado. Cuando mi papá vio mi dedo vendado me llamo y me pregunto, ¿te cortaste con el tubito de vidrio, no es cierto?.

Recuerdo que yo baje la cabeza, no me animaba a mirar a mi papá, balbuce, un tenue si, pues me costaba reconocerlo, así que mi papá cumplió con lo dicho, si te cortas te pego, y me dio una merecida paliza. En aquel momento yo me enojé con mi papá, pero hoy analizando bien todo eso, lo comprendo. Mi papá no fue injusto.

Ahora, ¿porque mi papá no me quieto el tubito de vidrio, y el asunto terminaba allí?. Queridos amigos, ¿alguna ves oyeron hablar del libre albedrío?. Libre es quien goza de libertad para hacer lo que quiere y albedrío es libertad de la voluntad humana, capricho, antojo. Mas de una vez me preguntaron, ¿por qué Dios que todo lo sabe, no saco del huerto de Edén, aquel árbol del conocimiento del bien y del mal?.

La respuesta es que Dios quería que el hombre fuese responsable de sus propias decisiones. Leemos en Génesis capitulo 2, versículos 16 y 17: Y mandó Jehová Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer; mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás. Con esto Dios le estaba dando a Adán, la oportunidad de hacer como Adán quisiera, podía no comer y nada hubiese ocurrido y podía comer, cosa que hizo, acarreándose el y toda la raza humana las tremendas consecuencias de aquel pecado de desobediencia.

Adán introdujo el pecado en el mundo el apóstol pablo escribiéndole a los Romanos en el capitulo 5 y versículo 12 dice: Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron. El pecado cual una enfermedad congénita, congénita es engendrado juntamente, nace con uno con el. Luego de cometer el pecado de desobediencia Adán y Eva se escondieron de la presencia de Dios, porque sin duda las palabras de Dios resonaban en los oídos de Adán, no comerás de el, porque el día que comas, ciertamente morirás. cuando yo me corté el dedo recordé la sentencia de mi papá, si te cortas te pego. por eso mi reacción fue ocultar mi dedo de la vista de mi papá pensando que aquel asunto con el correr del tiempo perdería vigencia la sentencia, Pero llega el momento de rendir cuentas ese momento que aunque se dilate en el tiempo, siempre llega aunque uno no lo quiera yo frente a mi padre contestando su pregunta y recibiendo el merecido castigo. Adán y Eva frente a Dios.

Luego de que él los llama, respondiendo aquella pregunta ¿Has comido de aquel árbol que yo te he dicho que no comieses? Adán como todo ser humano quiso justificarse delante de Dios. y aún más. Indirectamente culpar a Dios, pues la contestación de Adán fue, la mujer que me diste por compañera me dio del árbol y yo comí. No hay ninguna excusa valedera, para Adán pues Dios mismo le había dicho a él No comerás.

Amigo querido piensas tu que Dios obró injustamente con Adán al cumplir con aquella sentencia pronunciada? leímos al comenzar un texto en números, capítulo 23 y versículo 19, Dios no es hombre para que mienta ni hijo de hombre para que se arrepienta. Él dijo y no hará, habló y no lo ejecutará. Amigo, quizás tu piensas que con el correr de los años, Dios olvidará aquello que él dijo, que no cumplirá contigo pero que escucha lo que dice su palabra en Nahum capítulo 1 versículo 3: Jehová, tardo para la Ira y grande en Poder. y no tendrá por inocente al culpable.

Solo hay una forma de escapar de la justa, condenación. horrenda cosa es caer en manos del Dios vivo. leemos en hebreos 10, versículo 31. pero qué consolador es poder leer estas palabras en Primera Timoteo capítulo 2 versículos 5 y 6. porque hay un solo Dios y un solo mediador entre Dios y los hombres. Jesucristo Hombre. El cual se dio a sí mismo en rescate por todos, Sí, querido amigo oyente, el Señor Jesucristo el Hijo de Dios pagó el precio de nuestro rescate, de la condenación eterna. Sabes tú cuál fue el precio?

Leo lo que el apóstol pedro escribe, en su primera carta, capítulo 1 el versículo 18 y 19. Sabiendo que fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir, la cual recibisteis de vuestros padres, no con cosas corruptibles como oro o plata, sino con la sangre preciosa de Cristo. El poeta cristiano escribe: no soy rescatado con oro o con plata. no vale el dinero en los ojos de Dios, la sangre preciosa de Cristo fue el precio de mi redención de la condenación. Amigo oyente, pensaste alguna vez por qué el precio del rescate de tu alma y de la mía fue de la sangre del Hijo de Dios?

El escritor del Libro de Hebreos, en el capítulo 9 y versículo 22 nos dice, y casi todo es purificado según la ley con sangre y sin derramamiento de sangre no se hace remisión. Remisión es Remitir, perdonar. y pedro está hablando aquí de los pecados y sin derramamiento de sangre no hay perdón de pecados. y no sangre de animales como se hacía antes de Cristo el profeta Isaías registra las palabras, dichas por Dios con respecto a aquellos sacrificios. Isaías capítulo 1 y versículo 11 dice: para qué me sirve dice Jehová, la multitud de vuestros Sacrificios? hastiado estoy de holocaustos, de carneros y de cebos de animales gordos. no quiero sangre de bueyes, ni de ovejas ni de machos cabríos. Aquellos sacrificios del antiguo hoy podemos compararlos a las buenas obras las cuales no pueden perdonarnos de nuestros pecados, la vida eterna y la salvación del alma. el apóstol pablo escribiendo a los Efesios, en el capítulo 2 versículos 8 y 9 dice: porque por gracia sois salvos por medio de la fe, y esto no de vosotros pues es don de Dios. No por obras para que nadie se gloríe. Esto quiere decir que ninguno estará en el cielo por lo que haya hecho. si no solo por la fe puesta en aquel que murió en la cruz.

 Amigo querido Dios cumple , dijo el mismo señor Jesucristo en Juan capítulo 3 y versículo 18. el que en él cree no es condenado. pero el que no cree ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito hijo de Dios. La conclusión del mensaje es esta: o crees en cristo como tu salvador y aceptas que la sangre que él derramó en la cruz puede limpiar y borrar todos tus pecados o no crees y te pierdes por la eternidad en la condenación más espantosa el lago de fuego y azufre en donde estará Satanás, y todos sus seguidores. Una vez más querido amigo oyente, cree en el Señor Jesucristo y serás salvo. Amén.

La hora de Su gloria 3 de 3
El Perdón

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>