Desempleo (1 de 2)

Título: Desempleo (1ª parte)

Autor: Sergio Píriz
TA83

Sergio Píriz cuenta cómo él y su esposa pasaron por un muy difícil momento ante la pérdida de su trabajo en un laboratorio de gran renombre en el Uruguay. A partir de esa situación dice Sergio que más que un Dios, logró conocer a un Padre.


 


DESCARGARLO PARA TENER O COMPARTIR CON OTROS:  ta83.mp3


 


 


Elena: Bienvenidos a un programa más de Temas de Actualidad donde de un modo u otro tratamos de abordar diferentes temáticas que a todos en un momento de nuestra vida nos afecta o nos afectara. Y en el día de hoy vamos a tratar un tema que por cierto, y mas en nuestros países se da con mucha frecuencia y también por que no en Europa y en Estados Unidos pero de pronto no tan directamente, el tema del desempleo. Y para eso tenemos un invitado que ha pasado por esta experiencia bastante dura durante varios años a quien le damos la bienvenida, se llama Sergio Píriz, es casado, tiene 41 años, bienvenido Sergio.

Sergio: Bueno, muchas gracias por la invitación.

Elena: Un poquito breve, cuéntanos como comenzó tu historia, de desempleado. Tu trabajabas en un laboratorio.

Sergio: Trabajaba en un laboratorio líder aquí en nuestro país. Y bueno como suela sucederle a las grandes empresas, a veces tienen que pasar por algunas crisis determinadas y se ven en la necesidad de hacer reducción de personal, y bueno, en la lista esa de reducción fui yo incluido. No fue mala voluntad de la empresa, simplemente fue una circunstancia del mercado y ellos se vieron en la necesidad de hacer eso, y bueno así fue que tuve que salir a buscar empleo.

Elena: Y en ese momento, supongo por mucha gente que lo ha pasado cuenta eso, como que uno se siente que el piso se le abre debajo, como que toda la estructura, contanos un poquito eso, tu estructura familiar se ve desmoronada en ese momento.

Sergio: Claro, totalmente mas que yo allí recibía un salario bastante decoroso, hacia 5 años que yo trabajaba allí en el laboratorio y bueno, el salario daba como para pagar todas la necesidades, alquiler, mi señora no tenia la necesidad de trabajar, teníamos a Santiago de 2 años, pero cuando me despiden, un 24 de Diciembre cobro el despido…

Elena: …que fecha…

Sergio: …en el año 95 allí, mi segundo hijo tenia 2 semanas de nacido, que eso sumaba un poquito la, ansiedad digamos, la preocupación.

Elena: ¿Y en ese momento cual fue tu sentimiento, de esperanza, bueno, mañana consigo otro trabajo o en Enero pronto voy a conseguir otro trabajo o fue de gran de sazón en ese momento o eso vino después?

Sergio: Yo ya sabia que, previo al despido están los 6 meses esos de Seguro de Paro y hasta el ultimo momento había posibilidades de poder seguir en la empresa, pero yo era muy realista, era muy probable que fuera despedido y yo sabia que Dios iba a proveer, que no me iba a dejar de lado, y sinceramente tenia una tranquilidad, una tranquilidad en ese sentido ya que estaba muy agarrado a lo que eran las promesas allí puestas en la Biblia.

Elena: ¿Te acuerdas de alguna en particular que te haya ayudado en ese momento?

Sergio: Si, varias veces se usa esta expresión: no te dejaré, ni te desampararé, tanto en el antiguo testamento, como en el nuevo testamento, usa esa expresión, dicha por Dios mismo, no te dejaré, ni te desampararé, y estaré contigo hasta el fin de los tiempos, y esa fue una promesa que Jesucristo la dejo muy claro para aquellos que creen en él, y yo me agarre de esa promesa, y creo en un Dios real, creo en un Dios vivo que es real, que no lo vemos pero se que esta en el cielo y que esta velando por nuestras vidas.

Elena: Porque tal vez mucha gente que nos pueda estar escuchando y pueda estar pasando por esa situación, bueno, Dios tal vez no forme parte de un desempleado, de alguien que ha perdido su trabajo, pero en este caso quienes creemos en Dios creemos que él esta formando parte de ese problema, y en tu vida en ese periodo lo estabas sintiendo puntualmente.

Sergio: Si, si, yo tenia la certeza, como es la definición de la fe, dice la Biblia que la fe es la convicción de lo que no se ve, la certeza de lo que se espera, o sea estaba convencido, estaba seguro de que Dios iba a cumplir lo que él prometió y si bien el día que me despiden todavía no tenia nada concreto, si bien yo estaba buscando hacia tiempo trabajo y no aparecía, pero yo sabia que Dios iba a contestar, y el 2 de enero, ahí ya apareció una propuesta de trabajo, una propuesta que fue empezar un negocio de frutas y verduras, y fue increíble como Dios proveyó, y bueno con ese despido yo pude abrirme ese negocio y empezar a trabajar.

Elena: tu nos comentabas también un poco preparando este programa que después las cosas fueron cambiando un poco a pesar de que en ese año las cosas fueron un poco bien la situación comenzó a empeorar. Y también queremos que nos cuentes eso, de la situación de las deudas y demás que tu vivías en ese momento.

Sergio: Claro porque empezaba una nueva vida para mí, yo hasta ese momento había trabajado 5 años en el laboratorio antes de haber trabajado en el laboratorio ya había trabajado en otras empresas, y nunca me había enfrentado a poder trabajar por mi cuenta. O sea yo siempre había sido operario y era nuevo para mí como para mi señora el hecho de ser independientes. Y por fuerza mayor tuvimos que empezar a abrirnos caminos en la vida, de esa manera y totalmente la falta de experiencia llevó a que empezaran a aparecer deudas, no era fácil como te digo el tema, el negocio era algo nuevo para nosotros y bueno producto pienso que de la ignorancia, no supimos manejar algunas cosas y bueno cuando quisimos acordar, el negocio empezó a caer y la situación se empezó a complicar y empezamos a pedir préstamos y nos comenzamos a endeudar y nos empezamos a endeudar y cuando vimos, era una bola de nieve que empezaba a crecer, y bueno eso fue aumentando hasta tener una deuda muy importante y la situación estaba complicada no?

Elena: Y durante ese tiempo, ustedes como familia también cómo lo estaban viviendo porque supongo que para el hombre de familia no tener trabajo, tu esposa con un bebé chiquito, y en esa situación la familia cómo lo estaba enfrentando?

Sergio: Bueno, gracias a Dios nos mantuvimos unidos, si bien tuvimos momentos donde realmente no sabíamos qué hacer pero fue buena la unidad que tuvimos como matrimonio con mi esposa y juntos buscábamos una salida siempre. Después cambiamos de rubro, en el rubro de la vestimenta allí empezamos también a buscar pero siempre buscando una salida pero una cosa importante nunca quejándome ni tirándome en contra de Dios. Siempre convencido de que Dios iba a ser fiel siempre estuve de su lado, nunca me fui de la iglesia, de la comunión con los demás creyentes, y siempre estaba convencido de que esto iba a pasar de que era una tormenta que iba a pasar y que esas eran nubes que se iban a disipar y que el sol iba a salir no?

Elena: Y hablando de esas tormentas por las cuales tal vez muchos de nuestros oyentes están pasando en este momento, sabemos que es muy difícil vivir en esa situación porque la factura de la luz, de el agua, continuamente está llegando a nuestra casa y es muy difícil afrontar cada día, para ir terminando Sergio y después ir continuando en el próximo programa ahondando un poquito más en lo que fue esta situación, cuál sería tu consejo, tu mensaje, para aquellas personas que hoy están pasando por ese problema ya que sabemos que hay mucha gente hoy que está viviendo este flagelo?

Sergio: El consejo que les doy es que es una buena oportunidad para buscar de corazón a Dios. Aún conociéndole verdad? A veces decimos que le conocemos pero los momentos difíciles le vienen a los buenos a los malos y a todo el mundo no? O sea, no porque seas así te van a venir cosas malas. Las cosas malas le suceden a todo el mundo y es una buena oportunidad para poder buscar a Dios de todo corazón y conocerle más porque después en otra oportunidad de cómo a través de esos problemas uno logra poder ver una faceta de Dios que no conocía antes en la comodidad, en la comodidad conocía a un Dios blando pero, a través de la situación difícil logré conocer un padre que realmente más que un Dios logré conocer un padre.

Testimonio de Steve (3 de 3)
Desempleo (2 de 2)

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>