Depresión en el Matrimonio I

Título: Depresión en el Matrimonio I

Autor: HermanHartwich 
No.: EA254

La depresión en el matrimonio, tema tan actual, tratado por el Pastor  Herman Hartwich, que, entre otras cosas nos comentas de sus experiencias como consejero Matrimonial.-


  • RecetaMorroneso Ajíes rellenos
  • ConsejoDe Alicia María López


 


Descargarlo a su propio pc para tener o compartír con otros:  
ea254.mp3 



 


Entrevista con Herman Hartwich 

Sandra: Y bien amigas ha llegado el nuevo encuentro aquí en la mesa de trabajo con los invitados, porque cuando nos encontramos con Natalia preparamos todo el material como les hemos contado hasta este momento, preparamos todo lo que tiene que ver con la cocina, con los consejos pero siempre hay un tema central que nos atrae y que nos hace reflexionar, en este caso estamos con el Pastor Herman Hartwich a quien queremos darla la bienvenida en este día, ¿cómo estas Herman?.

Herman: Muy bien Sandra, muchísimas gracias yo también tengo un gran placer de estar junto a ustedes en esta oportunidad.

Sandra: Y bueno, nos convoca un tema que si duda nos convoca mucho a las mujeres, las mujeres casadas ni que hablar, y aquellas que piensan casarse también deberían plantearse ya algunos temas respecto a la pareja. En una reunión que tuviste aquí en Montevideo, en el Uruguay en el día de ayer, en una reunión para matrimonios, vos exponías un tema que es muy importante, que es, ¿qué pasa cuando alguno de los miembro de la pareja sufre depresión, como afecta esto al matrimonio ?.

Herman: Sin duda que esto es un problema que lo azota a toda nuestra sociedad, porque la mayoría de los matrimonios en determinado momento alguno de lo integrantes de la pareja, va a experimentar algún tipo de depresión, también decíamos que no necesariamente tiene que ser una depresión, sino una infelicidad pasajera que se debe a ciertas circunstancias que la pareja esta viviendo, ya sea en el orden laboral, económico, espiritual, familiar; hay muchos factores que interviene en ese estado anímico de las personas. Y por eso no hay un hogar, no hay un matrimonio que en determinado momento de la vida no sea visitado por este “Cuco”, podríamos decir que asusta a muchas parejas.

Sandra: ¿Y como hacer porque uno piensa es esa situación y uno no sabe como ayudar a un amigo o una amiga, mucha mas terrible cando es una persona tan cercana, y parece que uno se siente impotente, porque la persona plantea su tristeza, su preocupación o vera todo negro, no se diferentes características, y uno dice: que hago, como lo ayudo, de todo lo que le digo nada le viene bien?

Herman: Si, la verdad es esto, que cuando una persona entra en un estado de depresión justamente como tu decías una de las características es que la persona se encierra, se desanima, comienza a aislarse, comienza a irritarse con la felicidad, con la alegría que otros manifiestan, y eso le lleva a aislarse y a recluirse. Dentro de los muchos sentimientos que experimentan, por ejemplo, también se da mucho a dormir o siempre anda agotado, o siempre esta mal dispuesta, sentimientos de culpabilidad, tristeza profunda y constante, como tu decías, ve todo gris, todo negro, o sea desesperanza, falta de control. Hay una serie de síntomas que podemos notar y eso a veces hace difícil para acercarse a la persona porque vos no sabes como va a reaccionar, como va a actuar esa persona que esta viviendo en una situación que si ella no lo comunica, que si ella no abre su corazón, sino expresa sus sentimientos es muy difícil de comprender.

Sandra: Tu en tu experiencia de pastor a lo mejor has tratado con personas que están sufriendo este tipo de características, así depresivas, ¿y como hacer para que alguien se habrá, que es lo que vos haces, porque a veces aunque uno pregunte y hable, la persona no quiere, le cuesta, no se, o por lo menos no dice con franqueza cual es la causa de su problema?

Herman: Si efectivamente yo compartí anoche usando una frase que dijo Abram Lincol, que dijo que “La mayoría de las personas son tan felices como decidan serlo”. Entones hay una realidad, que las personas pueden recibir la ayuda en la mediada que ellos se permitan ser ayudados y para ello tienen que participar, y esto no es fácil, no es fácil, tu decís ¿cómo hacer?. Hay gente que es muy terca, yo no se si es, muy orgullosa, o en definitiva que no quiere revelar su necesidad, no quiere reconocer el estado en que se encuentra, como dice el dicho comúnmente ” No hay peor ciego que el que no quiere ver”. A veces es una posición un poco masoquista, que la persona esta en el estado que está, porque al fin y al cabo yo no se si le gusta estar en ese estado, por un lado es incomprensible, porque se queja pero a su vez no revela que es lo que está sintiendo, no es fácil; no es fácil porque la persona puede tomar una decisión de abrir su vida o permanecer cerrado, no es fácil, yo creo que necesita de mucha paciencia, de mucha confianza, de parte de la persona que esta deprimida, lograr la confianza con el que se acerca, a veces hay que hacer distintos intentos a través de distintas personas a lo cual llegue al punto de que con una llegue a tener a suficiente confianza y poder abrir su corazón, cosa que a veces en una pareja ni siquiera se da la confianza con su cónyuge, a veces puede la persona abrirse con un extraño o una extraña y no a la persona que le conoce, a la amiga, a la familiar, pero vuelvo a decir a los estimados amigos, ustedes pueden ser felices en la media que decidan hacerlo, ustedes pueden salir de los estados depresivos en la medida que quieran salir, siempre y cuando se permita o permitan a otros ayudarle.

Sandra: De esto vamos a estar hablando en esta entrevista, vamos a escuchar algo de música ahora, quizás alguna canción adecuada para este tema y enseguida volvemos, conversando de las estrategias, ¿qué hacer cuando a una persona en la familia, en el matrimonio se encuentra con depresión?.

Sandra: Queridas amigas estamos devuelta luego de la música, estamos compartiendo con ustedes este tema tan importante que puede ayudar a nuestras vidas. ¿Qué hacer cuando hay depresión en el matrimonio?. Conversamos con el Pastor Herman Hartwich quien en este día nos esta aclarando algunos puntos, por ejemplo Herman, este tema de ¿que hacer si la pareja no establece esa confianza con uno como para contarle, bueno me pasa tal cosa; hay que buscar ayuda en un tercero; esto esta bien?

Herman: Bueno Sandra, yo creo en lo que a sido mi experiencia en muchos años, es que no es fácil encontrar a una pareja que juntos busquen ayuda, o que solamente entre ellos salgan adelante, por lo general, no se si siempre, pero a mi me ha acontecido, y es que uno de los dos viene a buscar ayuda, porque no se anima, a veces a decir, a revelar todo lo que siente a su esposo a su esposa, por su puesto que uno tiene que tener encuentros juntos, porque es muy delicado, inclusive cuando se trata de una esposa, de una mujer; yo nunca tengo una entrevista solo con ella, yo creo que no es ético, y para ellos, por ejemplo, puede estar mi esposa, u otra persona de confianza que con la autorización de la que hace la consulta, vamos a decir la que esta buscando ayuda, con su consentimiento puede participar de la charla. Pero que lindo es cuando la pareja puede tener esa comunicación y esa determinación de juntos buscar la ayuda, no hay cosa mas linda de ver que una pareja que juntos van a un consejero espiritual, o al medico inclusive, cuando tiene una consulta medica, que van interesándose continuamente, permanentemente el uno por el otro, pero hay parejas, donde parece, que cuando se trata de estas situaciones uno se aísla y al otro se le es bajada la persiana.

Pero en este caso creo que la persona, o cualquiera de los dos, ya sea por ejemplo, si la esposa esta en depresión y ella no atina a buscar ayuda, muy bien, el esposo puede tomar la iniciativa de buscar ayuda, ya sea hablando con una amiga, con un pastor, con un consejero, con una consejera, lo que sea, de alguna forma acercarse a su cónyuge que esta necesitado para ver si esa persona que esta viviendo la depresión puede abrirse, porque a veces el mismo estado depresivo lleva a que la persona no quiera abrirse con nadie, o llevas a aislarse, a encerrase en su casa, hay distintas manifestaciones, pero a mi me a tocado de que he sido llamado por el cónyuge que anda bien ara atender al conyuge que esta deprimido, o sea haber ido uno de la pareja a pedir ayuda para salvar la situación, para intervenir, para aconsejar en alguna manera. Y a sido muy interesante porque si la persona no tuviera esta actitud, estaría condenando su matrimonio al fracaso.

Sandra: La persona que se encuentra con un estado mas saludable es quien toma el paso mas saludable.

Herman: Claro, si no tiene iniciativa la persona que esta en depresión es correcto y debe hacerlo el cónyuge que esta bien.

Sandra: Y cual a sido la reacción de aquellas personas que si estaban mal y vos te acercaste por iniciativa del otro.

Herman: Bueno yo creo que en definitiva cuando uno comienza a dialogar con ellos se dan cuanta de cuando uno tiene un verdadero interés por su bienestar, que uno no es solamente una persona entrometida, y que no tenes la mas mínima intención de lastimarla ,ni degradarla, ni de humillarla, porque ya de por si se siente mal se siente menguada, se siente débil, entonces se necesita una muy buena cuota de amor de comprensión y de paciencia, y cuando viene un tercero generalmente la persona no reacciona negativamente, en el sentido de quizás, por respeto, por ética. Pero en mi experiencia personal ha sido muy positivo.

Sandra: Vamos ahora a escuchar algo mas de música y cuando regresamos vamos a comentar cual ha sido la solución que pudiste brindar a esta gente que conociste que fue a consultarte, de alguna manera por su citación, ¿cual es la clave para salir de todo esto?.

Sandra: Y la música transcurre y también esta entrevista que esta llegando a su fin, pero no sin antes saber la clave, porque hablar de los problemas a veces es fácil diagnosticar, decir todo está así como está, pero ¿cuál es la solución?; y tu decís a veces me llaman y voy a asesorar a un matrimonio, ahora cuando alguien va a asesorar es porque algo tiene para decir, ¿cuál es tu consejo para estas familias que están en problemas?.

Herman: Bueno, Sandra, yo considero que nadie puede dar lo que no tiene por eso pienso que yo no soy un psicólogo, no soy un técnico en la materia de la parte de la mente, o sea de la psicología, de la psiquiatría pero si tengo algo maravilloso en mi vida y es haber descubierto, haber encontrado, haber conocido y seguir conociendo lo que es el poder con mayúscula, el Poder que puede producir una vida feliz, de amor, de paz, de equilibrio total de la persona. Porque nosotros, como decíamos en el seminario de matrimonios, somos seres tripartitos, contamos con un cuerpo, un alma y un espíritu, o sea que tenemos la parte de la voluntad, de los sentimientos, tenemos esa parte que no la tienen el resto de las criaturas , que es la parte espiritual, la capacidad de relacionarnos con Dios. Muchas personas quieren solucionar sus problemas de depresión, los problemas de pareja, pero no necesariamente por los medios que Dios ha establecido en su Palabra, entonces solucionan temporalmente, algunos problemas, como por arriba, es como una herida que sana por fuera, pero adentro sigue la infección, la podredumbre, y tarde o temprano termina en una gangrena desastrosa donde hay que amputar, donde la pareja culmina en una separación definitiva a causa de la depresión, y podía haber sido salvado en una forma tan sencilla, tan clara como es la Palabra de Jesucristo.

Estimados amigas, estimadas señoras, y señores que nos están escuchando en esta oportunidad; sepan que Jesucristo el hijo de Dios vino para darnos vida y vida en abundancia, esto quiere decir que no es su voluntad que ustedes estén sufriendo, que ustedes estén sufriendo bajo el peso de la depresión, bajo el peso del desanimo, de la frustración, del fracaso, él quiere que ustedes sean felices y por lo tanto lo primero que tiene que hacer una pareja para batallar y para tenerla victoria sobre el estado de depresión en el matrimonio, recuperar lo que quizás un día experimentaron, es invitar a Jesucristo a ser el Señor y Salvador de sus vidas invitarle a ser participe de esa pareja, porque no hay cosa mejor que Jesucristo sea participe de la vida de la pareja. No basta con decir, “si nosotros recibimos la bendición en la Iglesia”, mucha gente me dice “nosotros recibimos la bendición del matrimonio en la Iglesia”, pero eso no es un acto como por arte de magia que garantiza la felicidad, la felicidad hay que cultivarla, hay que darle la vida verdadera, y esta vida viene a través de Jesucristo.

Sandra: ¿Has visto matrimonios cambiados a través de Jesucristo?.

Herman: Ni que hablar, efectivamente la mayoría de la gente que, o sea toda la gente que conoce a Jesucristo realmente son vida cambiadas, vidas transformadas. No tendríamos tiempo para contar de la cantidad de matrimonios que estaban al borde del desastre, de la ruptura, y como se salvaron y hoy son matrimonios sumamente felices todo por la gracia de nuestro Señor Jesucristo, porque él es recibido en sus vidas como Señor y Salvador.

Sandra: Que lindo, ojalá que cada uno de los amigas que escuchan y viven una citación difícil pueda aferrarse a estas palabras y así pueda buscar a Dios para que llegue a si vida y que revolucione todo, que cambie todo para bien. Nosotros queremos invitarte Herman para estar en el próximo programa para seguir hablando de este tema que sin duda así como es muy complejo y un tema muy basto también lleva un poco mas de tiempo tratarlo.

Herman: Como no.

Sandra: Así que nos encontramos con Herman Hartwich en el próximo Entre Amigas.

Oración
Depresión en el Matrimonio II

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>