Demostrando el amor cristiano

Título: Demostrando el amor cristiano

Autor: FranciscoNúñez
No.: EA211

Francisco Núñez nos cuenta acerca de un proyecto muy importante que se basa en la oración, para poder demostrar el amor Cristiano.

Apartede comentarnos acerca de algunas experiencias de su vida.

  • RecetaÑoquis de papa
  • ConsejoArticulo de revista: “Apuntes Pastorales” 


 


Descargarlo a su propio pc para tener o compartír con otros:  
ea211.mp3 



 


Entrevista con Francisco Núñez 

 Sandra: Queridas amigas ha llegado el momento entonces de encontrarnos, cómo siempre, servir esta mesa donde nos encontramos con amigos y en este caso , México esta de fiesta porque recibimos a una de las personas de su tierra, así que bienvenido el hermano Francisco Núñez, el esta visitando Uruguay, y ya el vamos a conocer, poquito a poquito vamos a ir preguntando cosas para saber cómo es el, como es su familia, cual es su ministerio; bienvenido.

Francisco: Gracias mi hermana Sandra, es un placer estar aquí, gracias por este rico té que podemos compartir juntos y poder llegar hasta la casa, el auto, el autobús, con nuestros amigos y poder saludarles. Que Dios bendiga a cada uno en este día.

Sandra: Sin duda que va a ser así. Y es increíble como Dios prepara cada mensaje, cada entrevista, cada tema, que vamos a tratar para que llegue especialmente al corazón de nuestras amigas. Bueno en este caso, le estamos recibiendo a usted en nuestro país, en nuestro Uruguay, así que además de la bienvenida en nombre de los uruguayos, quiero preguntarle acerca de cual es la razón de su visita.

Francisco: Hermana Sandra, estoy en Uruguay porque estamos teniendo un esfuerzo evangelístico en nuestra organización, ósea, estamos con la Convención Bautista aquí, y en otros países, ahora vengo de Ecuador, vengo de Chile, vengo de Perú, vengo de Argentina, voy para Brasil, entonces estamos haciendo esto, pero la razón precisamente es la preparación de las iglesias para el trabajo evangelístico. Y yo creo que el asunto evangelístico lleva un proceso, para mi es el embarazo de bebes si puedo usar bien la expresión, la persona cuando quiere que una persona conozca de Jesús, yo creo que tiene que tener un embarazo primero, tiene que llegar a amarla y yo creo que al amor respondemos todos, entonces eso es lo que estoy haciendo acá.

Sandra: ¿Y como se da ese proceso, a ver?

Francisco: El proceso mi hermana, comenzamos con una tarjeta que le llamamos “Operación Andrés” que creo que tu la conoces ya que Billy Graham ya la usa por mucho tiempo, con su permiso la adaptamos y todo, y luego la persona empieza a orar por la persona que quiere que conozca de Jesús, no tanto hablarle de la Biblia, no tanto hablarle de religión, por que no queremos tanto el asunto que valla con ese aspecto, pero queremos mucho que valla con el sentido de amor, que la persona sepa que se le ama, yo creo que en este momento mi hermana, la mayor necesidad que hay es ese amor que necesita sentir la persona, sentimos odio en todos lados, en este momento, lo de España y los atentados a los trenes, la torres gemelas, vemos odio en todos lados, vemos muerte, vemos todas las cosas así. Así es que comienza ese proceso con amor entonces la persona empieza a orar por la persona que quiere ganar para Cristo. Luego ora por sus necesidades también, la convida para compartir con ella una cena, una comida, un juego, un programa de televisión lo que sea para convivir ambos en ese aspecto. Entonces ese es el propósito, lo enfocamos por ahí, y entonces vamos en ese proceso hablándole de Jesús.

Sandra: Muy bien, déjeme resumir entonces, pensemos que yo tengo, ¿cuántos amigos en la “operación Andrés”?

Francisco: Diez.

Sandra: Buscamos diez amigos, pienso en mis compañeros de trabajo, quizás en mis compañeros de estudio, en mis vecinos, los anoto allí y cada día oro por ellos para que Dios les recuerde y tenga misericordia de ellos para salvarlos primeramente y luego por sus necesidades, ¿verdad?, ¿voy bien es este proceso?.

Francisco: Exacto, perfectamente vas.

Sandra: Perfecto, además de orar por sus necesidades también me fijo cual puede ser la forma de compartir con ellos y empiezo a compartir lo que ellos necesitan, puede ser como usted dijo, una comida, un espacio de juego, de encuentro, en fin, demostrar el amor que le tengo.

Francisco: Exacto.

Sandra: Perfecto, ahora hermano Núñez, ¿esto no debería ser lo natural en la Iglesias?.

Francisco: Yo creo que debería de ser lo natural, hermana, por eso lo estoy impulsando, porque yo creo así, que debería ser algo natural, es para mi, por eso estoy diciendo que lleva un proceso, porque para mi es un proceso de un embarazo y yo creo que la mama, al menos el papa, esa fue mi experiencia, el hijo se empieza a amar o la hija se empieza a amar desde ese momento que uno sabe que esta en el vientre. Entonces creo yo que ese amor es el que nos lleva a evangelizar. Yo tengo un hijo ahora ya grande, el tuvo un derrame cerebral cuando tenia 22 años y yo quiero decirte que yo sigo amando a ese hijo, lo sigo queriendo, que lo sigo acariciando, que lo sigo mimando, dentro de su inconciencia lo sigo queriendo, porque yo creo que eso es para mi el ser Papa; el ser una persona de la familia, y yo creo que lo que tenemos que ser dentro de la Iglesia es sentir eso por esa persona que sufre, que necesita, y que necesitamos amarla, que necesita tener el cariño y el amor. Que el amor de Dios fluya a través de nosotros. Muchas veces nosotros queremos darle a la persona Biblia, queremos darle conocimiento, queremos prepararla, queremos hablarle, pero muchas veces la persona necesita un abrazo, necesita una palabra de aliento, necesita una sonrisa, necesita una palmada de animo, y estoy de acuerdo contigo totalmente hermana que eso es para mi lo normal que debería de ser en cada uno de nosotros.

Sandra: Sin embargo, algo debe estar pasando que necesitamos seguir estimulándonos, porque parece que nos quedamos en esta misión, y no siempre actuamos de la forma natural que debería ser de un creyente. Vamos a seguir hablando de esto en el próximo bloque, pero primero le queremos hacer un regalo de amor también a usted, como se llama su hijo se llama Francisco, bueno por Francisco exhortamos a nuestras amigas que puedan estar orando alrededor del mundo, digamos, para que bueno el este bien y se de cuenta del aprecio de todos nosotros y el Señor de alguna manera en especial pueda trasmitirle las oraciones de todos nuestras amigas.

Francisco: Gracias hermana.

Sandra: Francisco Núñez, si bien es Mexicano y uno puede apreciarlo en su tono de voz y en su acento al hablar, sin embargo vive en Dallas, ¿verdad Francisco?.

Francisco: Vivo en Dallas, en E.E.U.U., cambie por causa del ministerio, antes hermana Sandra, yo era negociante, comerciante, pero luego el Señor me llamo al ministerio, tuvo esa locura de llamarme y entonces vendí todos mis negocios para dedicarme exclusivamente para compartir la palabra.

Sandra: ¿Cómo es un día de Francisco Núñez?

Francisco: Ocupado. Me gusta levantarme muy temprano a pesar de que nadie me esta vigilando, ni nadie me exige nada, me gusta levantarme temprano, tener mi devocional temprano también, me gusta desayunar temprano y empezar el día, así es que no me gusta entretenerme mucho, no soy de ese tipo de persona, a pesar de que viajo por muchas partes del mundo no conozco porque no me atrae eso, me gusta estar trabajando haciendo lo que estoy haciendo en este momento.

Sandra: Es que hay mucho para hacer, ¿ no es cierto?.

Francisco: Si señora.

Sandra: Realmente me acuerdo las palabras de un hermano que trabaja con la Asociación Billy Graham, y en algún momento dijo, bueno, la hora de descansar vendrá cuando estemos con el Señor Jesús, ahora es momento de trabajar, y parece que eso se refleja en su vida.

Así que muy bien, felicitaciones. Estábamos hablando de este estímulo que usted le ha estado dando a las iglesias para que ellas respondan de la manera que ellas deberían responder naturalmente cuando Cristo toca la vida de una persona ¿Cómo se hace esto? Usted visita cada país y allí tiene una entrevista con los pastores con las familias, ¿Cómo es?

Francisco: Hermana, me entrevisto más con los pastores y líderes de las iglesias para pasarle la visión para que ellos la pasen más adelante. Así que gracias a Dios tengo mucha gente, porque este año, tenemos 97 cruzadas en el mundo. De estas 97 es imposible que Francisco pueda estar en todas. Ni en la preparación ni en muchas cosas puedo. Pero trato de pasar la visión. Tenemos materiales preparados para compartirlos y entonces ellos pueden, entonces como tenemos ahora en Tacuarembó una persona, y luego hay otro en Fray bentos entonces son 3 personas las que están coordinando esto y entonces nosotros estamos ayudando.

Sandra: Una vez que el pastor tiene la visión ¿Cómo se aplica?

Francisco: Lo aplicamos en la Iglesia local entonces cada uno empieza a orar por los 10 Por ejemplo si hay una iglesia de 30 miembros, se está orando por 300 personas directamente. Por ejemplo. Ayer recibí un e-mail de Quito en donde estuve la semana pasada, y entonces me contaron que celebraron el culto de los 10 y tuvieron 60 nuevos convertidos en un culto. ¿Por qué hacen eso los hermanos? Es que la iglesia de 30 miembros está orando por 300 personas directamente pero indirectamente tienes a otras personas. Y cuando tienes el convivio, cuando les recomendamos que tengan ese convivio entonces les pedimos que inviten a sus familias también. A sus hijos a sus esposas, si es por el varón que estamos orando, si es la señora por la que estamos orando, invita a su esposo, se les dice que vengan junto y luego se celebra, se celebra en familia. Eso es de tremenda bendición y Dios está multiplicando eso y es así que doy gracias a Dios por eso.

Sandra: Muy bien, muy bueno entonces, yo le sigo invitando a escuchar música, porque sin duda es un espacio intermedio allí, que nos deja ir como procesando todos los datos que usted nos va dando en la entrevista y que nuestras amigas puedan ir pensando.

Sandra: Bien ya sobre el final de la entrevista del día de hoy de Entre Amigas a quienes nos sintonizan en este momento les recuerdo que estamos con el hermano Núñez de México aunque él reside allí en Dallas, Estados Unidos, pero estamos hablando de una forma de evangelizar muy sencilla, así como nos enseñó Cristo, una forma sencilla, directa y que trasmite el amor que tenemos hacia los demás. Ahora, la pregunta se la puedo hacer a aquella amiga que no ha tenido la experiencia de visitar a una Iglesia que quizás no ha tenido la experiencia de conocer Cristianos que le trasmitan esto. ¿De qué estamos hablando cuando hablamos de evangelizar, de orar por otros de que conozcan a Cristo.

Francisco: De compartir un mensaje que transforma, un mensaje que cambia un mensaje que transforma, un mensaje que llena un mensaje de paz un mensaje que da amor. Es el mensaje del evangelio de Cristo Jesús. Es un cambio de mi vida, hermana Sandra: Mi vida cambió y vine a Cristo Jesús, pensé que no iba a ser posible nunca, pero cuando Cristo Jesús vino a mi vida entonces cambió. Déjame decirte que no solamente cambié yo, cambió mi hogar también. En mi hogar se escuchó la palabra divorcio. No porque no quisiera a mi esposa, simplemente porque los dos estábamos buscando con orgullo el poder y la autoridad. Hasta que un día después de un pleito muy fuerte que casi ahí rompíamos totalmente nuestro matrimonio, una noche yo tuve que hablar con Dios. Y Dios me habló. Regresé a mi casa para pedirle perdón a mi esposa. Un mexicano bien macho, regresando a casa para pedirle perdón a su esposa, ahí fue donde Dios curó nuestro hogar. Y ese día yo le dije a mi esposa.

Yo quiero que pongamos a Jesús en primer lugar de aquí en adelante y yo quiero que Jesús sea el Señor de nuestra casa que no sea un invitado que no sea alguien con quien nosotros hablamos de cuando en cuando, no sea alguien con quien hablamos en la Iglesia el domingo en misa, sea en la iglesia bautista en la metodista, yo quiero que sea alguien real en nuestra casa y dentro de nuestro matrimonio. Cuando hicimos eso hermana Sandra, nuestro hogar cambió totalmente y entonces, aquel amor, vino a resurgir en una bendición. Ahora yo te digo, encontré un texto en la Biblia que dice: Encomienda a Jehová tu camino confía en él y él hará. Ese texto me acompañó por mucho tiempo y me ha acompañado por mucho tiempo. Ahora es el más preferido de mi vida, está en el Salmo 37:5, por si alguien quiere buscarlo y yo diría ya que estás hablando de mujeres ¿Cómo necesitan las mujeres y cómo les estamos, a veces pensamos que las mujeres necesitan de ese amor y de ese cariño y de esa confianza en Dios. Yo creo que es importante cuando ambos buscamos a Dios oramos el uno por el otro, compartimos el uno por el otro, vivimos el uno por el otro, Muchas veces pensamos que el amor se recibe.

Yo aprendí que al amor hay que sembrarlo es como un jardín, hay que limpiar la tierra hay que barbechar la tierra para luego plantar las flores pero luego hay que regarlo constantemente yo creo que el amor es así en el matrimonio el amor de Dios también está siendo regado todos los días a través de los árboles, a través de las nubes a través del sol, a través de la lluvia, a través de toda la naturaleza que Dios nos da y riega ese amor, y Dios riega esas flores que recibimos de amor y comprensión y entendimiento. Cristo Jesús quiere venir a la vida de la persona. Pero quiere venir también a la vida de la familia. Cuando Cristo Jesús ocupa el lugar que debe ocupar. Él es el autor del matrimonio, cuando le invitamos a ser parte de esto, entonces nuestra vida cambia para bien. Creo yo que a lo mejor nos está viendo una persona que está viviendo infeliz, que está viviendo con amargura en su vida o en su matrimonio pues déjame decirte, hermana Sandra que Cristo Jesús puede cambiar su vida, Porque Pablo dijo en la Biblia, de modo que si alguno está en Cristo nueva criatura es, las cosas viejas pasaron, he aquí todas son hechas nuevas, esto es lo que Jesús puede hacer en la vida del individuo en la vida de la persona sea mujer o sea varón, no importa la amargura que tengas. Él te puede dar alegrías, él te puede dar felicidad, él te puede dar paz, te puede dar amor, él te puede dar todo lo que tu necesitas. Cristo Jesús debería ser el centro de este mundo. Terminaríamos con tanta guerra, con tanto odio, terminaríamos con tanta destrucción terminaríamos con tanta cosa que tenemos cuando Cristo Jesús viniera a ocupar el centro de nuestras vidas.

Sandra: Sin dudas que son palabras muy apropiadas porque en nuestra realidad mundial, lo que realmente vemos cada día es que hay cada vez más divorcios, cada vez más problemas y angustias. Solamente en nuestro país, un pequeño país en tamaño nos damos que hay una enorme cantidad de suicidios y que hay muchísimos divorcios ni que pensar si a esto lo trasladamos al tamaño que tiene el mundo, si bien es cierto que sabemos que no es un problema solo de Uruguay, sino que es un problema que se repite en cada uno de los lugares, así que muchas gracias hermano Núñez por haber compartido con nosotros su experiencia acerca de cómo formó su vida y su hogar y también por seguir trabajando por esta causa, a través de este método que es tan sencillo pero que falta avivar un poco el deseo de practicarlo. Que pueda viajar y que en cada iglesia pueda avivar en cada uno de sus miembros. Que Dios lo bendiga mucho.

Francisco: Le doy muchas gracias por este privilegio que me das de poder llegar a nuestras amigas y a nuestros amigos a través de estos micrófonos. Que Dios te bendiga, sigue adelante y que este ministerio pueda multiplicarse para la gloria de Dios.

Sandra: Muchas gracias, un saludo a su familia y vamos a estar orando por Francisco mándele un beso de nuestra parte.

La esperanza
Bautismo

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>