De la guerra a la paz

Título: “De la Guerra a la Paz”

Autor: Alejandro Velmar
EA306

Alejandro Velmar, nos cuenta cómo Dios entró a su vida y de su actual Ministerio como Coordinador para Latinoamérica en Palabra de Vida Argentina. Mucho más que lindas anécdotas!


Descargarlo a su propio pc para tener o compartír con otros:  
ea305mp3 




Entrevista con Alejandro Velmar

Sandra: Muy bien amigas ha llegado el espacio de la entrevista estamos como siempre recibiendo invitados en nuestra casa, en nuestra mesa para poder compartir experiencias de vida, para que ustedes conozcan un poquito más de los diferentes ministerios de las diferentes formas que se trasmite el evangelio de Jesucristo. En este caso tenemos un invitado, que se llama Alejandro Velmar coordinador para Latino América de Palabra de vida, y ya vamos a explicar lo que es Palabra de vida, pero primeramente bienvenido Alejandro por visitar este programa, para la mujer.

Alejandro: Gracias Sandra por invitarme, por poder estar con estas amigas, y esta oportunidad de estar juntos.

Sandra: Y bueno, siendo coordinador Latinoamericano, estamos justamente en contacto con muchas mujeres latinoamericanas, que nos escuchan con diversas situaciones De repente mujeres del altiplano como mujeres de las ciudades también.

Alejandro: Pues un saludo para todas ellas

Sandra: Muchísimas gracias también en nombre de ellas, y alejandro queremos también conocer un poco de tu persona queremos entrar en la tarea de hoy día, escuchaba ayer que habías sido miembro de la Fza aérea y estuviste en una situación de guerra. Lo que es muy difícil y quizá muchos no conozcan y otros conozcan porque tienen familiares, cuéntanos un poco como fue esta experiencia en las malvinas.

Alejandro: bueno fue una experiencia única como implica todo aquello que tiene que ver con lo bélico. Yo nací en BS. AS. Y el deseo mío fue el de ser un piloto así que nací en un hogar de padres divorciados bajo la custodia y la crianza de una mujer con mucho sacrificio para sostenerme tanto a mi como a mi hermana y en ese deseo de entrar en el ámbito de lo que es lo aéreo pues, tomé la decisión de entrar en la Fza. Aérea allí en Córdoba. Y fue una experiencia única, durante el entrenamiento durante las horas de vuelo, sin llegar a graduarme en sí mismo en la fuerza aérea, pero sí, justo nos interrumpió todo lo que era época de escuela en 1982 en el tema de las Malvinas que todos nosotros conocemos muy bien. Como experiencia muy triste porque empiezas a ver la preciosa juventud que se le arranca la vida, y por primera vez, curiosamente allí empecé a pensar en lo que era la vida y la muerte. No es cierto? Y quizás no se si, lo que quieres es entrar en detalles que creo que no es lo importante en cuanto…

Sandra: … no, no, no, solo estas palabras que acabas de decir del impacto de enfrentarse con una situación tan triste como la guera y también como Cristiano poder comparar, y hacer esa comparación de la posibilidad de la vida, con el evangelio no?

Alejandro: Y también lo que implica para una madre cuando tiene un hijo, que muchas veces no sabe donde está. No solamente la experiencia de mi madre que le tocó vivir sin saber donde estaba su hijo. Muchas veces los hijos salen de casa y las madres no saben donde encontrarlos por mucho tiempo y esa angustia de la ausencia de un hijo en casa es difícil para toda madre sin embargo, mi madre tenía una fe, era Dios quien la sostuvo durante este tiempo no?

Sandra: Cuando estuviste en esta situación ya eras cristiano?

Alejandro: No yo no pero curiosamente mi madre cuando era muy pequeña cerca de su casa se abrió una iglesia evangélica, un trabajo misionero, y mi madre cuando iba, a hacer las diferentes compras para su madre siendo muy pequeña una mañana se encontró con la esposa del pastor y la esposa del pastor le presentó a un Cristo que no conocía. A un Cristo de resurrección y en ese momento ella recibió a Cristo en su corazón. Su madre era una mujer muy católica, le prohibió asistir a ese tipo de Iglesias, pero entonces allí mi madre perdió el contacto con el evangelio pero siempre, mantuvo la semilla del nuevo nacimiento en su corazón. Y aunque ella siempre nos hablaba de Dios y de la importancia de Dios, para mi era algo muy lejano porque al no tener la palabra de Dios, la Biblia en casa, era muy difícil poder conocer el carácter de Dios. O lo que era el plan de Dios para cada uno de nosotros.

Sandra: Ella en alguna situación en alguna carta o en algo trataba de comunicarte de que Dios podía ayudarte en la situación de guerra?

Alejandro: Si, siempre, siempre, lo que pasa es que ves tan cercana la muerte son situaciones tan difíciles que surge la pregunta de dónde está Dios. En medio de tanto dolor. Generalmente cargamos sobre Dios las decisiones humanas. Y las malas decisiones nuestras no?

Sandra: Pero esa comprensión llega un tiempo después no?

Alejandro: Si, un tiempo después cuando yo salí de la fuerza aérea volvía a BS.AS. volví con un amigo y comenzamos una discoteca porque dije, bueno qué voy a hacer ahora con mi vida porque … y bueno, comenzamos con una discoteca, y por 4 años, una vida de noche llegó a traer muchas cosas, materiales, pero en un momento de mi vida tenía muchas cosas alrededor pero tenía un gran vacío. Ese vacío que todos lo que conocemos hoy a cristo podemos identificar hoy. Que en ese momento sabes que algo sucede, y no sabes qué forma tiene o qué puede suplir ese vacío, esa necesidad, en el corazón, y mi madre, justamente trabajaba en un canal de televisión y formaba parte del equipo de peluquería de belleza y ahí conoció a un muchacho que le dijo, tengo un amigo que conoció a Cristo Jesús, y eso inquietó a mi madre. Y yo conocí a aquel Joven yo había estado muy involucrado en el tema de drogas y lo último que yo sabía de él era que le quedaban pocos días de vida cuando en el hospital alguien le abrió la Biblia y le presentó a Cristo Jesús y hubo una transformación. Dios hizo un milagro, él llegó a mi casa el tercer viernes del mes de Abril de 1986, una noche, y abrió una Biblia y era la primer vez que yo tenía una Biblia abierta delante de mí y me dijo: Quiero hablarte del amor de Dios. Era para mí una sorpresa, un impacto. Juan 3:16 que de tal manera había amado al mundo pero él no dijo al mundo él dijo Alejandro de tal manera te amó Dios que ha dado a su hijo unigénito a Cristo Jesús, para que cuando tu pongas tu fe en él, no te pierdas sino tengas, la vida eterna. Yo en aquel momento no entendí en su totalidad lo que significaba, la magnitud de ese amor, y me dejó su teléfono y al día siguiente fui a su casa y por fin comprendí el plan de la salvación en Cristo Jesús. Abracé la fe, en Cristo y eso como Consecuencia, trajo vida eterna.

Sandra: Es una vida nueva

Alejandro: Una vida nueva. Qué lindo. Vamos a ir a una pausa musical, ya venimos y hablando de Palabra de vida, este ministerio en el cual estás hoy vamos a escuchar alguna canción de Palabra de Vida con su ministerio Musical y ya volvemos para conocer más y cómo ha sido esa vida nueva desde aquel entonces hasta ahora.

Sandra: Regresamos amigas, estamos conversando en este programa con Alejandro Velmar, coordinado americano para Palabra de vida y bueno, Alejandro nos contaba de esta vida que lleva a través de la Palabra, justamente en el 86, unos cuantos años ya. 20 añitos.

Alejandro: No parecen no?

Sandra: Es lindo ver cuando pasan los años y decir hoy cumpli, tantos años de Cristiano. Qué lindo es ver la fidelidad de Dios y ver cómo nos acompaña todo este tiempo.

Alejandro: Si en el año 86 cuando entendí que conocer a Dios implicaba hacerlo a través de la Palabra de Dios mucho más que una experiencia porque sin lugar a dudas, emociones suben y bajan. Emociones vienen y van pero cuando comienzas a tratar con Dios y una relación con Cristo a través de la Palabra de Dios, se van formando convicciones en tu corazón vas adoptando principios Bíblicos para una vida diferente. Así fue cuando con un muy poco conocimiento de lo que era Cristo pero con la seguridad de la vida eterna, de esa nueva vida que hay en él, comencé a orar, pidiéndole a Dios, que me llevara a un lugar a estudiar la palabra, y colocó en mi camino a uno de los directores de Palabra de vida, Argentina Dan Nuege, y él comenzó a tener conmigo un tiempo cada semana en la Palabra de Dios. Luego se abrieron las puertas y fui al instituto bíblico de Palabra de vida en BS.AS. en Argentina un lugar, una plataforma que Dios levantó preciosa para enviar a hombres y a mujeres a través de Latino América, también en Europa, y otros países donde allí tenemos un programa de 1, 3, y 4 años para que la juventud pueda estar yendo estudiando conociendo la Palabra de Dios y lo que significa estar involucrados en las misiones y en estos momentos voy a añadir, tenemos 530 estudiantes, de 31 países diferentes pocas escuelas logran eso y es una experiencia maravillosa. Yo llegué a aquel lugar en el 86 y sin tener idea de lo que implicaba el campo misionero. Es más, nunca había escuchado acerca de las misiones. Pero llegué allí, y comencé a estudiar de la Palabra de Dios y me di cuenta que el latir del corazón de Dios tiene que ver con el alcance de personas y Dios tiene un corazón Misionero y Dios lleva al hombre y entonces comenzamos a estudiar y en el segundo año de estar allí conocí a mi esposa, mi esposa Sheryl, ella nació en Brasil, hija de Misioneros, un contexto totalmente diferente al mío. Pero Dios nos permitió encontrar en aquel lugar, nos casamos y en el año 1991 salimos para Cuba. Y Cuba fue el primer campo misionero que Dios nos dio la oportunidad de comenzar con el Ministerio de Palabra de vida, allí. Una experiencia única, única no?

Sandra: Y si, me imagino con la situación de los cristianos en ese momento en Cuba, como estaba?

Alejandro: Mira estaba abierta, era permitido hacer muchas cosas dentro del ámbito de la Iglesia por supuesto. Pero una avidez un sentimiento profundo de conocer la Palabra de Dios. Especialmente la búsqueda de conocer a Dios de la Juventud. Aunque en realidad no hay quien busque a Dios dice la Biblia pero todo el contexto estaba para sembrar la palabra de Dios. Y así comenzamos con reuniones en casas con campamentos y tuvimos un hermoso tiempo hasta que por ciertas razones tuvimos que salir del país, salir del país y esperando poder regresar, a Cuba y asentamos nuestra familia allí en Centro América en el Salvador. Al Salvador llegamos en el 1993, en una época también de transición en el país en la época del desarme, hubo mucha guerrilla allí, pero impresionante poder ver como mucha juventud dejaba las armas para tomar la Biblia.

Sandra: Qué lindo. Un arma diferente para el bien.

Alejandro: Si, un arma diferente. Un arma que a veces hiere para producir vida, porque te muestra realmente en la condición que estás. Y generalmente no nos gusta que alguien nos muestre los errores las fallas y aquellas cosas que nos gustaría cambiar. Pero hablamos de la Palabra de Dios como esa espada que hiere para producir vida, sino como para matar. Y producir muerte. Y así vimos también, luego de 2 años y medio, a propósito allí Dios nos dio dos hermosos hijos, Natanael y Lucas que nacieron allí, y después de estar 2 años y medio trabajando allí con la Juventud, en todo el país a través de los ministerios de Palabra de vida, en los Campamentos, clubes Bíblicos, ayuda local, programas que tienen que ver con la recuperación de la droga. Salimos para España. Otro campo, totalmente diferente y allí estuvimos los últimos 10 años, sirviendo desde Madrid para todo el país. Y allí nació nuestro tercer niño, Josué.

Sandra: Era por un tema de nacionalidad que en cada lugar.

Alejandro: Yo no sé si era eso o queríamos llevar buenos souvenir de cada lugar.

Sandra: Ahhh, a lo mejor. Pero qué lindo recordar porque son experiencias fuertes y lindas de la familia que marcan mucho ese período no? De los lugares en donde estuvieron.

Alejandro: Así que podemos estar agradecidos a Dios. Tenemos una familia internacional una esposa Brasilera, un esposo Argentino, 2 hijos centroamericanos, un Madrileño y para poner y para poner la guindilla, nació la niña en Argentina.

Sandra: Recientemente no?

Alejandro: Recientemente, Dios nos desafió para volver a la Argentina, para emprender este proyecto a la ayuda de la dirección del ministerio de Palabra de vida en Argentina, Allí comenzamos una estrategia nueva para ayudar a toda América Latina, para potenciar países ayudar a nuestros obreros en el campo como aquí en Uruguay, como en Cuba, en Colombia, pues vinimos a colocarnos debajo de la dirección de Palabra de vida Argentina, quien coordina todo lo que es el trabajo en América Latina. Pero voy a decirte algo más. No solamente Latino América, sino que hace unos pocos días atrás la comunión de 14 iglesias colocó sobre nuestro escritorio un proyecto hermoso y desafiante. Y que tiene que ver con llevar el evangelio A Cuordistán. Algo totalmente diferente, un pueblo muy sufrido, y con una gran oportunidad de alcanzarles el evangelio. Te digo sufrido al punto de que estamos hablando de más de 33 millones de personas, y cerca de 800 personas han tenido una Biblia en sus manos. Y no en su propio idioma. Un pueblo por alcanzar, un pueblo que aún no es nación, un pueblo que se levantó, en sus orígenes allí, un pueblo que aún no es nación, un pueblo que levantó allí en sus orígenes entre el Tigres y el Éufrates. En la tierra Bíblica y hoy queremos llegar a ellos con la Palabra de Vida.

Sandra: Es interesante que de esta tierra donde nace el mensaje y ver hoy día que hay gente allí que no conoce el mensaje, como que el mensaje ha recorrido el mundo entero pero falta penetrar algunos pueblos como estos. Dios quiera que este proyecto siga adelante y seguramente Dios quiere y por eso ese proyecto está en su escritorio. Si le parece Alejandro volvemos en unos segundos nada más ya para darle el final a esta entrevista, y bueno, que me comente alguna anécdota más quizás, y también a donde pueden recurrir las mujeres que nos escuchan en los diferentes países para poder vincularse a Palabra de Vida.

Sandra: Muy bien ya en el cierre de esta entrevista, con la visita de Alejandro Velmar de Palabra de vida, Coordinador para Latino América, bueno, un mensaje que quisiera dejar a las mujeres Alejandro, antes de cerrar la entrevista y tal vez un teléfono o algún correo electrónico de contacto para aquellas mujeres que se quieran contactar con Palabra de vida.

Alejandro: Si, la mejor manera tal vez de contactarse por supuesto sigue siendo a través vuestro, ya que estamos trabajando en 51 países en toda Latinoamérica, y allí donde llegue esta Radio, sin lugar a Dudas, habrá un misionero nuestro para poder contactar pero quizá la mejor manera es entrar a la Página web,www.palabradevida.org.ar <http://www.palabradevida.org.ar>y si acaso acá en Montevideo Uruguay, a contactar a alguno de nuestros misioneros, Roque, al 322 93 6532265, y pensando en las madres que quizá hoy tienen que luchar con la crianza de un hijo, quizá porque el padre no esté, yo quiero animarles específicamente a ellas sabiendo que en Cristo Jesús todo lo podemos. Dios es nuestra fortaleza, es nuestro amparo, y no estamos solos, lo único que sí es necesario, sabiendo que él ya tomó la iniciativa de venir a buscarnos, es acercarnos a él mientras podemos hallarle. El verbo dice, la escritura, se acercó y habitó entre nosotros para, abrirnos ese camino nuevo por medio de la sangre de Jesucristo para que por medio de ese sacrificio podamos llegar al padre y en esa relación padre e hijo, encontrar allí, en el trono de su gracia, todo lo que necesitamos para respuesta de nuestra vida. Acercarnos para la palabra de Dios, manual de vida, manual de instrucción para poder vivir una vida victoriosa. En él. No libre de problemas, no libre de problemas, porque Cristo dijo en el mundo tendréis aflicción pero también dijo: Confiad, yo he vencido al mundo.

Sandra: Algún versículo, lo veo con la Biblia abierta, a lo mejor nos quería dejar algún texto para recordar.

Alejandro: Sí, quizás este texto que Jesucristo vino al mundo para disipar las tinieblas y la escritura enseña que en el mundo estaba y el mundo por él fue hecho y el mundo por él no le conoció. Dios quiera que esa no sea nuestra experiencia, la de una vida lejos de Dios sabiendo que él se acercó para venir a buscarnos conocerle es iniciar esa relación con el autor de la vida que a través de cómo dije antes a través de la Palabra de Dios nos enseña a vivir día a día en dependencia a él, y en una vida victoriosa.

Sandra: Muchísimas gracias Alejandro por su visita a nuestro programa, desde ya le invitamos en otra oportunidad, queremos saber como sigue este proyecto con los Curdos, y también por supuesto seguiremos profundizando. Palabra de Vida nos acompaña a través de su ministerio musical siempre, así que muchas gracias.

Alejandro: Muchas gracias Sandra por la oportunidad y un saludo a todos los oyentes.

Una Carioca que deja Huellas
Palabra de Vida

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>