Dale color a tu fe

Título: Dale color a tu fe

Autor: Claudia Cardozo
EA356

Una dibujante innata, nos cuenta como se cumplió una anhelo muy especial que tenía en su corazón! Descubra escuchando este programa, cómo está ideado el material que sus hijos usan para colorear


DESCARGARLO PARA TENER O COMPARTIR CON OTROS:ea356.mp3



Receta:Panqueques gratinados


Entrevista con Claudia Cardozo

Sandra: Muy bien hemos llegado ya a nuestro lugar, a nuestro rinconcito de la entrevista. La que mantenemos en cada programa con algún tema interesante y en este caso la mamis, a las hermanas, a las tías y a esta que nos gustan comprar libros para los niños, cuando decimos ¿qué librito de poder comprar a mis hijos? bueno acá tenemos una autora y dibujante de unos libros, de unos cuantos libros para niños a sí que vamos a dar la bienvenida a Claudia Cardozo. Muy bienvenida a este programa.

Claudia: Muchas gracias es un gozo estar con ustedes.

Sandra: Bueno que yo no sé invitarte porque él me parece bien interesante esta tarea que has realizado y que vas a contarnos ahora acerca de estos cinco libros que son de tu autoría y también una ilustración de otros dos.

Claudia: Si así es.

Sandra: ¿Le contamos a las amigas?

Claudia: Bueno, muy bien. Tenemos dos libritos que han sido ilustrados. Uno es un librito devocional muy lindo que tiene diferentes temas, siempre con un versículo bíblico y a los cuales yo les acople la ilustración. Es para pintar también.

Sandra: Que qué lindo para los niños siempre las ilustraciones es como que les llama primero la atención.

Claudia: Si, ellos pueden leer, o las mamás o los papás pueden leerle y ello pueden pintar después y recrear un poquito lo que ha en leído el pintar la ilustración. Es muy lindo. Y después tenemos la ilustración de el hijo pródigo, con color, simplemente como una historia narrativa, donde el niño puede aprender la historia del hijo pródigo en varias partes y cada parte tiene una enseñanza para su vida.

Sandra: Esto en cuanto a haber aportado la parte gráfica, lo que es los dibujos. Pero además hay otros libros de Llamada de Medianoche que está la ilustración y el texto, ¿el texto también elegido por vos?

Claudia: Si así es, estas libritos tienen un carácter un poquito más artístico el niño en realidad se enfrenta con una ilustración grande para colorear. La librito es una historia entonces tenemos por ejemplo, del antiguo testamento la creación, el arca Noe, Abraham y Sara. Entonces son 14 ilustraciones grandes donde el niño va a poder entrar bastante y un pequeño texto abajo del cuadro donde él va a poder hacer referencia a lo que está pintando. Entonces mientras pinta va pensando en historia y le damos al Señor, a Dios la oportunidad de obrar en su vida a través de esto.

Sandra: Interesante porque además la oportunidad de querer conocer más de los personajes y decir bueno quiero votar más en la Biblia haber comunes en la historia de Abraham o de Sara, o del arca de Noe, ya que los puedo ver a través de este dibujo.

Claudia: Hay que ponerle un poquito de imaginación a la ilustración, tiene detalles que ustedes se van a encontrar allí que los niños les atrae y bueno, los inspira un poco para ponerles bastante color a la cosa. Y además hay dos libritos más del nuevo testamento, el nacimiento de Jesús y de niñez de Jesús, también para colorear.

Sandra: ¿Cómo fue que surge esta propuesta y esta idea de los libros?

Claudia: Mira, en realidad es una intersección de dos sueños porque me gusta dibujar desde pequeña de que su acuerdo cinco años, en el jardín me pedían para que les hiciera lo dibujitos y nunca he dejado de dibujar. Y siempre pensé antes de conocer al Señor que me gustaría ilustrar cuentos infantiles. Cuando conocí al Señor bueno todavía no lo había puesto en práctica tenía otras actividades, pero un día se presenta un hermano en Cristo de Guatemala, André Beitze y me propone empezar a separar la Biblia en pequeños fascículos, en pequeños volúmenes abarcando cada libro una historia importante, específica y bueno, que yo la ilustrara y que eligiera las palabras para ponerle debajo del cuadro. Y fue todo un desafío, y él mismo tiempo un gozo porque elige bueno Señor me has respondido esa petición o ese sueño, ese deseo de poder usar el talento natural en la mano del Señor.

Sandra: Muchas amigas a lo mejor la posibilidad de expresarse así a través de sus manos porque no todos tienen la facilidad de hablar como el caso de lo que trabajamos en radio, o describir cómo tienen los poetas pero sí mucho tienen la facilidad de trabajar con sus manos, y pueden decir ¿bueno y qué voy hacer sino podaron mensaje las mujeres?, bueno, pueden hacer cosas como éstas.

Claudia: Es cierto y muy importante en este tiempo en nuestra Iglesia, por ejemplo, estamos un poco cortos de tiempo nosotros los misioneros y tenemos una hermana allí, que dice ¿y bueno yo que podría ser?, y eso es bárbara en manualidades es un especialista y se ha dedicado a hacer ilustraciones recortando de revistas y haciendo tipo colage, y se ha mandado las ilustraciones para elecciones espectaculares que los niños quedan fascinados y ella nunca pensó de repente que lo podría hacer.

Sandra: Porque hacen falta manos creativas también, e imaginación. Muchas veces las secciones bíblicas para los niños, bueno ya están todas dadas, la conocemos todas vamos a la librería y decimos esta ya la tengo, ésta ya la tengo, o a veces son caras también, costosas y no se pueden conseguir por un tema de dinero pero bueno qué lindo es cuando uno usa la creatividad que Dios nos dio.

Claudia: Si. Quería decir que estos libritos para colorear tienen al final de última página una invitación para cada niño para recibir al Señor como Salvador. O sea cada historia, se va contando la historia pero siempre se llega a una conclusión que es, bueno, que necesitamos el Señor Jesús. Así que es un librito que de repente va a abrir el corazoncito del niño, y bueno André Beitze que fue el que le propuso este proyecto decía que el de niño aprendió tanto pintando y leyendo, y a mí me ocurrió exactamente lo mismo, eso no se olvida más.

Sandra: Es bien lindo poder también hacer lo que a uno le hizo bien de niño, poder replicar eso con los demás.

Claudia: Si al final lo volvemos un poco niños, nos quedamos con esa mentalidad bastante infantil y pensamos ¿bueno, que lo que el niño necesita, que es lo que al niño le gusta? y tratamos de volcar eso en estos libritos.

Sandra: Vamos a ir a la música y se volvemos. Estamos conversando con Claudia Cardozo autora de varios libros que te pueden pedir además de los contratos que siempre dejamos en el programa porque son libros que están en la venta en Llamada de Medianoche, o que veces también se pueden obsequiar para un ser querido para un niño, yo que se. Así que ya venimos.

Sandra: Volvemos amigas estábamos escuchando hasta el fin de música y estamos también compartiendo nuestro tiempo de entrevista con Claudia Cardozo. Claudia me decías que nació este proyecto que te propusieron entre estas ilustraciones, ¿cómo nació la ilustración, como te imaginarás la cara de Jesús? es nuestro Dios nuestro salvador, me imagino mi rebeldía como un temor de decir ¡uy seré fiel a la realidad, estará bien como dibujo?

Claudia: Si yo en cuanto eso pienso que, qué si el niño tiene que saber que Jesús fue un hombre, y que tuvo cara como todos nosotros, no sabemos exactamente como él fue y me gusta para cada librito variar un poco él rostro. No hacer durante toda la gama de libros el mismo rostro. Pienso que es bueno variar, cambiar porque en realidad no sabemos a veces no vemos el Señor Jesús de tez tostada y con el pelito corto, y a veces lo vemos con el pelo largo y la barbita y ojos celestes. Bueno, yo no sé qué cara tenía él, y no quiero que el niño tampoco se cree una imagen del rostro del Señor entonces bueno, pienso en un muchacho, 30, 33 años, 32. Contento y al mismo tiempo profundo y bueno dejó un poco la imaginación en las manos del Señor y empiezo a dibujar al lápiz y después se pasa a tinta y queda plasmada la ilustración. En el mismo caso de Abraham y Sara, bueno, traté de hacer un matrimonio contento, feliz. El arca de Noe, bueno, a ser a Noe un poco simpático porque tiene relación con los animales, y el arca tan loca para aquel tiempo. Y niñez de Jesús bueno, un niño, un niño como cualquier niño físicamente hablando.

Sandra: Interesante como uno elige, como uno va dandole, y también poniéndole al personaje características de su interior. Recién hablabas de un matrimonio contento, de Noe contento con un arca como decís para el momento en una idea muy loca, que bueno, el justamente por seguir al Señor el que pudo concretar el salvarse con su familia. Y bueno uno se va posicionando y pensando cómo sería aquel, como sería este, y demás. ¿Pusiste alguna vez este material a testear con niños o solamente dijiste, bueno así ya está, lo imaginé y ahora que salga como salga?

Claudia: Bueno en realidad el tipo de dibujo que yo hago, que es mi estilo es un tipo de dibujo bien infantil, bien redondeado y es un dibujo que le gusta al niño. O será que a mí cuando era chica el tipo de dibujo que me atraía que me hacía imaginar más y que me hacía sentir como en casa. Entonces ese tipo de dibujo que yo estoy usando ahora. Varios niños han pintado y lo veo bastante contentos me dicho que les ha gustado incluso al leído los textos. Porque un peligro es que el niño use el libro sólo para pintar y el texto que he apagado y no es la idea tampoco si bien no es un libro de texto pero tampoco queremos que ese pequeño texto quede olvidado hacia abajo. Pero los niños han leído, han pintado y están contentos y bueno piden algunos títulos más.

Sandra: Que lindo, que lindo me gustaría ya ponerme pintar. Sabes que aunque yo soy grande a mí me gusta pintar todavía, poder sentarme con los chicos y poder pintar, darle color; por qué cada uno pintó distinto también.

Claudia: Cada uno pinta distinto pero es lindo ver, cada uno a su manera y lo bueno es dejar volar un poco la imaginación y como en la mente se va armando aquello lindo de poder estar haciendo arte y al mismo tiempo estar pensando en las palabras del Señor, en la Biblia.

Sandra: ¿Qué te dicen tus hijos, son críticos con el asunto de los libros, te dicen: ah mamá este tenías que haberlo hecho de esta manera, o de esta otra ?

Claudia: No, no son muy críticos esos en realidad que han contentos, con los libritos y yo me quedo contenta porque a ellos también les gusta dibujar entonces me imitan un poco.

Sandra: ¿Alguno de ellos tiene ese talento?

Claudia: Si tengo una nena de 10 años, Sarai que me hace acordar mucho a mí cuando de chica, y a ella le encanta dibujar. Y siempre está probando técnicas nuevas, y mira el sombreado y mira cómo hice aquí, como hice allá, y me hace acordar tanto a mi cuando era pequeña.

Sandra: ¿Hay que recomendarle a las madres que manden algún curso de pintura a estos chicos con talento especial, o bueno, no; libre, que se manejen con lo que viene naturalmente?

Claudia: Si tienen posibilidad seria precioso que pudieran desarrollarlo. O sea, yo no he hecho ningún curso no tuve la oportunidad de pequeña de repente, lo que sí nunca paraba de dibujar. Y empecé por mi cuenta copiando, calcando, mirando, y después de tantos libros de cuentos que hay mirado te quedan imágenes grabadas entonces a la hora de plasmar aquello tenés todo un archivo en la mente, de gestos, de caras, de ropa. Yo a veces me pongo a pensar, tengo que dibujar un camello, y digo bueno y me pongo a dibujar el camello, y después lo miro y digo: se parece bastante un camello y no lo copie.

Sandra: Claro, uno va archivando eso de la memoria pero claro uno necesita algo natural para archivar ese tipo de cosas. Seguramente si yo veo muchísimos libros de pintar no archivo precisamente para dónde van las líneas quizás me atraiga más, o me quedé en la memoria más lo que tiene que ver con el texto, yo que ése, cada uno…

Claudia: … si de repente va la memoria fotográfica como se dice también.

Sandra: Así es. Bueno vamos a ir a la última pausa musical de la entrevista, no del programa y después si, te quiero preguntar; algunas cosas me parecen medio difíciles de dibujar.

Sandra: Continuamos y creo que después de esta entrevista lo que vamos hacer es ponernos a pintar porque ya me estoy entusiasmando. Y esto y pidiendo consejos a esta artista que la visita hoy. Claudia, la pregunta difícil de alguna manera es ¿cómo harías para dibujar, siendo la dibujante cristiana, aspectos como la salvación, la santidad de Dios, el pecado del hombre, porque no es dibujar un niño, ni una mesa ni un banquito?

Claudia: Como te decía hoy en la última página del librito encontramos una invitación al niño para aceptar a Jesús y dije bueno algo tengo que dibujar algo tengo que plasmar allí con la ilustración. Por ejemplo en el arca de Noe, está la carita de Noe, está el arca, hay una Cruz, hay un arco iris, hay una Biblia abierta, y hay un corazón. Entonces el texto abajo, el niño va leyendo el texto y va mirando la figura y va sabiendo qué relación tiene la ilustración con el texto que está debajo. Es difícil explicar pero a la hora de ilustrar es como que te viene todo a la mente de qué manera plasmar aquello para que el texto que está escrito allí tengan relación y tenga un significado especial y tenga significación para el niño que lo está leyendo.

Sandra: Cuando hablamos del pecado del hombre, un dibujo que uno ve muy a menudo es el corazón, y el corazón manchado, o sucio, hablando de los efectos de alguna manera del pecado en nuestra vida.

Claudia: Exacto yo muchas veces dibujo un corazón manchado con alguna mosca volando por así y de repente al lado algún producto de limpieza tachado porque en realidad el producto de limpieza no puede limpiar el corazón del hombre. Entonces siempre aparece la Cruz allí y la Biblia. Y yo diría que para el niño tiene que ser básico la Palabra de Dios como base y la cruz de Cristo que no podemos olvidar nunca.

Sandra: porque el señor Jesucristo dijo justamente en su palabra, en la Biblia que sólo a través de él podemos ser salvos y llegar al padre.

Claudia: exactamente.

Sandraque lindo! Poder expresar el Evangelio de tantas formas y deberíamos tener las ganas de poder expresarlo por todos los poros de nuestra vida no? y también de nuestro ser. Muchísimas gracias Claudia por visitarnos siéntete con tu casa la próxima vez trae los libros y pintamos también, hacemos un taller de pintura entre amigas.

Claudia: muchas gracias por invitarme que Dios les bendiga.

Sandra: si muchísimas gracias y a ti también.

Los jóvenes misioneros
La mujer pecadora

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>