Cuando se nos mueve el piso

Título:”Cuando se nos mueve el piso”

Autor: Herman Hartwich PE1252

Herman Hartwich nos cuenta de la importante elección de un carcelero al cual “Se le movió el piso”.


Descargarlo GRATIS a su propio pc para tener o

compartírcon otrosPE1252.mp3



Qué tal

Qué tal mis amigos, saben que a nivel mundial se informa que el evangelio prospera más en los países donde es más difícil ser cristiano. Es más, también se dice, que en los países más difíciles hay menos deserción de parte de los cristianos. Ahora, la mayoría de nosotros vivimos en países maravillosos en donde hay verdadera libertad de culto, podemos creer lo que queremos y podemos practicar la religión que queremos.

Países maravillosos, si serán maravillosos que casi la gente no tiene necesidad de Dios. Ahora estoy pensando que Dios nos habla suavemente por medio de su palabra y no hacemos caso. Nos habla un poquito más fuerte a través de la conciencia pero sucede que a veces nuestra conciencia está cauterizada o está dormida, o muerta, entonces Dios, se ve en la necesidad de hablarnos a gritos. Por las adversidades, y muchas personas a veces realmente espera que Dios les hable a gritos a través de las adversidades. Suelo decir, como cuando a veces se nos mueve el piso.

Ahora, mis queridos amigos, cuando se nos mueve el piso qué hacemos nosotros? Hace alguno años experimenté un temblor de tierra, realmente deseaba experimentarlo y Dios me concedió esto. No fue muy agradable. Pero qué hacemos cuando se nos mueve el piso? Yo quiero ira al encuentro de la palabra de Dios en el libro de los hechos de los apóstoles capítulo 16, tenemos allí la historia a partir del versículo 11 cuando los apóstoles pablo y Silas fueron encarcelados por el evangelio y sucedió que fueron puestos en la cárcel en la parte más segura, pero vamos a remitirnos al versículo 25 al 27 dice: a medianoche estando presos Pablo y Silas, orando Pablo y Silas cantaban himnos al Señor y los presos los oían. Entonces sobrevino de repente un gran terremoto y de tal manera que los cimientos de la cárcel se sacudían y al instante se sacudieron todas las puertas y las cadenas de todos se soltaron. Despertando el carcelero y viendo todos las puertas abiertas de la cárcel sacó la espada y se iba a matar.

Mis queridos amigos, en el ministerio de Jesús a muchas personas se les movía el piso así como hoy, ahora, es interesante que si nosotros vamos al evangelio y vemos a estas personas que en diferentes maneras se les estaba moviendo el piso muchas de ellas son dignas de imitar por la reacción porque no como esta carcelero enseguida se va a quitar la vida. Muchos de estos ejemplos que quiero compartir con ustedes. Son ejemplos dignos de imitar porque fueron a Jesús, cuando se mueve el piso van a Jesús. Tenemos a leprosos, tenemos ciegos, tenemos padres de muchachos endemoniados o lunáticos tenemos un padre de una chica, un tipo bien como era Jairo que su niña estaba enferma tenemos a aquella mujer tan conocida, del flujo de sangre.

Que se nos dice muy detalladamente en el evangelio que esta mujer tenía el piso en movimiento porque había sufrido durante años había gastado todo cuanto tenía, había padecido de muchos médicos y dice algo interesante. Que en vez de mejorar le iba peor. Pero ella optó como último recurso por así decirlo, tocar a Jesús, ir a Jesús. Jesús sintió, supo que había salido poder de él. Entonces preguntó, pobre esa mujer, claro, sabiendo lo que había ocurrido en ella se postró frente al Señor y le dijo toda la verdad. Y fue salvada. Mis queridos amigos, esto es realmente maravilloso.

Un ejemplo maravilloso de una mujer que le abre su corazón y que le dice toda la verdad a Jesús. Yo siempre digo que lamentablemente la mayoría de las personas no decimos toda la verdad cuando nos enfrentamos a Jesús. Pero esta mujer se humilló y le dijo toda la verdad. Pero volvamos al que se quería matar. A este carcelero allí en Filipo muy fácil, se quería matar como si fuera lo más fácil solución, no pensó en ese momento en su familia no pensó en ese momento en su entorno, todo ese núcleo de personas que iba a sufrir por esa determinación. Pensó solamente en sí mismo, pues sabemos que como soldado romano, debía ser responsable y si fallaba en su responsabilidad podía quitarle su cabeza. Leemos en el versículo 27 al 31 ahora.

Terminamos en que se iba a matar. Pensando que los presos habían huido. Mas Pablo clamó a gran voz diciendo no te hagas ningún mal pues todos estamos aquí. el entonces, el carcelero pidiendo luz se precipitó adentro y temblando se postró a los pies de Pablo y de Silas, sacándolos les dijo, Señores qué debo hacer para ser salvo. Y ellos dijeron cree en el Señor Jesucristo y serás salvo tú y tu casa. Mis queridos amigos, cuando se movió el piso realmente este hombre a lo primero que atinó fue a quitarse la vida pero, gracias a Dios que no lo hizo, gracias a Dios que no lo hizo sino que preguntó tembloroso, aquel hombre que estaba acostumbrado a dar órdenes solamente que no se humillaba ante nadie me imagino que Pablo se vería a Sí mismo cuando veía al carcelero humillado allí delante de ellos preguntando, qué tengo que hacer para ser salvo, recuerda que Saulo de Tarso que así se llamaba el apóstol antes de conocer a cristo también era orgulloso, autosuficiente pero cuando se le apareció el Señor en el camino a damasco lo primero que preguntó fue, Señor quién eres? Señor qué quieres que haga? Ahh, cuando viene la prueba, entonces sabemos lo que es humillarnos.

Dice aquí el {el preguntó. Qué debo hacer para ser salvo? La respuesta es muy sencilla. Cree en el Señor Jesucristo y serás salvo. El apóstol San Pablo dice que Dios le envió a predicar y dedicó el resto de su vida. Como cristiano a predicar y a enseñar el arrepentimiento para con Dios y la fe en Jesucristo. Seguramente no me cabe la menor duda que pablo y Silas le hablaron a este de la necesidad de arrepentirse de sus pecados delante de Dios y de ejercer la fe, poner fe en Jesucristo como el único Señor y Salvador. El Señor Jesucristo en el evangelio de Juan Dijo: A todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre les dio el derecho de ser hechos hijos de Dios. Es interesante que le hablara la palabra del Señor dice el versículo 32 en adelante.

A él y a todos los que estaban en su casa. Y él tomándoles en aquella misma hora de la noche les lavó las heridas y se bautizó él con todos los suyos y llevándoles a su casa les puso la mesa y se regocijó con toda su casa de haber creído a Dios, qué maravilloso final feliz para él y para toda su familia, pero le hablaron la palabra del Señor. Le hablaron la palabra del Señor Mi querido amigo, es importante que tu conozcas la palabra del Señor. Estoy pensando en aquel evento que relata hechos capítulo 8 cuando aquel funcionario de la reina de Candace un eunuco etíope iba en el carruaje leyendo el libro de Isaías que había adquirido en Jerusalén de retorno a su país el espíritu Santo envió a Felipe para que se acercara al carro y él escuchaba que aquel eunuco iba leyendo entonces le pregunta ¡?Entiendes lo que lees? A lo que aquel eunuco etíope le dijo y cómo podré entender si no tengo quién me explique? Entonces paró el carro, se subió Felipe y comenzó a enseñarle. La palabra de Dios.

Mi querido oyente, conoces la palabra de Dios? Conoces el plan de Dios para tu vida? Es importante el conocimiento de la palabra de Dios para que realmente tu sepas qué hacer cuando se te mueve el piso aquí en esta oportunidad dice que le hablaron la palabra del Señor a el y a todos los que estaban en su casa. La respuesta fue maravillosa porque aquel hombres se convirtió en un cristiano. Y no solamente +el sino su esposa, sus hijos quizás sus empleados sus esclavos también recibieron la palabra del Señor. Qué maravilloso final, quizás tu estas diciendo hay si yo pudiese vivir esto, se te está moviendo el piso? O vas a esperar que se te mueva para ir recién a Jesucristo? Mira, solamente Jesucristo es el Salvador es el Señor, Solamente Jesucristo es el que puede calmar toda tu ansiedad, llenar todo tu vacío solo Jesucristo puede darte la esperanza de una vida abundante ahora y una vida maravillosa y eterna. En estos días estaba visitando a una chica que se quiso matar, le digo, por qué si hay tanto por lo cual vivir? Cristo te ama, Mi querido oyente, eso es lo más fácil, pero es el acto más cobarde. Acude a Jesucristo en esta hora. Que Dios te bendiga.

La obra del Espíritu Santo en los postreros tiempos 4 de 4
¿Qué tipo de cosas estás dispuesto a hacer?

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>