¿Cristiano ó Religioso?

¿Cristiano ó Religioso?

Autor: Herman Hartwich

Muchas personas se llaman cristianas sin tener bien en claro que a lo que le llaman cristianismo es en verdad Religiosidad, descubra de la mano de Herman Hartwich la gran diferencia entre estos dos términos.


DESCARGARLO AQUI :
PE1571- Estudio Bíblico – ¿Cristiano ó Religioso?



Qué tal mis amigos! Realmente me asombra que la mayoría de la gente se considera cristiana.

Tengo una expresión que siempre hablo con mis conocidos – o con quien se presente la oportunidad – “¿es religiosa o si es cristiana?”, algunos dicen “¿Y no es lo mismo?” yo les digo “no, no es lo mismo. Profesar una religión es una cosa y ser cristiano es otra cosa”.

Ser cristiano lo defino como una relación personal con Dios. ¿Qué quieres? ¿Una religión o una relación?

De religión la gente está saturada. De religión la gente está cansada. No tengo la menor duda, a la luz de la Palabra de Dios, que el Señor quiere un cristiano.

Y quiere un cristianismo dinámico, que se mueve, que tiene resultados, que es firme y constante en su causa.

Y en esta maravillosa Palabra de Dios se nos provee la revelación y la solución para lo que suele ocurrir con el cristiano y con el cristianismo. Es decir, la ociosidad, la vida sin fruto, ese tipo de cristiano tambaleante.

Me gusta cómo el apóstol Pedro nos escribe en su segunda epístola, en el capítulo 1 versículos 13 al 15. Él decía a los cristianos a quienes dirigía su epístola. –Recordemos que ésta es una epístola universal– El escribió“Pues tengo por justo, en tanto que estoy en este cuerpo, el despertaros con amonestación; sabiendo que en breve debo abandonar el cuerpo, como nuestro Señor Jesucristo me ha declarado. También yo procuraré– preste atención, que primero dijo – “tengo por justo que estoy en este cuerpo, el despertaros con amonestación”– y ahora dice –“también procuraré con diligencia que después de mi partida vosotros podáis en todo momento tener memoria de estas cosas.”Por un lado:“justo… el despertaros con amonestación”y por otro lado: “procuraré aún… después de mi partida”

Yo creo que Pedro logró su propósito. Mientras que él estuvo en el cuerpo estuvo predicando, exhortando, animando a los cristianos. Y ahora que partió, después de mucho tiempo, tenemos su palabra escrita que Dios ha preservado de manera maravillosa y milagrosamente. Entonces analicemos lo que Pedro nos amonesta para despertarnos –¡y vaya que siempre tenemos que estar despiertos!Demasiada gente está durmiendo espiritualmente, demasiados cristianos llamados “cristianos” están durmiendo espiritualmente.

Leamos a partir del verso 3 y analicemos ciertas palabras claves en este mensaje. Voy a leer primeramente todos estos versículos, y después vamos a repasar toda esta serie de virtudes que nosotros debemos practicar y esforzarnos.

Dice el apóstol Pedro“Como todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad nos han sido dadas por su divino poder, mediante el conocimiento de aquel que nos llamó por su gloria y excelencia, por medio de las cuales nos ha dado preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas llegaseis a ser participantes de la naturaleza divina, habiendo huido de la corrupción que hay en el mundo a causa de la concupiscencia; vosotros también, poniendo toda diligencia por esto mismo, añadid a vuestra fe virtud; a la virtud, conocimiento; al conocimiento, dominio propio; al dominio propio, paciencia; a la paciencia, piedad; a la piedad, afecto fraternal; y al afecto fraternal, amor. Porque si estas cosas están en vosotros, y abundan, no os dejarán estar ociosos ni sin fruto en cuanto al conocimiento de nuestro Señor Jesucristo. Pero el que no tiene estas cosas tiene la vista muy corta; es ciego, habiendo olvidado la purificación de sus antiguos pecados. Por lo cual, hermanos, tanto más procurad hacer firme vuestra vocación y elección; porque haciendo estas cosas, no caeréis jamás. Porque de esta manera os será otorgada amplia y generosa entrada en el reino eterno de nuestro Señor y Salvador Jesucristo”.

Quisiera referirme a ciertas palabras que se mencionan aquí. Primeramente dice: “todo lo que pertenece a la vida y a la piedad”…VIDA, o sea, referente a la verdadera vida de Cristo en nosotros –porque antes estábamos muertos en delitos y pecados– … la revelación para la Vida vino por Jesucristo, él quitó el velo de las incertidumbres y el temor.

La Palabra de Dios no tiene misterios, es transparente y tan sencilla, para que, sencillamente o simplemente, la obedezcamos y la vivamos.

También dice“…lo referente a la piedad”. Es decir, PIEDAD es virtud que inspira– por el amor a Dios, devoción a las cosas santas y por el amor al prójimo –actos de abnegación y compasión.

Bien dijo Pablo, escribiendo a los efesios, que Dios nos salvó para que andemos justamente, en buenas obras y que debíamos ejercitarnos para la piedad.

Es decir, todo lo que tiene que ver con la verdadera “vida” de Cristo en nosotros, en las verdaderas obras que son producto de las obras de esa “vida”, entonces vemos que el apóstol Pedro está tratando con nosotros. Y habla acerca del divino poder mediante el conocimiento de Cristo.

Mi querido amigo, amiga… en tanto no conozcas y viva Cristo en ti –por el arrepentimiento y la fe– no puedes experimentar el maravilloso poder para ser una persona victoriosa.

Muchas personas quieren la victoria, quieren que les vaya todo de maravilla. Pero no quieren a Jesucristo de corazón, no quieren arrepentirse de sus pecados. No quieren aceptar el señorío y la salvación de Jesucristo.

Aquí también el apóstol hace referencia a las grandísimas y preciosas promesas. Y las promesas del Señor no son ‘cuentitos’. Son realidades de las que Pablo afirma que son “Sí y amén”.

Él no miente, ni engaña y nunca faltó a su palabra. Así que mis queridos amigos, pongamos atención a esta Palabra para llegar a ser participantes de la naturaleza divina.

El ser nacidos de nuevo y– de hecho –el ser habitación del Espíritu Santo ya es el comienzo de la Naturaleza divina.

Cuando te arrepientes de tus pecados, recibes a Jesucristo en tu corazón, y naces de nuevo –pues él comienza a morar en tu vida a través del Espíritu Santo y ese espíritu– produce el querer y el hacer la voluntad de Dios. Mientras que cuando estamos perdidos no tenemos poder sobre el pecado, al contrario, el pecado nos domina.

El apóstol dice: “habiendo huido de la corrupción”.

Hay gente que pretende participar de la naturaleza divina pero no huye de la corrupción. Muchas personas pretenden ser “cristianas” pero no dejan su vieja manera de vivir ni intentan siquiera abandonarla. El plan de Dios es que participemos de Su naturaleza, de esa naturaleza divina –de la que recibimos cuando entregamos nuestra vida a Jesucristo– pero que a su vez también huyamos de la corrupción.

Y entonces pone aquí una expresión “poniendo diligencia”. Y esto significa poner cuidado y actividad en ejecutar una cosa, diligencia, esfuerzo, cuidado, valentía, poner por obra, etc… son palabras que hablan de lo mismo, hay que trabajar para llegar al éxito, al crecimiento espiritual.

Entonces – encontramos aquí que debemos añadir, ir agregando, acrecentando a todo lo que nosotros iniciamos con la fe.

Primeramente, la fe. Porque el comienzo es la Fe salvador a través de Jesucristo.

Esto es muy extenso mis queridos amigos, pero simplemente quiero reducirlo para que tengas clara tu necesidad de entregar tu vida a Jesucristo.

Dice aquí “a tu fe” – comenzando con él – agrega:

  • “virtud” – buena conducta.
  • “conocimiento” – entendimiento de Dios y Su voluntad.
  • “dominio propio” – auto control
  • “Paciencia” – virtud que consiste en sufrir con entereza los infortunios y los trabajos, ciertamente es opuesto a la ira.
  • “piedad” – inclinación a las cosas santas al servicio, al prójimo.
  • “Afecto fraternal” – inclinado a la familia, a los hermanos, amor, afecto por el cual el ánimo busca el bien verdadero– o imaginado –y apetece gozarlo.

  • De esta manera Pablo dice que no tendremos una vida ociosa – es decir sin trabajo o sin hacer alguna cosa – porque ésta es la vocación, es la inspiración con la que Dios llama a algún estado, especialmente en lo religioso, pero también dice que es nuestra elección elegir, escoger, preferir… tú lo eliges mi querido amigo, tú eliges si quieres ser un verdadero cristiano o simplemente un religioso. En ti está la elección.



    Vengo a darte LIBERTAD!
    Ser & Hacer

    Déjanos un mensaje!

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>