Convención de la Confraternidad Carcelaria (2ª Parte)

 Convenciónde la Confraternidad Carcelaria
(2ª parte)

 Tobías Merkle participa en laConfraternidad Carcelaria en Alemania, actualmente está trabajando con privadosde libertad jóvenes, llevando la esperanza a sus vidas que solo Jesucristo puede darles.


DESCARGARLOAQUI: 
 EA568– Entre Amigas –
Convención de la Confraternidad Carcelaria (2ª Parte)



Receta:  Garbanzos Gratinados


Entrevista con Tobías Merkle

Tobías: Actualmentesoy el director de la confraternidad carcelaria en Alemania y trabajo con jóvenes del penal. Ellos vanprimeramente al penal, y  posteriormente,durante la sentencia están con nosotros. Y nosotros vivimos con ellos, sería una familia para 5 ó 6 delincuentes. Actualmente tenemos 16 de ellos. Lamayoría de ellos no conoce lo que es que funcione una familia. De esta manera ellos ven cómo es que funciona una familia.

Tenemos también una rutina para ellos. El día empieza a las5:45,  con gimnasia, y hasta las 10 de lanoche es un programa  con muchas cosasentre medio.

En Alemania los problemas más grandes se relacionan con laviolencia,  contra objetos, autos, casas,pero la que más se manifiesta es contra las personas.  También existe mucha problemática con lasdrogas.

Los jóvenes con este tipo de programas reacciona de maneradiferente,  pues el ambiente ó la atmósfera es distinta.  Esta es una nuevaexperiencia, en la cual los jóvenes deben atender a sus responsabilidades, yactividades.  Entonces requiere de queellos se dispongan a hacer todas las cosas durante esa jornada y tareas queocupen su tiempo. Ocurre que muchos de ellos toman esa responsabilidad, aunqueno todos lo hacen.

Dependiendo del joven, el tiempo que permanezcan en susfamilias,  también dependiendo de lasentencia que reciban el tiempo puede ser de uno ó dos años.  Ese tiempo no es suficiente ya que en un añoellos deben hacer todo lo que no han hecho hasta ahora,  pero es muchísimo mejor este tiempo aquí, queel que reciben en el penal. Luego de que la sentencia se termina, ellos tienen la posibilidad de quedar en contacto  connosotros también, tenemos algunos lugares a los cuales ellos puedenasistir  y también existen familias, alas cuales ellos también pueden ir.  Ellos tienen sus propias familias, pero por lo general ó están disgregadas, con problemas ó ellos tienen problemas con susfamilias. Tal vez muchas veces las familias son mono parentales,  con muchos problemas. Si ellos regresan, segeneran mayores problemas.

La forma de elección de las familias,  se hace principalmente selección de familias cristianas,  con visión. Tenemos una comunidad, con pastoreo, oración, para estos temas.

Yo llegué al trabajo con prisiones, cuando luego de laescuela trabajé con drogadictos y visité a alguien en un penal.  Me dicuenta que en los penales no hay solución para la delincuencia.

Nosotros recibimos fondos del gobierno, de la iglesia, de personasprivadas, también aparte de los talleres.

Las prisiones no dan respuesta de rehabilitación. En Alemania, hay penales muy buenos, pero en todos los penales hay  mucho trabajo, mucha educación, pero la subcultura no se puede cambiar en el penal. Un interno necesita salir de la subcultura que predomina. En este programa cristiano, hay jóvenes que hanconocido a Jesús, y muchos están buscando una solución para su vida, y muchoshan decidido  tener una vida con Jesús.

 

Convención de la Confraternidad Carcelaria (1ª Parte)
¿Quién no Quiere Verse Linda? (1ª Parte)

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>