Consumismo (parte 2)

Título: Consumismo
Autor: Jorge y Gaby Aguerre
Nº: TA52

Consumismo (2)

Por Jorge Aguerre y Gabriela Rodriguez

En esta segunda parte trataremos de profundizar en las causas o razones por las que consumimos, y luego vamos a ver las consecuencias negativas que tiene el consumismo

La publicidad

La primera causa que nos induce a gastar más de lo que podemos gastar. Vamos al supermercado a buscar un kilo de azúcar, un kilo de harina y nos venimos con los ravioles, ya preparados, llegamos con un juguete para el niño y con un carrito lleno y con los bolsillos vacíos, con la tarjeta cargada. En esto vemos claramente lo que es el trabajo de la publicidad en el tema de la venta. La forma en que la sociedad presenta la mercadería es una forma de vender. Nos venden más a través de la vista que a través de la necesidad real que puede tener la persona que va a comprar a un supermercado. Se puede hacer una evaluación y ver que una persona que va a un almacén compra lo específico. Pero quien va a un supermercado por medio de la vista les son vendidos otros artículos que no son de primera necesidad y sino que son codiciables y la persona es seducido por estos artículos.

No lo necesito, pero…

No solo codiciable a los ojos y seductor a los ojos, sino que también a nuestra mente. Muchas veces se va caminando por entre las góndolas y vemos un producto que no es tan codiciable pero vemos estas palabras ” ¡gran oferta! Pela papas con incrustaciones de diamantes!” ( es un ejemplo que una vez leí en un libro.) No necesito un artículo así pero dice ¡gran oferta!, pero no lo necesito. Recordemos la pregunta anterior ¿ Lo necesito?. También tenemos otro caso, otro instrumento que tiene la sociedad para hacernos consumir lo que no debemos. Ese es el de mantener el status, o subir el status o de dar la apariencia a la sociedad de que tenemos un status determinado.

La sociedad tiende a darle el valor a una persona según las cosas que esa persona tenga. Tal vez se sientan más valorados por ir a comprar a supermercados o a shopping gigantes, en ir a comprar solo lo justo a un almacén que esté cerca. Es el concepto que la sociedad nos quiere inculcar pero que no es el correcto. Hoy en día en el Uruguay, se está dando el fenómeno de que las galerías se están despoblando de comercios. ¿Porqué pasa que la gente se está yendo a los supermercados y a los shopping? ¿No será por un tema de status o por un tema de orgullo? En las galerías o ferias encontramos los mismos productos por menor precio. Tengamos cuidado de no caer en estas pequeñas sutilezas que la sociedad nos presenta y que para el concepto general son totalmente normales, cuidemos en cada pasito que demos.

Tarjetas de Crédito

Una segunda razón las famosas tarjetas de créditos. Un tema que quizás la sociedad pensó que era un beneficio pero viéndolo se ha transformado en un peso. Te da la sensación de que algún día lo podrán pagar. Por eso es que las personas pueden comprar compulsivamente con la tarjeta de crédito. Mientras no llegue al limite no importa si tengo el dinero o no.

Es un engaño que se le da a la persona, que se tiene la posibilidad de comprar aún no teniendo el dinero. Y es así que muchas personas pierden el control de las cosas a que pueden acceder realmente. En su mente no está el hecho de hacer un presupuesto de las cosas que pueden comprar, sino que se dejan engañar con el tener una tarjeta que les da el acceso a poder comprar todas las cosas que quieran. Cuando en realidad no lo es así.-

You've got the whole world in your hand???

Algunas personas me hacen reacordar a un dibujito de mi niñez que se llamaba “Heman” el cual salía de su castillo y decía : “yo tengo el poder”. Algunas personas, sacan su tarjeta de crédito y creen que tienen el poder de conquistar el mundo con la tarjeta. Pero lo que no saben, es que el mundo los va a conquistar a ellos. Y ellos serán los derrotados.

Algo importante para aclarar es que el plástico en sí de la tarjeta no es malo. Lo que sí es malo es el mal uso que hacemos de ella. El uso desenfrenado. Y es muchas veces cuando nos engañamos a nosotros mismos pensamos que teniéndola, es la forma de obtener todas las demás cosas. La tarjeta calma esa ansiedad que hay en el ser humano de querer todo ya! Este es otro problema que tiene la sociedad con la tarjeta de crédito, la cual si se pone en las manos de Dios, lo pueden manejar perfectamente.

Comprar con gozo

De otra manera, recobrar el gozo de obtener las cosas. Por ejemplo, si ahorramos para comprar una mesa, y la compramos, luego tendremos un buen recuerdo de ella. Pero si la compramos con la tarjeta, luego solo vamos a tener la carga de tener que pagar las cuotas.

Tengamos cuidado con este tema de las tarjetas de crédito. Cuando uno entra en ese juego, ni cuenta se da en lo que se está metiendo. Hemos visto la realidad en vidas de muchos jóvenes, mayores, familias que han quedado endeudadas gravemente, que han perdido todas las cosas que han comprado con sus tarjetas, por no poder pagar las cuotas de las deudas en las que se han metido; sin haberlo pensado, o sin haber hecho un presupuesto, sin haber medido las consecuencias de ese uso compulsivo.

Muchas pequeñas deudas se transforman en una bola de nieve Eso lo vemos todos los días, en mi trabajo, que soy asesor de créditos para pequeñas y medianas empresas. Son créditos que se dan para que la empresa se impulse y salga adelante, con proyectos empresariales de emprendimiento. Pero la mayoría de los empresarios me piden créditos para cancelar el fuego de las tarjetas de crédito. Esto nos transmite la realidad Uruguaya y tal vez Latinoamericana, de que la gente esta muy endeudada con cantidad de deudas chicas.

Que Dios nos dé sabiduría cuando se nos presentan estas tentaciones. Porque hoy en día hay un muy fácil acceso a las tarjetas. Y queda para cada uno el hecho de saber cómo utilizarla.

Consecuencias

¿Qué consecuencias nos trae el mal uso de las tarjetas y el gasto indiscriminado del dinero que tenemos? Por ejemplo en el ámbito familiar. Las consecuencias que tiene son sumamente malas. Perjudican mucho las relaciones personales, las relaciones familiares, los amigos, las personas que salen de garantía. He vistos muchos casos en donde las esposas les esconden a los esposos las cosas que compran con las tarjetas; luego vienen los estados de cuenta y no saben cómo van a hacer para poder pagar. Luego vienen las diferencias, las peleas, los disgustos, enfrentamientos. Cosas feas que hay entre esposos que no tendrían que surgir por esto. Afecta profundamente al ámbito familiar, afecta a las relaciones interpersonales, nos afecta a nosotros. Por eso es que debemos tener cuidado con nosotros mismos.

Debemos tener cuidado con las consecuencias familiares que nos pueden traer las tarjetas. Hay una frase ahora que dice en vez de “Hasta que la muerte los separe”, ” hasta que las deudas los separen” En la vida espiritual ¿Qué pasa cuando estamos endeudados con las tarjetas de crédito? ¡Podemos tener , gozo, paz, esperanza? ¿Podemos estar ejerciendo el amor hacia el prójimo? ¿Podemos estar ejerciendo naturalmente el amor hacia Dios? ¿Podemos estar con la templanza, con el dominio propio en nuestros cabales? ¿Podemos estar orando y recibiendo de su palabra? Vemos que las tarjetas de créditos y las deudas en general, el consumismo en general, el gastar del dinero que muchas veces no tenemos, y el no llegar a fin de mes, nos perjudica en la vida personal, nos perjudica en la vida familiar, nos perjudica en la vida espiritual.

Esperanza

Hay una esperanza, siempre hay una esperanza. Debemos arrodillarnos y llegar a los pies de Jesucristo, debemos confesar nuestro pecado de haber administrado mal el dinero que el Señor nos dio. De haber administrado tan mal nuestro tiempo y de haberle hecho caso a nuestra avaricia y no a su palabra. Nuestro Señor Jesucristo es un Señor de Amor y de perdón. A quienes hemos tenido problemas económicos, El nos quiere reordenar nuestra vida. Solamente confesémosle a él este pecado de tan mala administración y recobremos el gozo, la paz, de nuestra comunión.


Descárgalo a su propio pc para escuchar o compartír con otros: TA52.mp3



La teoría de la evolución (parte 1)

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>