Conspiración mundial y la Biblia

img_0021b_conspiracion(1ª parte)

¿Qué dice la Biblia sobre las teorías de conspiración mundial? ¿Serán parte de la Palabra Profética? En esta serie se tratarán éste y otros asuntos interconectados.

Johannes Pflaum
Teólogo, docente y escritor suizo

En 2 Pedro 1:19-20 dice: “Tenemos también la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en estar atentos como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que el día esclarezca y el lucero de la mañana salga en vuestros corazones; entendiendo primero esto, que ninguna profecía de la Escritura es de interpretación privada, porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo.” En forma consciente, pongo estas palabras al comienzo de mi exposición sobre el tema: “Teorías de conspiración mundial a la luz de la Biblia”. Lo que nos da luz, cual lámpara en lugar oscuro, es la Palabra profética de la Biblia. La misma, es el único indicador y el único compás a seguir en todas las cosas con que somos confrontados en los tiempos del fin. Eso, no obstante, no se refiere solamente a la Palabra profética, sino a toda la Palabra de Dios, como podemos leer en el Salmo 119:105 y en otros pasajes.

Todos los que son del club de los bíblicamente fieles, están de acuerdo con esta introducción. Y aun así, debemos examinar, una y otra vez, si miramos a la luz de la Biblia los pensamientos, las filosofías y las corrientes con las cuales nos vemos confrontados, o si comenzamos a leer e interpretar la Biblia a la luz de esos pensamientos, filosofías y corrientes. En este contexto, me parece estar descubriendo una tendencia peligrosa , justamente, entre los bíblicamente fieles. Últimamente, cada vez más, he sido confrontado iglesias e individuos con teorías de conspiración mundial que, supuestamente, serían el cumplimiento de la profecía apocalíptica. Además, en el área de la fidelidad bíblica, se está manifestando un expertismo autoproclamado cada vez más amplio acerca de estos asuntos.

Ya sea la elección de un presidente norteamericano, el once de septiembre, la gripe porcina, o la crisis financiera mundial: Detrás de todo, están, supuestamente, los masones, los del Grupo Bilderberg, y los Illuminati, que habrían instrumentalizado para sus fines a la ONU, al igual que a toda la política mundial y a los medios de comunicación masiva, y que determinan los destinos. Supuestamente, ellos dirigen la historia y la economía del mundo con mano firme, y llevan todo en forma bien planificada y, paso a paso, hacia un gobierno mundial y la aparición del Anticristo. Como fundamento bíblico, se señala que las Escrituras predicen la aparición de un último gran dictador mundial y adversario de Cristo. La pregunta, sin embargo, de si todas esas teorías concuerdan con lo que nos dice la Palabra de Dios sobre el transcurso de la historia, y también sobre el desarrollo de los acontecimientos apocalípticos en detalle, no es suficientemente considerada. Por esta razón, vuelvo a mencionar lo del comienzo. Todas estas teorías de conspiración mundial, ¿realmente son examinadas a fondo, a la luz de la Biblia, o se ha comenzado – quizás, incluso con buenas intenciones – a leer e interpretar la Biblia a la luz de estas teorías?

Mi gran temor es que lo segundo y no lo primero haya ganado espacio entre los bíblicamente fieles. Como anticipo: Desde el punto de vista bíblico, me parece cada vez más probable que todas estas teorías de conspiración sean parte de la seducción apocalíptica. Esto no lo digo como persona ajena al asunto. Hace alrededor de 29 años atrás, fui confrontado por primera vez con estas teorías que, como adolescente creyente, me fascinaron y me cautivaron.

Fue el testimonio del supuesto ex Illuminati John Todd, quien había pertenecido al supremo gremio líder de esta secreta hermandad ocultista, y quien después de su conversión saliera con la “verdad” sobre el dominio mundial. A eso, se agregaban la supuesta ex suprema hechicera Rebecca Brown, al igual que el supuesto ex jesuita Alberto Rivera (a quien se conoció a través de los Chick-Comics), ambos dando testimonio de la destrucción e infiltración de los evangélicos. A través de estas confidencias, llegué a los libros de Des Griffin: ¿Quién gobierna el Mundo? y Los Soberanos – la Quinta Colonia de Lucifer, que también documentan el dominio mundial de los Masones y de los Illuminati. A eso, se agregaron los libros de Garry Ellen: Los Insiders, Los Documentos de Rockefeller y Hombre Oscuro en la Casa Blanca. Esto fue, en cierto sentido, mi propia iniciación en los supuestos verdaderos trasfondos del acontecer mundial, que concuerdan, según pensaba en aquel tiempo, con la profecía bíblica.

John Todd, el supuesto ex Illuminati de alto rango, relataba, por ejemplo, como los Illuminati transfirieron varios millones de dólares al Movimiento Jesus People (Gente de Jesús), para que éstos trajeran el rock cristiano a las iglesias como elemento destructor. Ésas eran noticias que impresionaban. Lametablemente, el Illuminati John Todd, la ex hechicera soberana Rebecca Brown, y el supuesto Jesuita Alberto Rivera, resultaron ser inverosímiles y mentirosos. Pero, eso lo supe recién años después.

Mirando hacia atrás, fueron otras razones y, sobre todo, el ocuparme cada vez más intensamente de la Biblia misma, lo que hizo que, con referencia a todas las teorías de conspiración mundial, comenzara a preguntarme y a dudar cada vez más. Como ya he mencionado, actualmente, incluso, me parece muy probable que las mismas sean una obra enceguecedora muy sutil y camuflada de piedad de las tinieblas, la cual aleja a muchos creyentes de la simplicidad en Cristo y los seduce a pensar más allá de lo que está escrito. Mis exposiciones, no obstante, no están pensadas como algo definitivo en cuanto a sabiduría, sino que corresponden a mi actual estado de conocimiento. También quiero mantenerme abierto a cualquier corrección en el futuro. Esta serie esta pensada para servir, a cada uno, como impulso para volver a analizar las supuestas evidencias desde el fundamento bíblico, y a no dejarse arrastrar precipitadamente en una cierta dirección.

Está fuera de discusión que vivimos en los tiempos finales y que, a nivel mundial, el pecado y la maldad están madurando. También la apostasía que llega hasta dentro de la iglesia de Jesús, es aparente. Al final, la anarquía desembocará en la aparición del Anticristo. Un asunto muy diferente, sin embargo, es si todo esto es un proceso dirigido por hermandades secretas, que ha sido seguido paso a paso a través de las décadas, o si la aparición del Anticristo simple y llanamente ocurre a través de la maduración del pecado y la impiedad, al igual que de los poderes de las tinieblas asociados con la misma.

Como segunda observación, vale tener en cuenta que los Masones, los Bilderberger y otras organizaciones del espíritu de este mundo, están impregnados del espíritu de este mundo, de los deseos de la carne, los deseos de los ojos, la arrogancia de la vida y la influencia de las tinieblas. También es posible que haya una ambición de poder, a nivel mundial, en estas asociaciones. En acontecimientos determinados, como por ejemplo la Revolución Francesa, en verdad se puede determinar una influencia de los Masones.

Pero, en un plano muy diferente, se encuentra la pregunta de si estas asociaciones, en general, tienen la influencia y el poder, en la política del mundo, que estas teorías de conspiración les asignan. Quizás usted haya notado que he suprimido a los Illuminati en este listado. Esto tiene una razón, de la cual trataré en la próxima parte. También debemos permitirnos la pregunta, de si todos estos esfuerzos hacia la unidad global realmente son dirigidos, en forma central, por algún tipo de organización, o si las mismas sencillamente expresan la creciente impiedad y la maduración del pecado, y la ceguera conectada con la misma a través del dios de este mundo, como Pablo denomina a Satanás (2 Co. 4:4). Cuando consideramos en el Antiguo Testamento la construcción de la Torre de Babel, vemos que no se necesitó ninguna organización secreta para impulsar el deseo de una unidad global a largo plazo. Alcanzó, para ello, sólo el pecaminoso corazón humano y la impiedad relacionada con el mismo.

También es necesario observar que las teorías de conspiración se han multiplicado explosivamente a través de Internet. Pareciera que cualquiera puede, en el correr de un tiempo muy corto, convertirse en un experto sobre el verdadero trasfondo en los asuntos de dominio global, los Illuminati, la Masonería, el 11 de Septiembre, o la Gripe Porcina.

No es solamente en los círculos bíblicamente fieles, que el Internet es considerado, a pesar de unas pocas características buenas, como un instrumento de falsificación y manipulación de verdades en gran escala. Los expertos están de acuerdo entre sí en que, a través del Internet, está disminuyendo el conocimiento experto consolidado, y en que se propagan, cada vez más, informaciones y conocimientos aparentes. Además de foros y personajes académicos a ser tomados en serio, también existen en Internet toda una serie de profesores, doctores y otros necios que, por vanidad, por afán de sobresalir, o también para mortificar, hacen declaraciones grandilocuentes y presentan tesis aventureras. Muy pocos son también los que se preguntan acerca de los objetivos ideológicos que esos individuos persiguen con sus declaraciones. Tampoco es seguro, en algunos casos, si los expertos autoproclamados realmente poseen sus mencionados títulos científicos, y si sus audaces tesis realmente pertenecen a su área de expertismo. Especialmente en conexión con la Gripe Porcina, había entre los teóricos de las conspiraciones, también científicos con trasfondo esotérico y algunos que están conectados con la medicina alternativa.

Ahora, en los círculos fieles bíblicamente, he hecho observaciones interesantes. Por un lado, se advierte, con toda razón, de la seducción a través del Internet. Por otro lado, muchos de los autoproclamados expertos en asuntos de conspiración, se apoyan en sus búsquedas en Internet. Eso debería darnos que pensar.

Una cuarta nota preliminar. Mucho más importante que todo lo dicho hasta el momento, debería ser, para nosotros, la preocupación de saber lo que la Biblia realmente enseña sobre el desarrollo de los acontecimientos apocalípticos. A manera superficial, puede que algunas de las teorías de conspiración estén en acuerdo con las Escrituras, ya que la misma habla de un gobierno global y de una dictadura mundial. Pero, mirándolo bien, me parece encontrar en la profecía una línea que, en principio, cuestiona las ingeniosas teorías de conspiración, y que, en parte, incluso, las contradice. Volveré sobre el tema, en esta misma serie.

En la próxima edición, me gustaría examinar más de cerca el llamado de la Biblia a la sobriedad.

Un pensamiento acerca de “Conspiración mundial y la Biblia

  • 14 noviembre, 2016 at 19:29
    Permalink

    Saludo, bendiciones para ud. les escribo desde Nacimiento, Chile
    necesito su ayuda estoy estudiando el tema de la profecía Bíblica, pero me he topado que no una respuesta segura y acertada del Aniversario 70 del pueblo de Israel para el año 2018, también sobre los 50 años del Jubileo de la Cuidad de Jerusalen 1968-2018, en relación a los acontecimiento bíblico, mis alumno me hicieron aquella que tenia la super luna de hoy 14 de noviembre 2016, con la otra superluna, que ocurrió en 1948-2016 68 años de este acontecimiento, yo se que ud. tienen esto estudio con esto tema, seré muy agradecido de ud.
    S.S.S. Hno. Roberto Saldias Roa

    Responder

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>