Con cristo es mucho mejor, Síguele

Título: Con Cristo es mucho mejor, Síguele 

Autor: Herman Hartwich
Pe1329

Herman Hartwich, nos comparte un programa que plantea un desafío triple. Negarnos a nosotros mismos, tomar su cruz, y seguirle a Él.


 


Descargarlo para tener o compartir con otros: Pe1329.mp3



 


Qué Tal mis amigos venimos al encuentro con ustedes con el intenso deseo de compartirles la palabra de Dios. En esta oportunidad quisiera dar lectura a las palabras que encontramos en el Evangelio según San Lucas, Capítulo 9 verso 23. Cuando Jesús Dijo: Y decía a todos, si alguno quiere venir en pos de mi, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día, y sígame. En el contexto de estas palabras, Jesús busca la opinión de sus discípulos, acerca de sí mimos, y les preguntó, qué dice la gente que es el hijo del hombre? Luego dice, y quién decís vosotros que soy yo?

Mi querido amigo pensaste alguna vez qué quiere saber de ti? Te preguntaste alguna vez el hecho de que Jesús quiere saber qué opinas de él cuál es tu posición frente a Cristo? Confesar que él es el Cristo no es meramente creer en Dios, y que él es su Hijo, la mayoría de la gente dice que cree en Dios, y si le preguntamos a la mayoría de la gente dice pero por supuesto. Pero no es suficiente, Jesús les habla de su obra, y aparentemente no muy halagadora a los ojos o entendimiento de aquellos hombres porque él les estaba hablando de lo que iba a padecer de lo que iba a sufrir no? Que tenga que sufrir siendo tan bueno, Noo, es un valor, no lo podemos permitir quizás dirían aquellas personas, con un hombre como este quizá podríamos hacer muchas cosas, como era la ambición de Judas Iscariote que estaba asombrado del poder de Jesucristo y pensaba este es el tipo que necesitamos.

El Mesías político, el líder político. Ah… los pensamientos nuestros, los pensamientos de hombres siempre queriendo sacar provecho de las personas, de las instituciones o de los gobiernos. Muchas personas se acercan a los centros Cristianos, justamente para ver si pueden sacar provecho de alguna manera. Es más, hasta diría yo que se acercan hasta el propio Jesucristo, con intenciones, intenciones deshonestas. Pero Jesús les dijo, sí muchachos, la cosa es así. Por tanto si alguno quiere venir conmigo escuche las 3 condiciones. Acabo de leer este versículo, lo vamos a repetir. Si alguno quiere venir en pos de mí niéguese a sí mismo tome su cruz cada día y sígame. Estas son las condiciones que el Señor Jesucristo puso, las habías escuchado en alguna oportunidad? O si las escuchaste pensaste mi querido amigo, mi querida amiga en lo que involucra todo esto? Veamos primeramente, Niéguese a sí mismo, y si me tengo que negar a mí mismo, dónde me voy a quedar, qué voy a hacer? Entonces qué? Tengo que ser un muñeco? Un muñeco de trapo en las manos de Dios? Nosotros pensamos hablamos y hacemos todo a nuestro antojo. No te has puesto a pensar que en la vida, prácticamente usamos la mayor parte de nuestra vida, haciendo, pensando, viviendo como nos canta la gana?

Bien dice el profeta Isaías en el capítulo 55, voy a leer versos 7 al nueve, cuando dice, deje el Impío su camino y el hombre inicuo sus pensamientos y vuélvase a Jehová el cual tendrá de él misericordia y al Dios nuestro el cual será amplio en perdonar, porque sus pensamientos no son vuestros pensamientos ni vuestros caminos, mis caminos, dice Jehová como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos y mis pensamientos más que vuestros pensamientos. Escuchaste bien mi amigo? Dice: cada cual se apartó por su camino. Esto es o equivale decir, cada uno hace lo que quiere o que cree en su concepto que es correcto pero Jesús está diciendo Niéguese a sí mismo.

Si no estamos dispuestos a dejarnos dominar, o controlar por el Señor, entonces, para qué profesamos o decimos, ser cristianos? La segunda condición que pone cristo para seguirle, es tomar la Cruz, la cruz es conocida como símbolo de muerte aquí representa la muerte o la separación de la vida anterior. Y que ha de ser distintivo de un discípulo porque nosotros como Cristianos estamos llamados a morir a la vieja vida. A separarnos de la vida de pecado.

Mucha gente cree que se convierte en Cristiano pero no dejan lo viejo, piensan bueno, yo voy a una iglesia y acepto lo que dice la palabra de Dios etc, etc. Hasta agarran una Biblia, se congregan cantan, alaban al Señor, pero no deja la vieja vida. La nueva vida no puede entrar donde no se desaloje la vieja. Podemos decir así, la cruz nos habla de una relación vertical, y también nos habla de una relación horizontal.

Alguien dijo. El mástil central nos habla de una relación de arriba abajo. Dios guió, pero el brazo, el madero que atraviesa nos habla como de dos brazos extendidos. Una relación horizontal. Tomar la cruz es llevar una vida de relación con Dios, una vida personal, íntima fluida, con Dios pero que también se proyecta, se ve en la relación horizontal con mi prójimo, la verdad es que hay que morir para poder mantener estas relaciones. Porque si yo no muero a mi egoísmo a mi Odio, a mi falta de amor a mi falta de comprensión, si yo no muero, no puedo mantener estas relaciones ye s imposible, dice la Biblia decir que yo tengo una buena relación con Dios y no tengo una buena relación con mi prójimo. Pero sigamos con la tercera condición. Dice; Sígame, si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día, y sígame. Seguir es andar, seguir es que ande conmigo, sabe que el apóstol san Pedro, por ejemplo dijo en su epístola primera, en el capítulo 2 verso 21, hablando acerca de los padecimientos de Jesucristo, etc, dice al final de este versículo dice: dejándonos ejemplos, para que sigais sus pisadas, el apóstol Pedro dice que Jesús nos dejó ejemplo para que sigamos sus pisadas.

Por otro lado, el apóstol Juan, en su primera epístola Capítulo 2 verso 6 dice: el que dice que permanece en él, en Cristo debe andar como él anduvo. Este es el Seguir, nosotros podemos resumir, entonces en breves palabras este desafío, de Jesucristo. Negarse equivaldría decir, necesitas convertirte, a Cristo. Volverte a Cristo. Reconocer que solamente él es el Señor, y salvador, el único que puede perdonarte de tus pecados, y limpiarte de toda maldad. Tomar la cruz significa tomarte en un verdadero discípulo de Jesús, no simplemente un oyente sin calificación ni comprometido, no! Ser un discípulo, aquel discípulo que está siempre, que está allí, a los pies del Señor Jesucristo para aprender y aplicar la enseñanza. Y seguir, seguirle cada día, es realmente perseverar en el andar con él. Cuando tú llegues a conocer a Jesucristo como tu Señor y salvador vas a querer seguirle cada día. Porque llegas a descubrir la belleza, de su persona, la belleza de su enseñanza no vas a querer dejarle. Hay muchas personas que intentan andar con Jesús, así alternadamete, encuentros esporádicos, encuentros temporales. Pero Jesús dijo que el que persevere, hasta el fin, es el que recibirá la corona de la vida. Yo mi amigo, te desafío, te desafío en el nombre de Jesucristo, para tu propio bien que tú escojas el camino de Jesucristo, es el único que te podrá dar vida y paz eso lo afirmó Jesucristo y lo ha confirmado estos 20 siglos de Cristianismo. Que los sinceros cristianos, podemos afirmar y reafirmar, con Cristo es mucho mejor.

¿Como resolvió David sus problemas? - parte 2
¿Hay alguna semejanza entre la droga y la religión?

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>