Cómo resuelve Dios el conflicto palestino-israelí (parte 2).

Titulo: “Cómo resuelve Dios el conflicto palestino-israelí”(parte 2).

Autor: Norbert Lieth
  Nº: PE878
 Locutor: Gerardo Rodríguez

Podemos decir, en cuanto a los palestinos, o más bien en cuanto a las organizaciones terroristas palestinas, que son una continuación espiritual de los filisteos de antaño.

Se comparte aquí el primer paso de cuatro en cuanto al juicio que se va abriendo paso en forma de una tremenda guerra.


Descargarlo GRATIS a su propio pc para tener o compartír con otrosPE878.mp3



“Cómo resuelve Dios el conflicto palestino-israelí” (parte 2).

Estimados amigos, los ataques terroristas que con el tiempo han adquirido dimensiones mundiales, los atentados suicidas y muchos más han comenzado hace aproximadamente 40 años y a mi entender el conflicto palestino-israelí es una continuación de las discordias que desde el inicio tuvieron los judíos y los filisteos.

Cuando Abraham llegó por primera vez a la tierra prometida de Gerar (Gaza), tuvo grandes dificultades con los filisteos (Génesis 20:1 en adelante).

Muchos años después su hijo Isaac volvió a entrar a la tierra de Gerar donde los filisteos lo trataron a él y a sus siervos con odio, envidia y confrontación (Génesis 26:1 en adelante).

Esto se siguió arrastrando a través de la historia de Israel: Tras el éxodo el pueblo de Israel ingresó a la tierra prometida. Allí los reyes y los cananitas se les opusieron. Pero los filisteos siempre fueron los enemigos más empedernidos de los judíos, sobre todo porque fueron enemigos en medio de la tierra judía. Eso fue justamente lo trágico. Los filisteos fueron vencidos por Sansón, David, Salomón y Hiskia, más adelante también por los reyes asirios y Alejandro Magno. Pero lo extraño fue que con los filisteos ocurrió lo que ocurre con una llama cuando no se la apaga bien, poco tiempo después vuelve a arder. Más adelante veremos, que han transitado casi el mismo camino que Israel.

Ya no existen los filisteos como tales. Pero es llamativo, que aparezcan en las distintas profecías de los tiempos finales (Salmos, Ezequiel, Sofonías, Zacarías), así como Moab, Bosra, Edom, Azur, Gog y Magog. Son países y pueblos que hoy día ya no existen bajo este nombre, pero sí bajo otras denominaciones. Pero en la profecía de los tiempos finales aún los encontramos con los nombres antiguos. Sólo un ejemplo: Balaam le dijo al rey de los moabitas Balac: “…te indicaré lo que este pueblo (Israel) ha de hacer a tu pueblo (Moab) en los postreros días'' (Números 24:14).

De manera que podemos decir en cuanto a los palestinos, o más bien en cuanto a las organizaciones terroristas palestinas, que son una continuación espiritual de los filisteos de antaño. Hasta los nombres tienen su parecido. En Ezequiel 25:15-17 leemos que los filisteos tenían mucha sed de venganza y que despreciaban a Israel con todas sus fuerzas “destruyendo por antiguas enemistades''. Su enemistad recién terminará cuando Jesucristo regrese. Por eso no me refiero tanto al pueblo palestino como tal, sino a las organizaciones terroristas que maltratan al pueblo de Israel y tienen por lema su destrucción.

Ahora, ¿cómo solucionará Dios el conflicto entre Israel y Palestina?

Por un lado, a través del juicio (antes de la venida de Jesús) y, por otro lado, a través de la gracia (tras la venida del Señor).

Basados en la Escritura es de suponerse que un remanente de los palestinos estarán integrados al pueblo judío, pues en Zacarías 9:5-8 leemos: “Verá Ascalón, y temerá; Gaza también, y se dolerá en gran manera; asimismo Ecrón, porque su esperanza será confundida; y perecerá el rey de Gaza, y Ascalón no será habitada. Habitará en Asdod un extranjero, y pondré fin a la soberbia de los filisteos. Quitaré la sangre de su boca, y sus abominaciones de entre sus dientes, y quedará también un remanente para nuestro Dios, y serán como capitanes en Judá, y Ecrón será como el jebuseo. Entonces acamparé alrededor de mi casa como un guarda, para que ninguno vaya ni venga, y no pasará más sobre ellos el opresor; porque ahora miraré con mis ojos.''

Estas palabras se han cumplido en parte a través de la marcha triunfal de Grecia sobre Tiro (Zacarías 9:13). Todos los países circundantes entraron en ese entonces en un estado de shock, cuando Alejandro Magno destruyó a Tiro, sobre la cual los filisteos se habían apoyado tanto (Ezequiel 26:15-18).

Pero la profecía de Zacarías se extiende más allá hasta su cumplimiento principal en los postreros días. Las siguientes realidades evidencian que esto realmente se refiere a los tiempos postreros.

En estos acontecimientos se trata del regreso del Mesías Jesús para Israel, de la reedificación definitiva de su pueblo y del establecimiento de su reino milenial.En Zacarías 9:14 y 16 leemos: “Y Jehová será visto sobre ellos, y su dardo saldrá como relámpago; y Jehová el Señor tocará trompeta, e irá entre torbellinos del austro. Jehová de los ejércitos los amparará se llenarán como tazón, o como cuernos del altar. Y los salvará en aquel día Jehová su Dios como rebaño de su pueblo; porque como piedras de diadema serán enaltecidos en su tierra.''

Este acontecimiento además se trata de la gracia venidera en el reino mesiánico de paz, que será tan poderoso, que hasta un remanente de filisteos y otros más serán integrados a Israel (Zacarías 9:5-7). Al final Dios alcanzará su meta con las naciones a través de los juicios. Entonces ya no serán enemigos del pueblo judío sino como hermanos.

Y finalmente se trata de que las naciones sepulten definitivamente sus armas bélicas y que Israel nunca más vuelva a ser afligida: “Entonces acamparé alrededor de mi casa como un guarda, para que ninguno vaya ni venga, y no pasará más sobre ellos el opresor; porque ahora miraré con mis ojos'' (versículo 8). Aún después que estas palabras fueron escritas tras la esclavitud en Babilonia, muchos déspotas pasaron por Israel, por ejemplo los griegos bajo Alejandro Magno, el sirio Antíoco Epífanes y sobre todo los romanos, más adelante también los musulmanes, los cruzados y los turcos. Pero cuando llegue el tiempo del reino mesiánico ningún déspota volverá a cruzar Israel, pues Dios mismo “acampará como un guarda'' ante cualquier enemigo.

Volvemos con el tema del juicio sobre las organizaciones palestinas.

Este juicio se va abriendo paso en forma de una tremenda guerra.

Compartimos cuatro puntos en cuanto a esto: 

1. El rey de Gaza perecerá En Zacarías 9:5 leemos: “Verá Ascalón, y temerá; Gaza también, y se dolerá en gran manera; asimismo Ecrón, porque su esperanza será confundida; y perecerá el rey de Gaza, y Ascalón no será habitada.''

Hemos podido constatar en sucesos bastante recientes lo que se podría convertir en el cumplimiento de la profecía: 

Tras una nueva serie de ataques, Israel cortó cualquier vínculo con Arafat.

Arafat ya no será relevante para ellos, anunciaron los israelíes.

El ejército israelí dividió la franja de Gaza en tres partes.

La emisora “Voice of Palestine'' fue destruida y el aeropuerto de Gaza se volvió inutilizable.

Arafat no pudo salir de Ramallah durante la Navidad del 2001 ni tampoco pudo visitar Belén.

El rey jordano Abdullah II se mostró preocupado por los procedimientos de Israel y advirtió que una destitución de Arafat probablemente lleve a que los islámicos radicales Hamas se apoderen del poder y que ello culmine en una guerra civil.

Teóricamente sería posible que surja una guerra en Israel.

Pero: 

En el día del Señor la tierra que linda con el mar mediterráneo caerá en posesión de los judíos (no de los palestinos). Así está profetizado en Sofonías 2:5-7: 

“¡Ay de los que moran en la costa del mar, del pueblo de los cereteos!… tierra de los filisteos, y te haré destruir hasta no dejar morador. Y será la costa del mar praderas para pastores, y corrales de ovejas. Será aquel lugar para el remanente de la casa de Judá; allí apacentarán; en las casas de Ascalón dormirán de noche; porque Jehová su Dios los visitará, y levantará su cautiverio.''

Estimado amigo, faltan algunos puntos para tratar, pero el tiempo se está acabando por hoy y antes de terminar quiero adelantar lo siguiente: 

Dios resolverá el conflicto palestino-israelí por medio del regreso de Jesucristo. Y aquí es importante para cada uno de nosotros saber, si estamos preparados para este momento……….(Herman, ¿puedes agregar – según el tiempo – un llamado?)

Cómo resuelve Dios el conflicto palestino-israelí (parte 1).
Cómo resuelve Dios el conflicto palestino-israelí (parte 3).

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>