Cambiando los principios

Título: Cambiando Pricipios

Autor: Nelson Ferrando
  PE1292

Un programa muy interesante, titulado: ” Cambiando los principios”, a cargo de Nelson Ferrando. Él utiliza el actual tema de los transgénicos y hace un paralelismo con el tema de la duda y de la incredulidad en las personas.


Descargarlo GRATIS a su propio pc para tener o

compartírcon otrosPE1292.mp3



Qué tal amigos. Nelson Ferrando desea tener un pequeño comentario con ustedes especialmente un tema que ha estado dando vueltas en mi mente y en mi corazón y es Cambiando los Principios. Este tema, cambiando principios y agregaría principios divinos, porque la creación es un acto del soberano Señor, y él lo ha hecho perfecto. No obstante el hombre y en sus aportes en muchos casos cambia estos principios, no teniendo en la mente los resultados a largo plazo también eso ocurre en la vida cristiana. Y por ende en la Iglesia. Para comenzar este tema: cambiando los principios tomaremos como ejemplo a la naturaleza. Y lo miraremos en la biología, esto está significando el estudio de la vida, Bio, es vida, logos, estudio.

Ya hace un tiempo, yo diría algunos años surgió en nuestro país un tema que en Europa estaba haciendo una gran presión en contra de ello. Y era el uso de los transgénicos. Yo no soy muy experto en ello y simplemente me preocupé de averiguar algo sobre ello y quiero compartirlo con ustedes, no con el fin de manifestar si estoy a favor o en contra sino con el fin de sacar una enseñanza espiritual de ello dado que la forma de actuar es similar. Transgénicos significa el traslado de genes.

Gen significa cada una de las partículas que en el núcleo parte central de la célula condiciona la trasmisión de los caracteres hereditarios. Qué es una célula? Es la unidad fundamental de todo ser viviente. Y el núcleo es una parte muy pequeña esencial de la célula. Estos cambios son hechos por los expertos en genética. Parte de la biología que estudia la herencia de los caracteres anatómicos, citológicos y funcionales entre los padres y los hijos. Mediante la introducción de nuevos genes con características diferentes a los genes de la célula permite a esta adquirir las virtudes de los genes implantados y sumarlas a las de ellas. Para ello aíslan un gen con cualidades deseadas, y lo introducen en la célula.

Es así como tenemos variedades de tomates muy resistentes al traslado o al manipuleo. O también maíz resistentes a ciertos herbicidas, o la soja transgénica que produce más. También en nuestro rubro, la fruticultura, existen manzanas que son resistentes a ciertas enfermedades, por hongos. En síntesis. La entrada de un factor externo a la célula puede modificar sustancialmente su comportamiento. Hoy existe un movimiento en contra de ese proceso, que su slogan es ” no a los transgénicos” o sea al intercambio de genes y por lo tanto a los principios de la creación. De ahí lo del tema. El problema según los que saben es que esto que hoy parece algo aparentemente bueno no se sabe a donde puede llegar. Y que puede producir una transformación en el mundo y además afectar la vida humana.

Una cosa sí es cierta y creo que todos las comprendemos. Cuando se cambian los principios puestos por Dios, solo podemos esperar cosas por las cuales nos arrepentimos, pero las consecuencias ya las tenemos. Cuando digo esto viene a mi mente, lo sucedido por la capa de ozono. Fuimos advertidos. Recuerdo que hace años nos decían, que el problema del gas de los aerosoles hacían daño a la capa de ozono. En una ocasión tuve la oportunidad de verificar la realidad de ese daño cuando estuve en la zona norte de Italia. Donde allí el agujero y la capa de ozono no existe. Y me hizo recordar muchos años atrás cuando en nuestra granja se podía estar con el dorso desnudo y no ardía el contacto del sol como ahora sucede en nuestro país. Pero como dice el dicho, tarde piaste. El daño ya está. Fuimos advertidos pero no hicimos acaso.

Ahora saben? El problema de los transgénicos me hizo, como dije al principio, pensar en nuestra vida espiritual. Y los cambios de principios o pequeños cambios a lo que el sabio Salomón hace muchos años le daba otro nombre. Según dice allí en cantares 2:15, cazando las zorras las zorras pequeñas que echan a perder las viñas porque nuestras viñas están en cierne. O sea en flor. La posibilidad de la entrada de un gen el cual haya impuesto un cambio debe estar latente en nuestras vidas. Más aún, en nuestras iglesias. Porque lo que hoy es algo interesante, puede llegar a ser algo de dolor con el correr del tiempo la palabra de Dios nos relata cuando entró el primer gen a trabajar o a trabajar las pequeñas zorritas. Como suele suceder, antes de aparecer el primer problema, todo está en calma. Como nos relata génesis 2:25. dice allí la palabra de Dios, y estaban Adán y Eva desnudos, y no se avergonzaban y ese fue el principio de Dios. La inocencia, la santidad. Porque Dios todo lo que hace lo hace bien. pero pronto cambian las cosas. Y no por voluntad de Dios. Esto proviene de afuera, es un gen que viene a implantarse en el corazón del hombre. Y prontamente va a comenzar a manifestar su comportamiento, de resistencia a los principios de Dios.

Si leemos los versículos 16 y 17 del capítulo 2 de Génesis y lo comparamos con el versículo 1 al 3 del capítulo 3 notaremos cuál era el gen. Fíjense la astucia del maligno para poner la duda. Yo le llamo a esto gen: con que Dios os ha dicho no comáis de todo árbol del huerto? Un Dios tan bondadoso, tan bueno, no puede poner esta prohibición. Y esto hace pensar a Eva y en la respuesta de Eva. Notan la diferencia? Primero dice Satanás de todo no era real, solo había un árbol, lugo agrega Eva, ni lo tocaréis, y esas palabritas, no fueron dichas por Dios pero qué refleja el hecho de agregar y quitar palabras de las que han sido dichas por el Señor? Demuestra que hay una predisposición a no estar en sumisión a los conceptos de Dios. O a pensar que falta algo para hacerla mas claro.

Sea cual fuere lo que sintió Eva el gen de la duda entró. No moriréis sino sabe Dios que el día que comáis de él serán abiertos vuestros ojos y seréis como Dios sabiendo el bien y el mal, creo que no hace falta recordar qué pasó pero por el hecho de comer una fruta entró el pecado en el mundo y con ello la muerte. Pero tiene algo de malo el comer una fruta? No, pero sí si se desobedece a la autoridad de la palabra de Dios. Aunque sea una en forma pequeña pero hoy a tantos años se sigue pagando por el error de Eva y el de Adán. El gén de la duda! Y vaya si genera resistencia este gen! Con que eso dijeron? Con que eso los ancianos de la Iglesia dicen? Pensaba en otro ejemplo de duda con otra característica. Recuerdan que comentamos que hay diferentes tipos de genes. Pues este en vez de resistencia genera falta de fe. Leemos en Mateo 14:22 y 23 y acá es el apóstol Pedro que está caminando sobre las aguas y dice: y el dijo ven, y el Señor dijo: ven. Y descendiendo Pedro en la barca andaba sobre las aguas para ir a Jesús. Las palabra s del Señor cuando Pedro clama son hombre de poca fe por qué dudaste? Y pensaba cuánto daño hace a nuestra vida espiritual y física, permitir que la duda mine a nuestra fe. Y no comienza de golpe, va creciendo de a poco. El apóstol Santiago en el capítulo 1 y 6 compara a los que dudamos con las ondas del mar. Que son arrastradas para un lado y para el otro conforme al viento. Sin convencimiento, sin seguridad, querido hermano no permitamos que nos ataque ese gen que es desde el principio. Desechemos, fortalezcamos nuestra fe que es en el Señor. Seamos fieles a su palabra. Pensé en otro ejemplo de un gen. Este lo llamaríamos al gen del Incumplimiento. Este genera resistencia a la obediencia. A no hacer la voluntad de Dios.

Nos acordamos de aquel ejemplo en Mateo 21, versículos 28 al 30. si señor voy luego, y no fue. No sé hermano que me escuchas si tu te ves cosustanciado con este caso. Es cuando sentimos que el Señor nos habla por su palabra, cuando quedamos impactados vemos que realmente nos está haciendo mal o por lo menos no cumpliendo con su voluntad. Oramos al Señor, reconocemos nuestro error, prometemos cambiar pero no cumplimos con el propósito con el que habíamos prometido y de esa forma, desobedecemos al Señor, Ruego al Señor que estos pensamientos lleguen a nuestros corazones para que estemos apercibidos, para que cuando Satanás desee ponernos dudas podamos apoyarnos, en el Señor y no caer para luego lamentarnos. Y pienso que ustedes piensen, será cierto lo que dice? Mira, yo no puedo cambiar tu pensamiento pero sí puedo comentarte lo que dice la Biblia con respecto al pecado y al amor de Dios.

Dios es amor y a causa de la desobediencia del hombre el pecado entró en el mundo y por consecuencia la condenación que es la muerte eterna. Pero Dios que es rico en misericordia por su mucho amor con que nos amó, estando muertos en nuestros delitos y pecados, envió a su hijo Jesucristo a morir por nosotros en el calvario, derramando su sangre preciosa la cual nos limpia de todos nuestros pecados si aceptamos ese sacrificio a nuestro favor. El perdón de pecados no se basa en obras, sino por la fe, fe en la muerte de cruz, del Señor a nuestro favor y si Dios promete que si creemos en el Señor, él nos perdona de todos nuestros pecados. Estamos seguros que ese gen que trajo como consecuencia la muerte, es erradicado por completo de nuestra vida, amigo que me escucha, si sientes que eres un pecador, ven a Cristo, él te quiere salvar.

Madurez Espiritual
Las seis vestimentas de Jesucristo (1ª parte)

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>