Busquen Primero el Reino de Dios

Autor: Herman Hartwich

Buscar primeramente el reino de Dios, trae consigo muchísimos beneficios para el creyente. En esta oportunidad, Herman Hartwich nos comparte 4 de ellos que no puede dejar de escuchar!


DESCARGARLO AQUÍ
PE1909 – Estudio Bíblico  –  Busquen Primero el Reino de Dios



Amigos es una alegría estar con ustedes en este corto tiempo de transmisión que se nos concede, y, quisiera en esta oportunidad dirigirles a una palabra que encontramos en el Libro de Mateo, capítulo 6, en los versos 25 al 34 dentro de lo que llamamos el Sermón del Monte. Por tanto os digo: No os afanéis por vuestra vida, qué habéis de comer o qué habéis de beber; ni por vuestro cuerpo, qué habéis de vestir. ¿No es la vida más que el alimento, y el cuerpo más que el vestido?Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas ¿Y quién de vosotros podrá, por mucho que se afane, añadir a su estatura un codo? Y por el vestido, ¿por qué os afanáis? Considerad los lirios del campo, cómo crecen: no trabajan ni hilan; pero os digo, que ni aun Salomón con toda su gloria se vistió así como uno de ellos. Y si la hierba del campo que hoy es, y mañana se echa en el horno, Dios la viste así, ¿no hará mucho más a vosotros, hombres de poca fe. No os afanéis, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos? Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas. Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas. Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán. Basta a cada día su propio mal.

Amigos, el Apóstol Pablo les escribía a los Corintos: “Todo me es lícito, pero no todo me conviene” aquí entendemos que tenemos que ser muy cuidadosos en la búsqueda de las cosas que al creyente le edifican. Una motivación equivocada, producen resultados equivocados. El Cristiano es exhortado por Jesús mismo a buscar el Reino de Dios y su justicia, pues, eso es necesario para vivir una vida más plena.

Pero, ¿por qué debemos buscar primeramente el Reino de Dios? Primeramente, porque nuestra alma tiene necesidad del Reino de Dios.
Solo en el reino de Dios se puede encontrar comunión con él. El reino de Dios ofrece todas aquellas cosas que el creyente necesita aunque, no todo lo que él desea! En el Reino de Dios encontramos las normas que rigen solo los súbditos del reino. Ellas deben ser conocidas, y practicadas por el creyente. En el caso contrario es infractor y no merece estar bajo la protección del reino.

Como creyentes debemos buscar el reino de Dios en todas las esferas de nuestra vida en la iglesia, en la familia, en el trabajo, en todo. Debemos centrar nuestros esfuerzos en la búsqueda del reino de Dios y su justicia y no en las cosas que con el uso – Como Jesús mismo lo expresa – se desgastan, se deterioran. Las cosas de este mundo no satisfacen nuestras necesidades espirituales. La vida del creyente no depende de los bienes que posee. Las posesiones terrenales son solo causa de ansiedad. Porque, por más que abunden los bienes materiales, éstos no prolongarán nuestros días. Fuera del Reino de Dios, solo encontramos afán y ansiedad.

El creyente que no busca el reino, corre el peligro de terminar lejos de Dios, enredado en la tela de araña de este mundo. ¿De qué sirve poseer todo tipo de bienes, si nuestra alma se pierde en la condenación del Infierno? Solo en el reino de Dios vas a encontrar lo que va a suplir tu profunda necesidad.

Buscar el reino de Dios, nos hace partícipes de sus beneficios. Dios conoce tus necesidades y él puede proveerlas y suplirlas abundantemente. Dios recompensará todo nuestro esfuerzo y toda nuestra abnegación. Porque dice: “De cierto os digo que no haya dejado padre, hermanos o hijos por el reino de Dios que no hayan de recibir mucho más en este tiempo y en el siglo venidero, la vida eterna. Lucas 18:29 y 30

El buscar y conocer el reino de Dios es buscar una nueva dimensión de Dios y de su justicia. Esto es maravilloso. Es algo que no conoces aún si no has abierto tu corazón a Jesucristo. El creyente que busca el reino de Dios, recibirá de él, todos sus beneficios. Es más, no solo en tu vida personal, sino que tu familia saldrá fortalecida y Satanás no podrá con los miembros de tu familia.

Busca el Reino de Dios y su justicia: Y Dios añadirá todo lo que te falta. Nunca antes han cobrado tanta importancia estas palabras de Jesús, donde la sociedad donde su afán consumista y materialista se hunde en un mar de inmoralidad, y sequedad espiritual. Vivimos en una sociedad que está enferma. Suicidios, depresión que domina todas las clases sociales, dominan a nuestra humanidad y la razón es que la gente no busca a Dios. Las salas de los psiquiatras se van llenando a medida que los templos se van vaciando.

Dios es el único que puede centrarte, dar una razón para poder vivir y gozar de todos los bienes que él quiere darte. Busquemos primeramente el reino de Dios y su justicia para poder guiar a otros a participar de él y de las bendiciones de Dios. No se pierdan la bendición de ser felices y de hacer felices a otros. Opten por Jesucristo.

Su Tiempo Diario con Jesús
Personas que caminan con Dios (1ª Parte)

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>