Amor a la distancia (Repetición del programa 150)

Un matrimonio precioso y de mucha experiencia nos cuenta sus inicios como pareja hace 29 años atrás; la comunicación en aquella época no estaba en su auge, pero aún así, distanciados, el punto de encuentro fue en Uruguay, y lo coordinó Dios.


consejo: Una cena Romántica


Descargarlo a su propio pc para tener o compartír con otros:  
ea290.mp3 



Entrevista con Ken y Eunice Russell 

Sandra: Bien queridas amigas, nos encontramos ya en el espacio de la entrevista, le hemos adelantado con Natalia que esta va a ser un encuentro muy romántico así que espero que estén con las orejas atentas para poder escuchar, lo que tienen para comentarnos los entrevistados del día de hoy, me estoy refiriendo a un matrimonio muy querido, ellos son un ejemplo de vida la verdad, tienen ya dos hijos casados los dos, y ellos se llaman este matrimonio invitado de hoy, Ken y Eunice Russell bienvenidos.

Eunice: Bueno, muchas gracias Sandra.

Ken: Muchas gracias Sandra.

Sandra: Ellos son misioneros en el Uruguay pero no son nacidos en el Uruguay verdad?

Ken: No, venimos de Canadá.

Sandra: Ahí está, hace muchos años que están acá?

Eunice: Si, hace 27 años, que yo vivo acá, Ken vino en el año 68 así que él tiene algunos años mas.

Sandra: Se ve que están a gusto porque sino estarían tachando en el almanaque los años y los tendrían bien contados. Y dudaron así que la han pasado bien en estas latitudes sudamericanas. Lo interesante es que Ken y Eunice, se casaron ya hace algunos años, se puede empezar con alguna indiscreción y empezar a preguntar años?

Ken: Bueno, no hay secretos!

Sandra: Bueno, cuántos años de casados?

Eunice: La semana que viene van a ser 29 años.

Sandra: 29 años de casados! Toda una vida y por eso yo decía tiene hijos grandes ya y tienen todo un tiempo de estar juntos, y lo curioso de ustedes como pareja es que cuando comenzaron sus noviazgos, su forma de reconocerse de relacionarse, no fueron como cualquier novio que uno conoce, sino que fue una relación especial porque fue al a distancia, cuéntenme cómo fue eso, en qué lugar estaba cada uno? Eunice tu estabas…

Eunice: Yo estaba en Canadá.

Sandra: Y Ken?

Ken: Aquí en Uruguay!

Sandra: bueno cuántos kilómetros, no sé…

Ken: Son más o menos a vuelo de pájaro, 10.000 kilómetros.

Sandra: guau! Y en aquel tiempo no había internét no?

Ken: Nada, nada! Apenas teléfono.

Sandra: Así que me imagino que la comunicación no era lo mismo. Me resultó interesante invitarlos porque hoy justamente con el Internet mucha gente se conoce, empieza una relación y no es fácil encarar una relación a la distancia. ¿Cómo hicieron ustedes? Cuéntennos un poquito la historia, como se conocieron, cómo se enamoraron, y cómo empezaron esto.}

Eunice: Capáz hay que empezar, en Canadá que cuando Ken vivía en Canadá, porque su hermana fue mi mejor amiga, desde los 10 años y fuimos a la misma iglesia, y yo conocía toda la familia por medio de ella, no fue una trampa pero…

Ken: Yo dijo eso!

Eunice: y nos conocimos, bien de amigos, conocimos al los padres, conoció a mi familia y yo a la familia de él, y nos llevamos muy bien hasta su papá fue mi maestro de escuela dominical, en un tiempo. Bueno, seguimos la amistad y bueno, cuando sus padres vinieron al Uruguay, en el año 68, ahí ya teníamos la amistad. Y Ken, hablamos un día, no me recuerdo todos los detalles pero hablamos un día y seguimos escribiéndonos cartas y cuando el vino al Uruguay.

Sandra: Cuando tus padres vinieron al Uruguay, ustedes eran jóvenes adolescentes, cómo era la situación?

Ken: Bueno, yo tenía 15 años,

Sandra: Así como un adolescente del día de hoy vamos a decir.

Ken: Y Eunice, es mayor, ella tenía 18.

Sandra: Así que cuando viajaste al Uruguay, ya habían hablado alguna cosita y se conocían bien y se perfilaba el noviazgo no?

Ken: Si, ya estaba en eso.

Sandra: Cómo hicieron para seguir, porque no es fácil madurar una relación así a la distancia y por correo tradicional.

Eunice: Bueno, mandamos muchas cartas, yo quizá tenía más dudas por la edad, por la diferencia de edad pero quedamos en orar mucho y escribir mucho y realmente llegamos a conocernos muy bien por medio de las cartas. Porque a veces uno comparte cosas que quizás hablando en personas no se habla. Y fue muy difícil porque en aquella época, se perdían muchas cartas y la espera fue un poco difícil pero se logró!

Sandra: Se logró y aquí están con 29 años de casados! Ahora tu me decías que no se comparten las mismas cosas, y que uno se puede llegar a conocer muy bien con las cartas es así cuando uno empieza a convivir puede darse cuenta que uno realmente conoció a la otra persona por las cartas o se encuentra con sorpresas!?

Ken: Llega el momento también que se necesita, el contacto persona a persona, más o menos al año y medio Eunice visitó el Uruguay con mi hermana y eso permitió un tiempo de conversar y de hablar directamente. Y luego también, a los 4 años, fue que yo volví a Canadá. Y eso fue ya para hablar seriamente si esto seguía o se cambiaba, se cortaba.

Sandra: Bien, entonces con esta historia, de amor que comienza así, vamos a invitarlos a escuchar una pausa musical que por supuesto tiene que ir a tono así que le vamos a dar la responsabilidad, a nuestro operador de que sea un tema musical romántico.

Sandra: Bien amigas, seguimos, les comento para aquellas que nos sintonizan en este mismo momento que estamos entrevistando a un matrimonio que son originarios de Canadá, pero que viven hace muchos años aquí en la república Oriental del Uruguay y donde nace nuestro programa de entre amigas. Se trata de Ken Russell y de su esposa Eunice, ellos se conocieron hace muchos años, tiene 29 años de casados y tuvieron un noviazgo muy particular a la distancia, llegamos al momento en que empezaron a cartearse, verdad y dijeron que se conocieron muy bien, qué cosas les ayudaron a ustedes a conocerse?

Eunice: Bueno cuando yo vine a visitar al Uruguay con mi cuñada, mi futura cuñada, hablamos mucho con Ken, los dos teníamos el deseo de servir al Señor. Y bueno, Ken quería prepararse y después fue a la escuela Bíblica en Argentina pero mientras que yo estuve acá, en Uruguay visitando, decidimos compartir el estudio Bíblico también a la distancia, porque yo volví a Canadá a trabajar en una oficina, y bueno, Ken había hecho un almanaque, seguimos las mismas lecturas bíblicas y memorizamos versículos Bíblicos también que yo empecé a memorizar en castellano, y me ayudó mucho en aprender el idioma. Pero bueno, llegamos a compartir también esas cosas en común. No ¿ por medio de las cartas

Sandra: O sea que el mismo día que Ken estaba estudiando un texto Bíblico, y aprendiendo un versículo de memoria tu estabas estudiando el texto y aprendiendo el mismo versículo. Y hasta en el idioma que él lo estudiaba. Eso es algo más que mirar a la misma hora la misma estrella! Es algo más profundo todavía porque tiene un cimiento mucho más sólido que está basado en la palabra de Dios. Y cómo se guiaron en todo esto que es depender del Señor, pedirle a él su guía, cómo se dieron cuenta de que esto era de Dios? Porque esto se lo preguntan las parejas que se arreglan digamos que se novian al distancia pero también se lo preguntan las parejas que tienen su noviazgo cerca. Cómo nos damos cuenta que esto viene de Dios?

Ken: Y a veces como que uno pide al Señor que le de guía a uno y espera una voz del cielo no? Un grito por ahí diciendo: es esta! Pero seguramente no resulta así Dios en la Biblia promete guiarnos, dice incluso que si Dios no nos guía es porque no somos de él. O sea es normal para cualquier Cristiano experimentar esto de que Dios guía nuestras vidas, uno de los tantos versículos que aprendimos de memoria que es el proverbios capítulo 3 dice confía en el Señor de todo corazón y no en tu propia inteligencia, reconócelo en todos tus caminos y el allanará tus sendas. Y bueno, justamente en nuestro caso a la distancia por la distancia había muchas sendas para allanar. Parecía a veces imposible que se diera la posibilidad de un encuentro físico que no había ninguna perspectiva de que yo volviera a Canadá ni que ella viniera al Uruguay otra vez. Entonces encomendamos esto al Señor y confiamos que él nos guiaría como lo había prometido.

Sandra: Y él lo resolvió.

Ken: Así fue.

Sandra: Me imagino también que habrían muchísimas cosas para resolver en el camino, como tu decías lo del idioma si ella venía para acá para aprender el español y muchas cosas más y lo mismo si tu ibas para allá tendrían que resolver muchas cosas verdad? Y en este tiempo que estaban separados fue difícil en cuanto a esto, en cuanto a las tentaciones hay otras chicas otros chicos otras posibilidades, quizá novios y novias cristianos también personas lindas que están al lado de uno y nuestro ser amado está lejos.

Ken: Bueno una cosa que ayudaba era la fotografía que siempre llevábamos una foto yo de Eunice y Eunice de mi, y los dos juntos ya veces ya de entrada, mostrábamos la foto y eso…

Sandra: Alejaba,…

Ken: Aclaraba Por lo menos, y siempre hay tentaciones hay como dices otras personas muy buenas, que podrían ser posibilidades pero uno está esperando en el Señor, entonces no toma ninguna decisión, rápida.

Sandra: Bien la verdad es que vemos el fruto de esta espera que tuvieron, realmente es muy lindo conocerlos y saber que son un muy buen matrimonio y eso se debe también a que pudieron esperar en el Señor y pudieron realmente materializar esto que fue seguramente una idea en el corazón de Dios primero y que luego ustedes pudieron responder. Vamos ahora a otra pausa musical y luego sí , regresamos con el final de esta entrevista.

Sandra: Queridas amigas ustedes saben que cuando se está por terminar la entrevista yo me pongo nostálgica porque tengo que despedir a nuestros invitados y bueno, se acerca el final del tema cuando más dulce se estaba poniendo bueno allí se tiene que terminar. Estábamos hablando allí con un matrimonio muy conocido para mí, pero que ustedes lo están conociendo en este momento; Ken y Eunice Russell. Que se casaron hace tantos años, 29 años ya, y nos contaban de su noviazgo a la distancia. En el bloque anterior yo les preguntaba a cerca de las tentaciones , no es fácil estar ennoviados a la distancia, y bueno Ken me dio la respuesta como hacían ellos a través de una foto por ejemplo, pero Eunice, yo te pregunto en Canadá, también con todas tus actividades, no sé si estabas trabajando en esa época, tendrías tus compañeros de trabajo quizás aquellos que decían bueno, allá en el Uruguay olvídate de ese novio allá tan lejos. Y bueno, te harían otras propuestas quizás.

Eunice: Si, la tentación y mucha presión en la oficina, porque era una oficina de 130 personas y muchos hombres jóvenes que sembraron como dudas y no podían creer que mi novio allá tan lejos me iba a ser fiel. Y ellos decían Eunice pero tu tienes que salir hacer esto o lo otro pero con la ayuda de Dios pude resistir, y decir que yo estaba esperando que el tenía la misma meta que yo. Agradar a Dios.

Sandra: Ambos tenían los mismos valores. Muy importante.

Eunice: No fue fácil. Porque uno tiene que esperar mucho tiempo pero ahora realmente parece muy poco tiempo el que pasamos separados no? Que valió la pena esperar.

Sandra: No fue nada a favor al tiempo que llevan ustedes dos juntos. Es una realidad.

Eunice: Valió la pena.

Sandra: Es lindo esto que tu dijiste que compartían los mismos valores, que tenían las mismas metas, sería bueno contarles nuestras amigas, cuáles son esas metas, porque quizá tenemos a alguna amiga por allí en uno de estos países que nos escuchan que tienen un novio a la distancia pero que a lo mejor no comparten los mismos valores. Quizás ella es cristiana y él no. Quizá ninguno de los dos son cristianos y tienen diferentes intereses, y sería importante comentarles esto que los unió tan fuertemente cuáles fueron las metas y cual fue la resolución de este tema porque lo encomendaron a Dios y no quedaron separados no? De hecho están viviendo dónde, eso sería lindo contarle a nuestras amigas.

Ken: Una de nuestras metas primarias, era no un noviazgo no simplemente de estar juntos, y tener un amigo, una amiga, nuestra meta al formar un noviazgo era pensando esto un día debe terminar en el casamiento. Entonces era un tema que realmente estábamos tomando en serio. Y creo que ello ayudó en los momentos de dudas. Que bueno, habíamos decidido ciertas cosas, nos habíamos propuesto estas metas, principalmente el casamiento, y entonces no era asunto de decir hoy sí, mañana no y después veremos. Así que era si y si al menos que Dios indicara lo contrario.

Sandra: Bien y en cuanto a esos valores que compartían juntos?

Eunice: Y bueno una cosa que vemos en la Biblia, que queríamos mantenernos puros en la relación y Dios nos ayudó, y fue casi un milagro como Ken fue a Canadá, porque nunca sabíamos donde era que íbamos a terminar casándonos pero fue a Canadá trabajó allá también, trabajamos en la misma iglesia y bueno oramos mucho, trabajamos mucho con jóvenes y niños porque queríamos trabajar con los chicos también en el Uruguay, y bueno, nuestra Iglesia nos encomendó a la obra, en el Uruguay, estuvimos 2 años casados allá y quedé embarazada y vine al Uruguay ya embarazada del primer Hijo. Y bueno llegamos al Uruguay y estábamos viviendo en el Interior del país sirviendo al Señor, y realmente tenemos dos hijos y una nieta y ha sido precioso. Seguir esta vida juntos en el Señor.

Sandra: Y es precioso escucharlos y quienes les conocemos es muy lindo verlos porque sabemos que es un matrimonio de gran ejemplo para muchos de nosotros que también desde chicos les conocimos y que podíamos mantener el ejemplo de un matrimonio que tenía a Dios como primer cosa en la vida, digamos, y como jefe del hogar ahí el jefe no era uno ni otro sino que era Dios, que estaba marcando las prioridades y espero que esto sea un buen aliento para nuestras amigas que nos están escuchando que realmente puedan encontrar una pareja, un novio una novia, que estén compartiendo los mismos valores y que estos valores sean tener a Dios como primer cosa en la vida. Les agradecemos muchísimos que nos hubieran visitado ustedes no viven en esta ciudad, han venido y han participado especialmente en Entre Amigas, y bueno, decirles que Dios les bendiga mucho y les siga multiplicando todas estas bendiciones que Dios les ha dado.

Eunice: Bueno muchas gracias Sandra por habernos invitado.

Ken: Y ha sido un placer compartir con ustedes un poquito de nuestras vidas

Clonación (Repetición del programa 144)
Transgénicos

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>