Alegato para la profecía bíblica (parte 2).

Titulo: “Alegato para la profecía bíblica”(parte 2).

Autor: Norbert Lieth
  Nº: PE910

La aplicación de Mateo 24 para nuestrosdías.

 

¿Quién es el siervo fiel y prudente?

¿Qué es el “alimento a tiempo''?

¿Cuáles son las consecuencias de

 dar el “alimento a tiempo''?


Descargarlo GRATIS a su propio pc para tener o compartír con otrosPE910.mp3



“Alegato para la profecía bíblica” (parte 2).

Estimado amigo, en Mateo 24:45-46 dice: “¿Quién es, pues, el siervo fiel y prudente, al cual puso su señor sobre su casa para que les dé el alimento a tiempo? Bienaventurado aquel siervo al cual, cuando su señor venga, le halle haciendo así.''

La pregunta es: ¿ Qué es el “alimento a tiempo''?

1. El “alimento a tiempo'' también se comprende como una advertencia para la Iglesia de Cristo. En vista de los acontecimientos de nuestros días, debemos tener cuidado de no dejar de anunciar la esencia, lo que el Espíritu nos quiere decir. Esto incluye, por supuesto, todo el consejo de Dios, pero especialmente, también, las profecías bíblicas.

La inestabilidad de los últimos meses, los disturbios en Israel, el ataque a EE.UU., el aumento del terrorismo, los peligros de guerras y rumores de guerras, el retroceso financiero a nivel mundial, la creciente anarquía, etc., son presagios del tiempo de la tribulación y del regreso de Jesucristo.

Parecería que estuviéramos ante el inicio de los dolores de parto, que cada vez son más intensos y seguidos. El profeta Hageo lo resume con las siguientes palabras: “Porque así dice Jehová de los ejércitos: De aquí a poco yo haré temblar los cielos y la tierra, el mar y la tierra seca; y haré temblar a todas las naciones, y vendrá el Deseado de todas las naciones; y llenaré de gloria esta casa, ha dicho Jehová de los ejércitos'' (Hageo 2:6-7).

¿Existe alguna buena noticia para nuestro planeta, tan golpeado por horribles acontecimientos? ¿Hay algún mensaje para nuestro mundo, que sufre bajo las guerras y el terror, en el cual todos los intentos de lograr la paz fracasan y las cosas van de mal en peor? ¡Sí! El gran mensaje es: ¡JESÚS VUELVE! Él es la única esperanza para nuestro mundo, esperanza por la que toda la creación gime (Romanos 8:22-23).

2. Entiendo que el término “alimento a tiempo'', también se refiere a que la palabra profética es alimento sólido con el cual nos debemos ocupar y hacemos bien en atender, tal como dice en 2 Pedro 1:19.

Al principio del libro de Apocalipsis, leemos: “Bienaventurado el que lee, y los que oyen las palabras de esta profecía, y guardan las cosas en ella escritas; porque el tiempo está cerca'' (Apocalipsis 1:3). Y al final el mismo, dice así: “¡He aquí, vengo pronto! Bienaventurado el que guarda las palabras de la profecía de este libro'' (Apocalipsis 22:7).

3. El “alimento a tiempo'', a mi entender, también señala que debemos ordenar correctamente las señales de los tiempos, para así poder anunciar a la humanidad lo que se tiene que hacer. El siervo fiel sabía qué alimento repartir y en qué tiempo.

Cuando fue el tiempo de coronar a David en Hebrón, ocurrió lo siguiente: “De la media tribu de Manasés, dieciocho mil, los cuales fueron tomados por lista para venir a poner a David por rey (ésta es una imagen del regreso de Jesús). De los hijos de Isacar, doscientos principales, entendidos en los tiempos, y que sabían lo que Israel debía hacer… (1 Crónicas 12:31-32). Hans Bruns traduce esta última parte como sigue: “Esas eran personas que tenían una clara visión del estado de los tiempos y reconocían qué era lo que Israel debía hacer.''

En 1755, John Wesley le escribió una carta a su hermano Charles, expresando, de la siguiente manera, cuál debía ser la actitud correcta frente al regreso de Cristo: “Sé que muchos se equivocaron en cuanto al año de su regreso ¿pero hemos de ser insensatos por causa de las afirmaciones apresuradas de aquellas personas? ¿Sólo porque dicen “hoy'' debemos decir “nunca'' y “paz, paz'', cuando lo que debemos hacer es velar esperanzados?''

Gerard Kramer escribe: “Tal vez deberíamos preguntarnos por qué no estamos un poco más nerviosos por el regreso de Jesucristo.''

William McDonald, hablando sobre el mismo tema, dijo lo siguiente: “No es suficiente que nos aferremos a la verdad de su regreso, esta verdad debe sostener a nosotros.''

En cuanto a esto, Juan Calvino ya había observado: “El mayor objetivo de un creyente debería ser el de dirigirsus pensamientos completa y enteramente hacia el regreso de Cristo.''

Y el legado espiritual del apóstol Pablo, dice: ” He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe. Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su venida'' (2 Timoteo 4:7-8).

Qué esto sea nuestro sentir, estimado amigo, esperando al Señor con un corazón ferviente en el primer amor y activo en las buenas obras que Cristo ha preparado para cada uno.

¿Cuáles son las consecuencias de dar el “alimento a tiempo''

1. El “alimento a tiempo'', hace que tengamos conciencia de la esperanza viva y que ésta vele dentro nuestro.

Pablo escribe, acerca del arrebatamiento: “…Tampoco queremos, hermanos, que ignoréis acerca de los que duermen, para que no os entristezcáis como los otros que no tienen esperanza… Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor. Por tanto, alentaos los unos a los otros con estas palabras'' (1 Tesalonicenses 4:13.17-18). Dicho en otras palabras: Ahora, ustedes experimentan tribulación, angustia, y lágrimas, pero no se aflijan, eso no quedará así. ¡Jesús viene! Él enjugará cada lágrima del rostro de sus redimidos (Apocalipsis 7:17; 21:4).

Un gozo inefable y glorioso los hará dar voces de júbilo, a causa de aquél “a quien amáis sin haberle visto, en quien creyendo, aunque ahora no lo veáis, os alegráis…'' (1 Pedro 1:8).

Gerard Kramer cuestiona: “Esta esperanza ¿realmente vive dentro nuestro? Si fuera así, cada mañana al despertar, deberíamos pensar: “¡Tal vez sea hoy!'', y antes de acostarnos, nuestro pensamiento debería ser: “Tal vez sea esta noche!'' Pero, ¿realmente pensamos, durante el día, que el Señor tal vez nos pudiera llamar de pronto, para encontrarnos con él en las nubes?… ¿O todo esto nos parece un tanto exagerado, tenso, o tal vez hasta un poco neurótico? – La esperanza diaria del regreso del Señor Jesús debería ser el estado normal de cada cristiano.''

¿Cuál es nuestra postura? ¿No es cierto que hay muchos cristianos que ya no incluyen al arrebatamiento en su vida de fe? Lo apartaron de sus vidas, bajo el lema: “Mi Señor tarda en venir.'' Han olvidado, o aún no saben, que para el arrebatamiento de la Iglesia no hay ningún tipo de señales, puesto que estas aparecerán únicamente en el tiempo anterior al regreso de Jesucristo en gran poder y gloria. Pero si ahora ya podemos reconocer el inicio de las señales del tiempo, el arrebatamiento debe estar muy cercano, pues éste sucederá aún antes de la Gran Tribulación.

¿Qué importancia tiene para nuestras iglesias el regreso del Señor para el arrebatamiento? Ya tan sólo es tema de proclamación. Se habla, se filosofa y se predica acerca de todo, pero muy rara vez se escucha la pregunta decisiva: “¿Estás pronto para cuando venga Jesús?''

Martín Lutero, en una predicación sobre el consuelo, dijo que la esperanza en el regreso de Cristo es una necesidad absoluta para un cristiano: “Si no estás lleno de un ardiente anhelo por ese día, nunca podrás orar el Padre nuestro. … Si lo creyeras, también lo deberías desear de todo corazón, anhelando aquel día. Pero si no sientes este anhelo, aún no eres un cristiano, y no podrás sentirte orgulloso de tu fe''. Estas palabras de Lutero merecen el siguiente comentario: “En todo el Nuevo Testamento encontramos reiteradas exhortaciones a mantener en pie la esperanza del regreso de nuestro Señor como centro de nuestra vida espiritual. La esperanza espiritual del arrebatamiento, de ninguna manera debería ser un tema secundario, solamente interesante para el estudio de la palabra profética, sino un pilar de nuestra vida espiritual.''

¿Cómo está usted en cuanto a este tema, estimado amigo? Quiero terminar hoy con esta pregunta e invitarle a examinar su vida delante de Dios y delante de Su palabra.

Alegato para la profecía bíblica (parte 1).
Alegato para la profecía bíblica (parte 3).

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>