Adicciones (3/3)

Título: Adicciones (3ª Parte)

Autor: Wilson Brun
TA104

El último programa de la mano de Wilson Brun, donde sigue comentando la importancia de la familia en el tema de las adicciones. No se lo pierda!


DESCARGARLO PARA TENER O COMPARTIR CON OTROS: ta104.mp3



Elena: Muy bienvenidos a un nuevo programa de Temas de Actualidad, donde estamos compartiendo con ustedes una temática que preocupa mucho en el mundo entero pero fundamentalmente en nuestra Sudamérica, Latino américa, como lo es el tema de las drogas. Y tenemos a un invitado especial que es el Señor Wilson Brun director de la ONG aquí en el Uruguay, Vida Nueva Uruguay, quien ha estado vinculado a la delincuencia, y a las drogas y bueno hoy nos está contando su experiencia. Bienvenido Wilson…

Wilson: Bueno muchas gracias por dejarme estar nuevamente en su programa.

Elena: Y hoy vamos a tratar de ser concisos porque vamos a tratar de un tema que tal vez hubiera sido bueno en el primer programa pero bueno, que es la relación Familia y drogas. Hay un material muy interesante que esta circulando aquí, en el Uruguay, que dice que una vez que una persona se hizo adicta, revertir su adicción es muy difícil. Por eso lo más efectivo y lo menos doloroso, es la prevención cosa que nosotros estamos fallando. Porque el tema de la droga nos ha explotado y cuál es la experiencia de ustedes en el tema familia, droga, límites, que parecería ser ahí la clave, del fracaso que hemos tenido como sociedad, en el tema de las adicciones.

Wilson: Mira si te pones a analizar cada uno de los muchachos que vienen con problemas de drogas, lo primero que le preguntamos es: tu familia, cómo es? Y lo primero que nos dícen es papá y mamá separados, papá no existe, mamá nunca estuvo, me crié solo, papá y mamá, tenían mucho tiempo para trabajar porque me tenían que dar lo mejor, pero no me dieron lo que necesitaba que era el amor, se separaron cuando yo era muy chico, entonces casi siempre, o mejor dicho siempre, tenemos la problemática de la familia, involucrada con el tema de las drogas.

Elena: Antes de que sigas y tal vez en otros países de América Latina, existe. Aquí en Uruguay existe una organización que se llama las madres de la plaza que ellas han sustentado reiteradamente que a cualquier familia le puede pasar. Y es algo que es así, que parecería ser así que a cualquier familia le puede pasar. Eso es así? O hay maneras de prevenir que nuestros hijos, lleguen a ese mundo?

Wilson: Yo creo que a cualquier familia le puede pasar, siempre y cuando los principios los cambien. Si tu tienes principios fundamentados bíblicamente, y realmente tienes una familia cristiana yo creo que siempre apunto a lo mismo dirán que este hombre es un religioso, bueno yo no soy un religioso tengo una relación con Dios que he visto que cuando uno tiene una relación determinada y esa relación es buena, entonces, todo funciona.

Elena: Claro muchas familias podrán decir, bueno nuestros hijos nunca se han drogado, y no hemos vivido por los principios cristianos, pero tal vez sin saberlo, sino que su familia si se ha regido sin saber que tenían esos principios cristianos.

Wilson: Claro, por supuesto que sí. Yo conozco el hijo de un ministro que bueno lo conocí por el trabajo que lo hemos hecho, y tiene una familia normal, papá y mamá, pero tiene problemas grandes, grandes problemas con las drogas. Nosotros le hemos hablado, no es a veces que papá y mamá se separen. Pero, papá y mamá te dieron lo que realmente necesitabas. Ese amor, esa comprensión, estuvieron en los momentos que estabas necesitando es decir a dónde están mi papá y mi mamá.

Elena: Si acá menciona algo aquí en este material, que lo menciono porque es un material que ha circulado, en una red acá en Uruguay y donde todos pueden acceder fácilmente, y dice por ejemplo, las largas jornadas laborales mantienen alejados a los padres de sus hijos. Y escuchamos muchas veces decir a los padres: yo a mi hijo le di todo. Y me parece que por ahí no viene la cosa.

Wilson: No, yo le dí todo, le di la escuela, siempre lo apoyé siempre estuve en cada una de las cosas pero sí, lamentablemente que aquí en Sudamérica las jornadas son muy largas, de trabajo, tiene que trabajar papá y mamá y si es posible el hermano chico para mantener la casa, y esa es una de las cosas que puede llegar, a causar que esa falta de atención en los hijos, los hijos busquen atención en toro lado. Y dónde la buscan? Bueno, en las amistades, en la esquina como decimos aquí, o en lugares donde frecuentan muchachos que también por diferentes problemáticas se han juntado, y empiezan a consumir diferentes tipos de drogas.

Empiezan por la más liviana porque no se quieren arriesgar a la más grande y cuando quieren acordar están involucrados con la pasta base que es una de las más dañinas.

Elena: Ustedes lo verán habitualmente, supongo que ocurre en otros países también pasa en Argentina y en Uruguay pasa, el acceso al alcohol en chicos muy jóvenes, es impresionante, ustedes lo verán continuamente porque uno habla de drogas y pensamos, como lo decíamos en otros programas en cocaína en pasta base, pero hablemos del alcohol por ejemplo, que también los padres, los consumen en su casa…

Wilson: Si claro, por supuesto, yo el otro día hablaba con uno de mis hijos no? Que él estaba en la casa de unos amigos, y la hermana de los amigos le comentaba a mi hijo, no pero no puede ser por qué mis hermanos toman alcohol, por qué mis hermanos toman alcohol y le dijo mi hijo, sabes por qué en mi casa no toman alcohol? Porque a mi padre nunca lo vimos con la botella arriba de la mesa para comer un asado. Nunca lo vimos en la mesa con mi mamá tomando alcohol, en mi casa no hay alcohol. ¿Por qué nosotros no fumamos? Porque en mi casa nunca nadie fumó!

Elena: Es una manera de prevenir no?

Wilson: Es una manera de prevenir porque los hijos quieren ser en determinado momento, el ejemplo de sus padres. El padre o la madre son los héroes. Y lo que hacen ellos quieren hacer sus hijos. Si yo no hubiese cambiado mis hijos hoy estarían metidos en la delincuencia.

Elena: Hubiera sido un fiel reflejo de lo que era tu vida.

Wilson: Mi esposa nunca estuvo metida en nada de esto siempre fue una mujer de estudio y lamentablemente ellos iban a tirar más para mi lado porque tengo 3 hijos varones que para el lado de la madre, que estudiaba abogacía. Al revés íbamos a tratar de usar a la madre para que nos sacara a todos nosotros de adentro de la cárcel.

Elena: Wilson nos vamos a dentrar un poco más en este tema, vamos a hacer un pequeño corte y bueno, te exprimiremos un poco en el próximo bloque.

Elena: Continuamos en esta apasionante charla y lo digo porque primero porque es un tema que, aunque no tengo nadie en mi familia afortunadamente en el tema de la droga, ni a mis amigos, pero, es un tema que me ha tocado muy de cerca, porque estoy muy convencida que Dios puede hacer una obra, muy grande en este tema y uno ve cómo la persona se va destruyendo, y destruye familias, destruye amigos….

Wilson: La sociedad, destruye.

Elena: Exactamente, y que el mal está dentro nuestro porque hay gente que piensa que todos podemos tener algo bueno pero el mal está dentro y estamos hablando del tema de la familia, de pronto podríamos hablar con un psicólogo, con un terapeuta pero en esos chicos que ustedes reciben cuál ha sido la experiencia, de ustedes en escuchar, ese corte dónde estuvo. En que papá no estuvo, en que no hubo amor, cuál fue un poco el terminante para que se acercaran a las drogas.

Wilson: Mira yo te puedo contar mil casos y cuál de ellos más angustiante. Pero el otro día me contaba un muchacho de los que nosotros tenemos allá, Sebastián que hoy ya no es nada que ver a lo que entró y me decía que él no creía en Dios y este domingo que viene se bautiza. Pero aparte, él me comentaba, cuando hablábamos de la familia, y me decía: mi papá y mi mamá se separaron. Y yo me quedé con mi mamá. Pero tenía 15 años y un día mi mamá me encontró con una piba en casa que era del liceo y me echó de casa. Porque me encontró con la chica en una circunstancia embromada y lo echó.

No le habló, no le aconsejó, lo echó y se fue con su papá. Su papá como ya vivía con su pareja le dijo mejor te doy una casa que tengo porque cuando los papás se separaron los dos se fueron de su casa y esa casa quedó vacía y ahí lo pusieron allí. Y ahí tu vives tranquilo y no tienes problemas con nadie. Y entonces el me contaba. Mi papá y mi mamá que yo los necesitaba no estaban ninguno de los dos, yo vivía en una casa solo, y me dejaron corte cañita voladora. Salí para el lado que se te antoje. Y bueno me empecé a juntar con pibes de la barra, empezamos a tomar alcohol, en mi casa estaba yo solo, como estaba yo solo empezaron a venir, se drogaban y terminé en la droga. Cuando lo trajeron al pibe a vida nueva, hacía una semana que estaba en el hospital, enpastillado, atado a una cama, porque no lo podían contener. Así el vino para la institución. Pero la mamá me dijo las pastillas se las tengo que dejar porque si no, no puede dormir y yo le dije acá no deja pastillas, no le deja cigarros y no le deja absolutamente nada. Él va a dormir esta noche y bueno, así fue, él descansó, durmió, estaba en otro espíritu totalmente en el cual lo traían, nadie lo ató durmió, es más roncó y no los dejaba dormir a los demás. El tema que escuchas de los muchachos es bastante embromado. Papás que te traen a los hijos y te dicen mira nos drogamos juntos pero ahora no sé que hacer, el papá se droga junto con él con pasta base…

Elena: Hay un tema que me gustaría conversar contigo que es ese, muchas veces los padres tienen temor pánico a que los hijos se droguen. Y tal vez por desinformación no saben que se empieza antes. Hay un versículo en la Biblia que dice: instruye al niño en su camino, y cuando fuere viejo no se apartará de el. Y acá en este material que estamos compartiendo, habla de eso no? De enseñarle a los niños, de las frustraciones, de cómo decirles que no, acá habla d ensayar con los chicos a no decir que no, que no, que no, y muchas veces veo eso en los padres cuando uno conversa, tienen pánico, terror de que sus hijos se droguen. Pero también se equivocan en el camino de cómo no llevarlos a esa droga.

Wilson: A veces creemos que con la disciplina que le marcamos a nuestros hijos nos van a hacer caso y ellos llegan a una edad, en la que todos nosotros la pasamos que es el tema de la rebeldía que nace en una época, nuestra de los 12 años en adelante, que empezamos a querer revelarnos a todo lo que a los profesores, al no estudiar, es muy raro que encuentres a un pibe que tenga todas las notas altas, y todo lo demás y empieza a imponer y a tratar de empezar a independizarse. Ellos ya no me hacen la leche sino que yo me la hago, ya no me visten como quieren sino que yo me visto como quiero, me peino y me corto el pelo como yo quiero y en ese lugar, en ese punto es cuando uno tiene que empezar a darle cada vez más amor y prestarle la atención no marcarle tanta disciplina,

Elena: Sino acompañar esos cambios dentro de lo positivo…

Wilson: Ahí está. Eso es lo que tratamos nosotros de enseñarle o en las charlas que hacemos con los padres o con las madres, se lo damos como herramienta.

Elena: Eso quería preguntarte un poco, llegando al final y redondeando estos temas cuáles ha sido la repercusión de estos chicos que han cambiado su vida, muchos de ellos porque han conocido a Jesucristo y han dejado las drogas, cuál ha sido la repercusión en la familia?

Wilson: Mira, la familia muchas veces no lo puede creer como están, es más vienen con ese pesimismo y dicen bueno cuando se vayan de acá se caen, o cuando se vayan de acá vuelven a la misma. Porque ya me lo hicieron. Cuesta un poco a la familia creer que esos hijos van a cambiar. Por toda la situación que han pasado. Porque les robaron a sus madres, porque les llevaron todo lo que tenían adentro, porque la madre vio la situación que pasaba y entonces es muy difícil que se pueda creer hasta que no empiecen a ver, lamentablemente en nuestra sociedad, primero se dice yo tengo que ver para creer. Y nosotros creemos y después vemos.

Elena: y eso es lo que vida nueva hace, predicar a Cristo, ese Cristo vivo, que cambia la vida y no solamente a los adictos, sino como tú decías Wilson a aquellos que están adictos al pecado el pecado nos posee hasta que no conocemos a cristo.

Wilson: El otro día me comentaban de la cárcel de una cosa nueva que está por salir que se llama Hielo.

Elena: qué es eso?

Wilson: Mira es peor que la pasta base es mas barata y que va a arruinar a la gente. Yo realmente le quiero dar las gracias a Dios porque los mismos narcos que me lo vinieron a decir están orando para que eso se tranque.

Elena: los ex narcos

Wilson: No sé si son ex narcos, no me la quiero jugar todavía, pero sí me están acompañando porque les he mostrado lo que está haciendo en la gente verdad? Dicen bueno pero yo no se la vendo a los hijos de los conocidos, pero qué pasa si yo se la vendo a tu hijo? ¿cuál es la diferencia? Estamos arruinando a la sociedad. Estamos arruinando a los muchachos.

Elena: Por eso la idea es que conozcan la verdad antes de que eso pase no?

Wilson: Claro y eso es lo que queremos nosotros. Con los padres es sencillo dale amor a tu hijo, préstale atención, se más que un papá un amigo, y vas a ver cómo tu hijo le dice no a las drogras.

Elena: Wilson muchas gracias por este tiempo, y bueno que sigan trabajando allí en vida nueva Uruguay, la dirección eswww.vidanuevauruguay.org.uymuchas gracias

Wilson: Gracias a ustedes

Elena: Y a todos ustedes nuestro correo electrónicotemasdeactualidad@llamadaweb.orgmuchas gracias por acompañarnos.

Adicciones (2/3)
Capacidades diferente (1/4)

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>