¿Apareció Samuel, o era un demonio con la apariencia de él?

Pregunta: ¿El ser que le aparece a Saúl, después del conjuro de la adivina de Endor, en 1 Samuel 28, era realmente Samuel, o un demonio o espíritu con la apariencia de él?

Respuesta: En primer lugar, debemos dejar bien en claro que es un pecado muy grave y severamente castigado por Dios el acudir a hechiceros, brujos o similares para conocer el futuro. Dios nos ha dado su Palabra y no necesitamos saber más de lo que está escrito. Una y otra vez, Dios advirtió, con toda seriedad, el evitar el contacto con tales personas o practicarlo: Ex.22:18; Lev.19:26,31; Jer.27:9; Mal.3:5. Dios quiere que acudamos a El y pongamos nuestra confianza únicamente en El.

Pero volviendo al caso de Saúl, vemos a un hombre que primero había obedecido a Dios hasta en lo referente a la erradicación de la brujería, como la misma adivina lo dice en 1 Samuel 28:3 y 9. Pero, luego, se apartó de Dios y éste lo desechó. Como Saúl andaba lejos de Dios, Dios tampoco le habló más. Esto lo lleva a acudir al lugar donde no debería haber ido. Vemos que su vida fue un continuo descender hasta llegar a involucrarse con la adivinación, un poco antes de su suicidio. Justamente, este pecado fue la causa de su muerte, según 1 Cr.10:13: "Así murió Saúl por su rebelión con que prevaricó contra Jehová, contra la palabra de Jehová, la cual no guardó, y porque consultó a una adivina".

Ahora, volviendo a la pregunta inicial, vemos aparecer un ser después del ritual de la adivina. Las opiniones respecto a este asunto, se dividen, algunas en contra y otras a favor de que era Samuel. Los que están en contra, con razón, dicen que es imposible que una adivina pueda hacer aparecer a cualquier persona y menos a un creyente (hablando en términos actuales). Lo que pueden hacer aparecer son espíritus o demonios con forma o apariencia de dichas personas. Pero vemos que sucede algo anormal en este ritual.

En el versículo 12, la adivina se asustó al ver a Samuel. Una persona acostumbrada a las apariciones no se asustaría por una más. Por lo tanto, pasó algo que ella jamás había visto. Además, el versículo 15, empieza: "Y Samuel dijo a Saúl…". Allí no se dice que el ser con apariencia de Samuel dijo algo, sino que la Biblia lo pone como Samuel en persona, así como cuando vivía todavía. Otros detalles son los que el mismo Samuel le da de la vida de Saúl, en los versículos 17 y 18: Se cumplió lo dicho por Dios por medio de MI. Desobedeciste, por lo cual ahora eres desechado. Luego, le profetiza la derrota de Israel a manos de los filisteos, y la muerte suya y la de sus hijos. Todos estos eventos se cumplieron al pie de la letra. Por estas razones, mi opinión personal es que realmente se trató de Samuel. Dios es soberano y puede usar el medio que crea conveniente para hablarle a las personas. Pero, tenemos que dejar bien en claro que se trató de una excepción única. Cualquier intento de conocer el futuro por estos medios es duramente castigado por Dios, así como lo fue en Saúl. Dios sólo lo usó para anunciarle el inminente juicio. Como ya lo dijimos antes, si queremos conocer lo que sucederá en el futuro debemos buscarlo en la Palabra de Dios, como lo dice 2. Pedro 1:19: "Tenemos también la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en estar atentos como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que el día esclarezca y el lucero de la mañana salga en vuestros corazones".

Volver

¿Qué son tiempo, y tiempos y medio tiempo en Daniel 7?
¿Cuál es la diferencia entre justificación, regeneración y adopción?

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>