¿Puede una buena persona ser salvo sin ser Cristiano?

La pregunta de si un hombre es salvo por la eternidad o perdido por la eternidad no se decide por lo bueno o malo que ha hecho en su vida, sino por lo que es. La Biblia dice del hombre natural: "… el intento del corazón del hombre es malo desde su juventud.." (Gn. 8:12). Otra vez está escrito: "No hay justo, ni aún uno… Porque no hay diferencia, por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios" (Ro. 3:10.22-23).

Y si usted pregunta: "Bueno, pero si una persona no creyente hace muchas buenas obras, ¿no vale esto ante Dios?", Entonces la respuesta es: ¡no!, pues Isaías 64:6a dice: "Si bien todos nosotros somos como suciedad, y todas nuestras justicias como trapo de inmundicia." Una versión inglesa dice incluso así: "…toda nuestra justicia es como trapos hediondos". Así que ningún hombre puede ser salvo por buenas obras. Al contrario, Efesios 2:8-9 dice: "Porque por gracias sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe."

Frente a esto tenemos el hecho de que el hombre (ya sea eternamente salvo o eternamente perdido), con todo, será juzgado "según lo que haya hecho": 

Los creyentes tienen que comparecer todos ante el tribunal de Cristo. Lo leemos claramente en 2 Co. 5:10: "Porque es necesario que todos nosotros comparezcamos ante el tribunal de Cristo, para que cada uno reciba según lo que haya hecho mientras estaba en el cuerpo, sea bueno o sea malo."

1 Co. 3:11-15 describe detalladamente si recibirán "recompensa" o no. Aquí no se habla más de la cuestión de la vida eterna, pues el creyente es salvo (Jn. 1:12). Pero lo que él edificó sobre su fundamento de fe que es Jesucristo, "oro, plata, piedras preciosas" o "madera, heno, hojarasca", esto será decidido después del arrebatamiento ante el tribunal de Jesucristo: "La obra de cada uno se hará manifiesta; porque el día la declarará, pues por el fuego será revelada; y la obra de cada uno cuál sea, el fuego la probará. Si permaneciere la obra de alguno que sobreedificó, recibirá recompensa. Si la obra de alguno se quemare, él sufrirá pérdida, si bien él mismo será salvo, auque así como por fuego" ( 1 Co. 3:13-15).

Los no creyentes serán también juzgados "según sus obras". Esto puede comparar con Ap. 20:12b-13. Aquí no se habla tampoco de la pregunta de si son eternamente salvos o aún pueden ser salvos; están perdidos eternamente. Pero también en la eterna perdición, habrá un número infinito de grados, pues Dios es justo. Él juzga a cada uno "según sus obras".

Volver

¿Mi nombre puede ser borrado del Libro de la Vida?
¿A qué edad comienza un ser humano a ser responsable ante Dios?

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>