3 componentes básicos

Título:  3 componentes básicos


Autor: Nelson Ferrando PE1434

Existen 3 elementos que son básicos para que se lleve correctamente a cabo el desarrollo de los árboles frutales. Descubra tales elementos de la mano del Agricultor Nelson Ferrando.
DESCARGARLO PARA TENER O COMPARTIR CON OTROS:pe1434.mp3


Estimados amigos les habla Nelson Ferrando y deseo compartir unos minutos con ustedes para tener un pensamiento tomado de la naturaleza y poder así apropiarlo a nuestra vida. A este espacio le llamaremos “la misma naturaleza me enseña” como Agricultor y productor de frutas debemos preocuparnos del estado de nuestras plantas. Y que sus necesidades sean contempladas para poder obtener así los resultados deseados. Hay en la tierra por lo menos 3 componentes básicos necesarios e indispensables para que las plantas se desarrollen. Su Sigla es NPK y ellos son Nitrógeno, Fósforo y Potasio. El Nitrógeno es esencial para el desarrollo vegetativo de los vegetales pues constituye la base de las proteínas. Juega además un papel muy importante en la producción de la clorofila, sustancia indispensable en la fotosíntesis y por lo tanto en la asimilación. Su carencia reduce el crecimiento y la fructificación.


El segundo elemento es el Fósforo: que es indispensable para el buen desarrollo radicular. También estimula la fecundidad y en los árboles viejos la floración. Su deficiencia restringe la formación de raíces.


Luego tenemos el potasio. Aumenta el tamaño del fruto. Desempeña un papel importante en la economía del agua de la célula vegetal y en la formación de azúcares y proteínas. Su deficiencia provoca una disminución en el tamaño del fruto. Los frutales extraen de suelo a través de sus raíces nutrientes en cantidades variables. Para alcanzar máximas cosechas en los frutales es indispensable aportar al suelo nutrientes en forma de fertilizantes que contengan NPK en proporciones equilibradas. Agrego que para un desarrollo adecuado de los frutales debemos tener en cuenta estos conceptos. Las deficiencias endentecen y aún puede perjudicar creando en su vida posterior árboles raquíticos y poco productivos.


Estimados amigos, pensaba que en la vida también debemos tener una actitud equilibrada. Así como estos 3 componentes son tan importantes para un buen desarrollo de nuestras plantas, nosotros debemos de manifestar equilibrio en nuestro comportamiento. Sea en nuestra familia, trabajo, estudio, en donde nos movemos, etc. Si diéramos nombre a uno de estos componentes podríamos llamar a uno de ellos paciencia: actitud tremendamente importante para movernos en la sociedad, para sobrellevar el trajinar diario y el contacto con otras personas que no piensan como nosotros. La honestidad puede ser otra actitud importante días pasados recordábamos con nostalgia en ruedas de amigos ya más que cincuentones algunas cosas: algunos comentaban cuando en la noche se acostaban y dejaban en la puerta afuera las dos botellas de leche vacías y dentro un paquetito con el dinero para el lechero que pasaba de madrugada.


Y allí quedaba hasta que pasara el lechero. Se acuerda vecina de esto? O aquel vendedor de Diarios que dejaba en la mesa unos cuantos diarios mientras seguía repartiendo y uno pasaba, tomaba el diario y dejaba el dinero sobre la mesa y quedaba allí hasta que viniera y lo recogiera el diariero. O cuando se nos da un cambio de más y se lo devolvemos. Pequeñas cosas como estas marcan honestidad. Otro punto es solidaridad. Qué tema este! Pensar en los demás, ayudar a los demás.- hoy día somos propensos a ser demasiado individualistas. A pensar solo en nosotros. A cuidarnos de los demás. A no preocuparnos por los problemas del otro, en pocas palabras. No tenemos amor. Mis oyentes, la Biblia, la palabra de Dios nos muestra que cosas así aún en la actualidad se pueden tener. Pero, para ello debe haber un cambio en la persona. Un cambio que no lo da esta sociedad.


Un cambio que solo se da en la persona que conoce a Jesucristo. El hijo de Dios y le recibe en su corazón reconociendo que no hay nada de bueno en uno y que somos merecedores del juicio de Dios. Dice una porción de la Biblia muy conocida en Juan 3:16 de tal manera amó Dios al mundo que ha dado a su hijo unigénito para que todo aquel que en él cree, no se pierda más tenga vida eterna. Mi amigo, Dios desea producir un cambio en tu vida para ello, sólo debes venir a él. Como dice la porción de la Biblia mencionada te amo tanto que dio a su hijo a morir en una cruz y allí derramar la sangre preciosa la cual nos limpia de todo pecado. Si tu te reconoces que eres un pecador y vienes a él arrepentido, Dios, en base a la muerte de su hijo Jesucristo y su sangre derramada, te perdona de todos tus pecados, es mi deseo que esto suceda en ti.



Fuera de la puerta 3/3
Caleb - Su valor y su prueba (1/3)

Déjanos un mensaje!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>