Fuera de la puerta 3/3

Título:”Fuera de la puerta” 3/3

Autor:Michael Urban PE Nº: 1234

Será la tercera vez con el tema:”Fuera de la puerta”, un estudio bíblico de Michael Urban donde nos basamos en el texto bíblico de 1. de Juan, 2,6: “El que dice que permanece en él, debe andar como él anduvo”.

Se habla de Jesús, que anduvo “fuera de la puerta”, donde murió en la cruz del Gólgota por mis y sus pecados, venciendo al enemigo y dándonos un futuro seguro si aceptamos la salvación por fe.

¿Cuál es la consecuencia si salimos hacia donde está Jesús? Y seguiremos con el último punto de este estudio bíblico: 

“Con Jesús, tomar conciencia de la meta”.


Descargarlo GRATIS a su propio pc

para tener o compartír con otrosPE1234.mp3



¿Cuál es la consecuencia de salir hacia donde está Jesús?

La respuesta la encontramos en Hebreos 10:32-35:“Pero traed a la memoria los días pasados, en los cuales, después de haber sido iluminados, sostuvisteis gran combate de padecimientos; por una parte, ciertamente, con vituperios y tribulaciones fuisteis hechos espectáculo; y por otra, llegasteis a ser compañeros de los que estaban en una situación semejante. Porque de los presos también os compadecisteis, y el despojo de vuestros bienes sufristeis con gozo, sabiendo que tenéis en vosotros una mejor y perdurable herencia en los cielos. No perdáis, pues, vuestra confianza, que tiene grande galardón.”

Recordemos que es la vergüenza de Cristo la que cargamos. Eso nos ennoblece en gran manera, eso nos eleva en el reino de los cielos por encima de las personas arrogantes e incrédulas, eso admira al mundo de los ángeles y enoja al adversario, porque en ningún lado su derrota se muestra con tanta claridad como cuando los seres humanos, a través de la sangre de Jesucristo, repentinamente son capaces de soportar la vergüenza de Cristo, de renunciar al prestigio y al honor, y de estar con los rechazados y menospreciados.

Por eso, ¡salgamos a Él fuera del campamento, y carguemos con Su vergüenza! A los ojos de Dios somos aquello que se hace visible no solamente en las circunstancias normales de la vida, sino especialmente en las horas de prueba. Por eso, tome la decisión de ir con Jesús hacia afuera del campamento. Pero no lo haga en forma superficial y apurada. Considere los costos, y cuando tome la decisión, no vuelva a mirar atrás.

Con Jesús, tomar conciencia de la meta

Las palabras de Hebreos 13:13:“Salgamos, pues, a él, fuera del campamento, llevando su vituperio”,nos llevan hacia un pensamiento nuevo:“Porque no tenemos aquí ciudad permanente, sino que buscamos la por venir”(v. 14). Y esto nos hace recordar lo que dice en Hebreos 11:25-26:“Escogiendo antes(Moisés)ser maltratado con el pueblo de Dios, que gozar de los deleites temporales del pecado, teniendo por mayores riquezas el vituperio de Cristo que los tesoros de los egipcios; porque tenía puesta la mirada en el galardón.”¿Cómo fue que Moisés llegó a ese galardón? ¿No fue así que el Espíritu de Dios tuvo que abrirle los ojos y el corazón para esperar cosas que él aún ni conocía? ¿No sucedió lo mismo con Abraham, que – miles de años antes – llegó a esperar la ciudad venidera, el Jerusalén de los cielos (He. 11:10)? ¿No fue el Espíritu de Dios quien obró en forma maravillosa en los corazones de los patriarcas de la fe?

Nuevamente tomé conciencia de la urgente necesidad que tenemos del Espíritu Santo, para comprender que nos espera un futuro maravilloso. El versículo bíblico:“… no tenemos aquí ciudad permanente…”(He. 13:14), es muy conocido para muchos cristianos y muy citado. Y si el creyente tiene delante suyo una perspectiva tan maravillosa, uno tendría que suponer que solamenteunaactitud podría ser posible en vista de la venida del Señor: Una esperanza viva y una ardiente añoranza. Pero en muchos casos, el Espíritu Santo ni siquiera ha logrado llegar a los corazones de aquellos que leen, escuchan, cantan, citan y hasta oran ese versículo.

El hecho es que, con respecto a ese futuro maravilloso, existen cuatro actitudes diferentes entre los cristianos: 

· Enemistad agresiva

· Indiferencia negligente

· Preocupación temerosa

· Esperanza ansiosa

¿Cuál es su actitud?

En las Escrituras, Dios nos muestra muy claramente cual debería ser la actitud de las personas espirituales con respecto a la segunda venida de nuestro Señor:“Tenemos también la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en estar atentos como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que el día esclarezca y el lucero de la mañana salga en vuestros corazones”(2 P. 1:19). Es necesario prestar atención a la Palabra bíblica profética, ya que es absolutamente fidedigna y se cumplirá con absoluta seguridad. Permanecer indiferente frente a esta invitación, es pecado. Justamente en nuestros días oscuros y en la inseguridad de nuestros tiempos debemos conservar ojos abiertos para aquello que Dios ha predicho en su Palabra, es decir, que llegarían justamente los tiempos en los cuales nos encontramos nosotros. ¿Qué dice el Señor Jesús en vista de estos tiempos?“Cuando estas cosas comiencen a suceder, erguios y levantad vuestra cabeza, porque vuestra redención está cerca”(Lc. 21:28).

La cuenta regresiva está en funcionamiento y nada puede detenerla. Dios mismo la puso en marcha. ¿No deberíamos prestar atención a aquello que, según la opinión de Dios, es de tan trascendental importancia?

Una indicación más de cosas superiores a nuestra vida terrenal, la encontramos en la segunda carta a Timoteo, donde Pablo escribe:“Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su venida”(2 Ti. 4:8). ¿Cuál era el impulso en la vida del apóstol? Él esperaba ansiosamente el encuentro con su Señor. Si nosotros esperamos el arrebatamiento, entonces no esperamos un acontecimiento, sino a una persona: A Jesucristo en persona, para poder verlo tal como Él es. Quien no ama la venida del Señor Jesús, quien no la espera con ansiedad, necesita más del Espíritu Santo. Porque el Espíritu de Jesús en nosotros, no puede producir otra cosa que la ansiedad de encontrarnos con Aquél que nos salvó y nos redimió.

Una última palabra bíblica que nos muestra cómo debemos actuar con aquello que está arriba, dice:“Pero lo que tenéis, retenedlo hasta que yo venga”(Ap. 2:25).

En estos días de creciente apostasía, nos encontramos con fuertes pruebas que están atacando nuestra fe, nuestro amor, nuestro fervor y nuestra fidelidad. Quien en la actualidad se mantiene firme en las verdades básicas de la Palabra de Dios, es considerado como un paria por quien las rechaza, y le dirán que es un cristiano legalista y sin amor. En el hemisferio occidental, la gente no sufre persecución por ser cristiana, sino por vivir su cristianismo en base a la Biblia. ¡Retenga lo que usted tiene! Pero, bueno, ¿qué es lo que usted tiene? La familia se puede desintegrar, los amigos se pueden distanciar, las situaciones de trabajo pueden cambiar, la salud nos puede ser quitada, y aun a los hermanos en la fe los podemos perder por circunstancias externas o internas. ¿Qué es lo que realmente tenemos? Todo creyente nacido de nuevo tiene el Espíritu de Dios y la Palabra de Dios. De ambos, nutrimos nuestra esperanza de la ciudad venidera de Jesús y con Jesús.

Quien vive con Jesús, debe vivir conciente de la meta. Y Jesús tiene solamente una meta para nosotros:“Padre, aquellos que me has dado, quiero que donde yo estoy, también ellos estén conmigo, para que vean mi gloria que me has dado; porque me has amado desde antes de la fundación del mundo”(Jn. 17:24).

Que a muchos cristianos les falte la añoranza de encontrarse con el Señor Jesús se debe, — lo repito – a que necesitan más del Espíritu Santo en sus corazones. Si ése es su caso: Pídale al Padre celestial, en el nombre de Jesús, que Él le dé esa añoranza por las cosas“de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios”(Col. 3:1).

Estimado amigo, hemos tratado la pregunta: ¿Cómo puedo prepararme para los tiempos en que mi fidelidad sea puesta a prueba? (¿Se recuerda el ejemplo de un padre con su hijo en el campo de concentración que conté en la primera parte de este estudio bíblico?) La respuesta es triple. Debemos: 

· Ver dónde estaba Jesús cuando murió

· Estar dispuestos a ir adónde se encuentra Jesús

· Añorar estar donde Él está

Esto fue también lo que marcó la vida de los dos cristianos, padre e hijo, en el campo de concentración. Fuera del campo, viendo los perros que se acercaban, ellos juntaron por última vez sus manos para orar. ¿Por qué? Porque sabían que en pocos momentos verían a Jesús personalmente. Dicho sea de paso: Algunos testigos confirmaron que esa historia terminó de una forma diferente: Los furiosos perros se precipitaban hacia los hombres señalados a morir. Pero de repente se detuvieron, se acercaron gimiendo y arrastrándose sobre sus vientres, lamieron los zapatos de los prisioneros mientras movían la cola. El comandante observaba pasmado todo esto. Los otros prisioneros estaban parados mudos de asombro, y algunos comenzaron a orar.

Sí, fuera del campamento se ponen en marcha grandes cosas. Cuando Jesús murió en la cruz, el velo del templo se rompió en dos, la tierra tembló, las rocas se partieron (Mt. 27:50-51) y el sol perdió su luz (Lc. 23:45). ¡Fuera de la puerta! Fue allí que Satanás sufrió y sufre su mayor derrota. Y quien es humillado no es el Hijo de Dios, sino el diablo y su terrible ejército. Allí, fuera del campamento, ocurrió la más grande de las victorias.

Sí, fuera del campamento también ocurren milagros. Milagros de protección, de salvación, de renovación. Dios bendice el testimonio de aquellos que, por amor a Cristo, están fuera de la puerta, llevando Su ignominia. Sí, fuera del campamento se ponen en marcha grandes cosas. La victoria sobre la muerte, la salvación del pecador, una nueva comprensión de la victoria de Cristo y a pesar de “limitados sufrimientos” nos es dada una esperanza viva y gloriosa de estar con Cristo para siempre.

¿Ha tomado la decisión de ser de los de “fuera de la puerta”? Deseamos que sea así.

Caleb – Su valor y su prueba (3/3)

Título: Caleb – Su valor y su prueba (parte 3)

Autor: Esteban Beitze
Nº   PE1462

En medio de la noche oscura de la incredulidad, desazón y cobardía, aparece una luz que ilumina el camino, que da confianza y seguridad. Es un hombre que, en medio de la oposición y grandes retos, demostró ser un líder íntegro, capaz y perseverante. Ese hombre fue Caleb. Hoy, como nunca antes, la mies del Señor requiere de creyentes y, sobre todo, de líderes firmes, íntegros, que sirvan de ejemplo para otros. Caleb lo fue, tú también lo podrás ser. ¿Estarás dispuesto a ser usado por Dios?


DESCARGARLO PARA TENER O COMPARTIR CON OTROS:pe1462.mp3



El que busca hacer la voluntad del Señor, indudablemente, encontrará oposición. A esto, hay que añadir que es muy común que después de grandes bendiciones le sigan las más duras pruebas. ¿Estamos preparados para ellas, o nos arrollan irremediablemente? Después de la experiencia de comprobar que la tierra prometida era fértil y del cuidado de Dios en estos cuarenta días de espionaje, Caleb y Josué con palabras llenas de fe que buscaban animar al pueblo a enfrentar al enemigo, en vez de recibir el reconocimiento obtienen oposición.

En vez de colaboración, reciben odio. Pero no sólo oposición en palabras que, evidentemente, eran muy convincentes sino que, para colmo, hasta querían matarlos, así lo leemos en Nm. 14:10: “Entonces toda la multitud habló de apedrearlos…” La fidelidad de Caleb estuvo a punto de costarle nada menos que la vida.

Imaginémonos un poco la situación. Caleb vuelve cansado de un viaje de cuarenta días. Cuarenta días alejado de su pueblo, de su familia, de la seguridad. Tuvo que recorrer centenares de kilómetros, siempre con el temor de ser reconocido como espía, atrapado y enjuiciado. Se da cuenta que la tierra es como Dios había dicho. Asombrado y gozoso ayuda a cortar y cargar el enorme racimo de uvas que encontraron en Escol. Vuelve con un tremendo entusiasmo, sabiendo que Dios había confirmado Su palabra y había dado éxito para su viaje. La oposición de los enemigos no lo atemorizaba, porque sabía que el Dios que los había sacado de Egipto con grandes maravillas y prodigios estaba con ellos. Dios les había prometido la tierra como posesión y les ordenó tomarla. ¿Qué más se necesitaba? Quería correr a casa y testificar de la buena mano de Dios y enseguida levantarse a tomar la tierra. Pero cuando regresa, en vez de poder animar al pueblo a seguir la orden de Dios, a confiar en Sus promesas y tomar por posesión la tierra prometida, sólo encuentra desánimo, oposición y hasta un intento de linchamiento.

La crítica viene de aquellos que no están dispuestos a actuar y destruye las posibilidades de avanzar. El que critica, generalmente, es aquel que no hace nada. Por otro lado, si estamos dispuestos a avanzar valientemente, a involucrarnos en la obra del Señor, tenemos que tener presente que aparecerá la crítica, y sobre todo de aquellos que no hacen nada. ¡Qué daño ha hecho y seguirá ocasionando la crítica! ¡Cuántos hay que con toda buena voluntad y alegría decidieron involucrarse en la obra del Señor, hacer algo bueno, pero que enseguida fueron “bajados a tierra” por los criticones de siempre! Lógicamente no estoy hablando aquí de la crítica constructiva, que se hace con amor y verdad, buscando la optimización de la tarea y la gloria de Dios. Esta es hecha por hermanos espirituales, a los que realmente les pesa la obra, y que lógicamente también están involucrados en ella. Hablan de la experiencia práctica con una visión espiritual. Pero la crítica gratuita, sin identificación, sólo destruye. Si se les pide a estos hermanos que se involucren, tendrán infinidad de excusas para no hacerlo.

¿Cuántos se habrían desanimado en una situación semejante? ¿Cuántos hubieran “tirado la toalla”? Habrán dicho: “Esto es demasiado para nosotros. Seguro que no puede ser la voluntad de Dios. Mejor me dedico a lo mío y que los demás se arreglen solos. Si existe tanta oposición, ¿para qué me voy a involucrar?”. ¿No es esto lo que vemos por todos lados en la obra de Dios? Venimos con un proyecto que nos parece estupendo y no somos recibidos con el entusiasmo y reconocimiento que imaginamos, y ya empezamos a discutir o guardamos rencor. No se nos saludó, y pronto crece una raíz de amargura; se nos cometió una injusticia e inmediatamente abandonamos la iglesia y vamos en busca de otra. La verdadera espiritualidad se demuestra en el momento de la oposición, de la prueba y del conflicto. ¿Cómo reacciono si no aceptan mis propuestas o ideas, si me tratan mal, me ignoran o cometen injusticias contra mí?

Lo más triste era que Caleb y Josué estaban a punto de ser linchados, no por un mal que hubiesen hecho, no por ser traidores, sino porque confiaban en el Señor y decían la verdad.

Caleb estaba pasando una gran prueba.

A veces uno se pregunta por qué ciertas cosas, ideas o proyectos no son aceptados, a pesar de tener la certeza que son la voluntad de Dios. Una de las cosas que más frustra a un hijo de Dios consagrado es cuando ve que algo que podría servir para bendición a un hermano, a una iglesia u obra no es aceptado. Fácilmente uno puede quedar desanimado e inclusive abandonar la tarea. Pero tenemos que tener presente, en primer lugar, que nuestros tiempos no son los tiempos de Dios. A veces es la voluntad de Dios, pero todavía no es el tiempo de Dios. En segundo lugar, algunas veces es necesario que la idea, el proyecto o aún los hermanos, maduren un poco más. Tal vez se carezca de visión y planificación eficaz. En otros casos, lamentablemente, Dios tiene que quitar primero algún factor distorsionante, pecado entre el pueblo de Dios o aún al pecador mismo, para que luego se pueda realizar el proyecto bajo la bendición del Señor.

Justamente este último fue el caso del pueblo de Israel. Moisés mismo le dice al pueblo más tarde, que fue Dios quien los había llevado al desierto para probarlos, para saber lo que había en sus corazones, si iban a obedecer los mandamientos de Dios o no. Lamentablemente, esta generación fracasó. Dios tuvo que elegirse otra para llevar a cabo sus planes. Los únicos que fueron hallados dignos de todo este pueblo justamente fueron Caleb y Josué. Pero ver dilatada la bendición, la promesa, la recompensa por varias décadas más, seguramente no fue fácil para Caleb. Tuvo que aguantar estar en medio de un pueblo rebelde, dando vueltas en el desierto, esperando que se cumplieran los cuarenta años de estadía en este lugar y la muerte de toda su generación. Pero a pesar de todo, siguió siendo fiel.

Por otro lado, la verdad es odiada por la gente del mundo. La verdad de Dios nunca es amada en este ámbito. Y es también real que, lamentablemente, muchas veces es dejada de lado por el creyente carnal. Éste quiere seguir sus propios deseos y razonamientos, que también serán opuestos a Dios y a la verdad. Por esto, el cristiano espiritual muchas veces es dejado de lado aún en círculos cristianos. Suena muy desalentador. Pero en ningún lugar Jesús nos dice que el camino con Él va a ser fácil. Todo lo contrario. Es un camino de cruz y llevando la cruz. Hay que crucificar el YO (como dice en Gá.2:20). Es un camino de abnegación. “Golpeo mi cuerpo”, decía el apóstol Pablo. Y no sólo esto, sino que también es un camino de oposición y sufrimiento. La mayoría de los creyentes no quiere escuchar. En algunos círculos, el sufrimiento hasta es visto como algo proveniente del diablo. “El creyente no debe sufrir”. Pero éste es un concepto que le hace violencia a toda la enseñanza del NT, empezando con Jesús que sufrió toda Su vida y la entregó sufriendo en el madero. Todos los discípulos de Jesús sufrieron, fueron perseguidos, y la mayoría murió por el nombre de Cristo. En todas las épocas de la iglesia, incluyendo nuestros días, los creyentes en algunos lugares del mundo eran, son y serán perseguidos por el nombre de Cristo.

Por lo tanto, es normal que los hijos de Dios tengan que pasar por pruebas y oposición desde afuera; pero lamentablemente aún también desde dentro de sus propias filas. Si en nuestra vida personal existe un constante conflicto: “carne versus espíritu”, también lo habrá dentro de la iglesia. Leemos en 2 Ti. 3:12 que Pablo dijo: “Y también todos los que quieren vivir piadosamente en Cristo Jesús padecerán persecución“.

Pero todo esto no nos debe desanimar. Tenemos que poner nuestros ojos en Cristo, nuestro ejemplo supremo, y aún en medio de las pruebas y dificultades seguirle siendo fiel. Y aunque a nuestro alrededor la verdad no se quiera escuchar, tenemos que seguir firmes. Justamente es una señal del tiempo final, como lo afirma el apóstol Pablo en 2 Ti. 4:3 al 5, enseñándonos la forma de actuar al respecto: “Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias, y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas. Pero tú sé sobrio en todo, soporta las aflicciones, haz obra de evangelista, cumple tu ministerio

Caleb – Su valor y su prueba (2/3)

Título: Caleb  – Su valor y su prueba (parte 2)

Autor: Esteban Beitze
PE1461

En medio de la noche oscura de la incredulidad, desazón y cobardía, aparece una luz que ilumina el camino, que da confianza y seguridad. Es un hombre que, en medio de la oposición y grandes retos, demostró ser un líder íntegro, capaz y perseverante. Ese hombre fue Caleb. Hoy, como nunca antes, la mies del Señor requiere de creyentes y, sobre todo, de líderes firmes, íntegros, que sirvan de ejemplo para otros. Caleb lo fue, tú también lo podrás ser. ¿Estarás dispuesto a ser usado por Dios?


DESCARGARLO PARA TENER O COMPARTIR CON OTROS: pe1461.mp3



Qué placer estar otra vez juntos para compartir algo de la Palabra de Dios! Analizando la vida de Caleb, como líder en un mundo rebelde, estábamos hablando en el programa pasado de las condiciones adversas frente a un reto y sacando lecciones de esto para nuestra vida personal. Veamos ahora cuál debe ser el Enfoque Correcto frente al Reto.

Todos nosotros, tarde o temprano, tendremos que enfrentar conflictos o grandes retos en nuestras vidas. ¿Cómo enfrentamos una situación tan difícil? En la historia de Caleb encontramos la respuesta.

Caleb no niega que en la tierra hubiera pueblos fuertes, gigantes y ciudades amuralladas. Esto era real y no minimiza la situación. Era un hombre coherente y práctico. Se daba cuenta del contexto en el cual vivía y al cual se tenía que enfrentar. Pero, a pesar de todo esto, acepta el reto propuesto por Dios.

Esto es lo que necesita el Señor y Su obra también en el día de hoy. Necesita hombres y mujeres que, como Caleb, le hagan frente a las circunstancias. Pero no le hacen frente de una forma religiosa, fanática o mística. Hay demasiados hoy en día que con la frase trillada: “por fe haremos esto o aquello”, hacen las barbaridades más grandes, destruyen sus hogares, iglesias y hasta sus propias vidas, trayendo un gran descrédito a la obra de Dios, a Sus siervos y al Señor mismo. Lo triste es que deshonran a Dios y quedan como locos frente a la sociedad, porque confunden su obstinada voluntad propia con la santa voluntad de Dios. En cierta ocasión conocí a un querido matrimonio en la fe. Tenían muchos deseos de servir al Señor y lo hicieron con mucho ímpetu, pero lamentablemente, según mi impresión, sin reconocer la guía del Señor. Apenas les ofrecían un lugar de servicio que prometía mucho reconocimiento, allá iban. Al poco tiempo los problemas eran insuperables e iban a otro lugar. Y así fueron dando vueltas por varias iglesias, ministerios y países. Siempre, después de poco tiempo “el Señor” los estaba guiando a otra parte. Mientras, les fueron naciendo sus hijos que tuvieron que sufrir constantes cambios y problemas muy serios. Después de tantas idas y venidas sin coherencia, el Señor les está enseñando la lección de depender completamente de Él. Aunque las experiencias seguramente fueron usadas por Dios para enseñarles muchas cosas, pusieron en juego su buen nombre, la integridad física y emocional de ellos mismos y su hogar y trajeron deshonra al nombre del Señor.

De estos casos he conocido muchos. Pero en la Biblia vemos a un Dios de orden, y como tal, también quiere que nuestras vidas estén ordenadas. Esto no significa que no pueda guiarnos a diferentes lugares, pero lo hará dándonos la total seguridad y no será un vagar sin rumbo fijo.

Caleb no era uno de estos fanáticos que chocan por su forma de actuar. Él tenía bien presente las realidades, como el poder de los enemigos e inclusive más tarde, su propia fuerza. A los 85 años, se daba cuenta perfectamente que todavía tenía fuerza suficiente para enfrentar el reto de conquistar la región en la que vivían los anaceos. Leemos en Jos. 14:11 que dijo:“Todavía estoy tan fuerte como el día que Moisés me envió; cual era mi fuerza entonces, tal es ahora mi fuerza para la guerra, y para salir y para entrar“.

Ahora, ¿Dónde está la diferencia entre la valentía y el fanatismo?

Creo que la encontramos en la Palabra de Dios. Cuando está de acuerdo con lo que Dios nos muestra por Su Palabra, entonces debemos actuar, aunque no parezca muy razonable desde el punto de vista humano. Pero no es un actuar fanático, sino basado en la Palabra de Dios misma. Esto siempre tendrá coherencia y además, se demostrará por sus frutos. Donde algo es hecho basado en nuestra propia imaginación, fuerza, fanatismo, o donde queremos aparentar una gran fe hacia fuera, sin base bíblica, tarde o temprano fracasará. Cuando sucede esto, la excusa muchas veces usada es que ahora Dios nos guió a dejarlo o a hacer otra cosa. Tengamos bien presente que no podemos culpar a Dios por nuestra incompetencia y falta de análisis coherente de la situación.

Veamos ahora la Acción de Caleb frente al reto

En vez de quedar paralizado frente al mismo, Caleb empieza a actuar. Frente a esta dificultad y oposición, Caleb reacciona de la siguiente forma que leemos en Números 13:30: “Entonces Caleb hizo callar al pueblo delante de Moisés, y dijo: Subamos luego, y tomemos posesión de ella; porque más podremos nosotros que ellos“. Y en el cap. 14, vs. 7 al 9, después del llanto y rebelión del pueblo dice: “…La tierra por donde pasamos para reconocerla, es tierra en gran manera buena. Si Jehová se agradare de nosotros, él nos llevará a esta tierra, y nos la entregará; tierra que fluye leche y miel. Por tanto, no seáis rebeldes contra Jehová, ni temáis al pueblo de esta tierra; porque nosotros los comeremos como pan; su amparo se ha apartado de ellos, y con nosotros está Jehová; no los temáis“.

La confianza se transforma en hechos. Caleb no se queda sentado esperando a ver lo que pasa, ni baja los brazos desmoralizado. “Subamos…” son sus palabras.

En cierta ocasión, un rey hizo poner una gran piedra en un camino y se escondió para ver quién la quitaría. Pasó mucha gente. La mayoría le daba un rodeo a la piedra. Algunos refunfuñaban por la pérdida de tiempo y otros, inclusive, insultaban al rey por no cuidar del estado de los caminos. Después de un buen tiempo, pasó un campesino cargado con una pesada cesta con artículos del campo que pensaba vender en la ciudad. Al ver la piedra, apoyó su carga en el suelo y con mucho esfuerzo quitó el obstáculo del camino. ¡Cuál no fue su asombro al encontrar un agujero debajo de la piedra, en el cual había una bolsita con unas monedas de oro y una carta de gratitud del rey!

Hay algunos que simplemente evitan los retos. Otros se enojan sobre los obstáculos que les trae la vida, y en algunos casos hasta se enojan con Dios y con todo el mundo. Pero hay otros que los enfrentan, recibiendo la bendición que Dios tenía preparada para ellos.

Cuando en cierta ocasión Jesús estuvo hablando mucho tiempo a una multitud, los discípulos se le acercaron para que despidiera a la gente y fueran a conseguir su comida. Ahí Jesús les planteó un reto aparentemente insuperable, según leemos en Mr. 6:37, al decirles: “Dadle vosotros de comer“. Felipe, calculando rápidamente, se dio cuenta que aunque tuvieran el dinero correspondiente a 200 salarios diarios, no alcanzaría para toda esa multitud. De los otros discípulos no conocemos ninguna iniciativa, excepto de Andrés. Él fue y buscó, y aunque dudaba, tomó la iniciativa y encontró a un muchacho con cinco panes y dos peces. Ya conocemos cómo terminó la historia. Lo poco de este joven fue utilizado por el Señor para hacer el milagro que miles de personas no sólo fueran saciadas, sino que aún sobraran doce canastas de comida. Andrés demostró iniciativa y valentía aunque, humanamente, era una causa imposible. El Señor usó esta iniciativa para la gloria de Dios.

Quizás el Señor te ha puesto delante de un gran reto. Tienes miedo y desánimo. Pones excusas como Moisés o Gedeón, cuando Dios los llamó a salvar a Su pueblo. ¡Sigue el llamado de Dios, no seas desobediente y verás lo que Dios puede hacer con una persona que rinde su voluntad completamente a Él! ¿Te llamas cristiano? Si es así, eres de Cristo y puedes decir: “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece“. Ten presente al Señor y vencerás.

Se cuenta que en el ejército del valiente Alejandro Magno había un soldado que también se llamaba Alejandro y era conocido por su cobardía. Al trascender su triste fama, un día Alejandro Magno lo llamó a su presencia y le dijo: “O cambias de actitud o de nombre, pues no te permito deshonrar el nombre que llevas con tu cobardía”.

Si somos de Cristo, demostrémoslo. Además, como dice en 2 Timoteo 1:7: “…no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder…

Resumiendo, la persona que Dios puede utilizar se da cuenta de las dificultades y limitaciones pero, confiando en Él, las enfrenta.

Pan Integral

Pan integral

Ingredientes

  •  2 cucharadas de levadura seca
  •  2 cucharadas de agua tibia
  •  1 taza de leche tibia
  •  1 cucharada de aceite
  •  1 cucharadita de azúcar
  •  1 cucharadita de sal
  •  1 taza de harina blanca
  •  3 tazas de harina integral

Modo de Preparación

Se mezcla y se deja descansar 10 minutos la levadura con el agua tibia y se coloca en un bols la leche que puede ser descremada, el aceite, el azúcar y la sal. Esto se mezcla y se agrega a la levadura. Luego se agrega harina en dos partes. Se mezcla y se saca del bols y se coloca la mezcla sobre la mesa enharinada. Se amasa con movimientos envolventes y se deja leudar en un bols apenas aceitado para que no se pegue. Luego de que leuda la masa, se amasa nuevamente y se le da forma y se coloca en una chapa o molde de pan pincelado con aceite. Luego se deja leudar en el molde. Luego d que está pronto se lleva al horno a 200º centígrados aproximadamente 50 minutos. Cuando está pronto el pan debe sonar a hueco. Se pueden preparar bollos individuales con el agregado de pasa de uvas o ciruelas negras picadas.

Un cáncer más común de lo que parece

Título: Un cáncer más común de lo que parece

Autor: Silvina González
EA375

Un cáncer más común de lo que parece, es el título de este programa que han preparado las Entre Amigas, junto a la doctora Silvina González. Descubra unos útiles consejos que se dan para poder detectar precozmente esta problemática que atañe a la mujer de hoy.


DESCARGARLO PARA TENER O COMPARTIR CON OTROS: ea375.mp3



Receta: Pan Integral


 


Entrevista con Silvina González

Sandra: Muy bien amigas qué lindo es llegar a este tiempo en el cual recibimos a los amigos y a las visitas, en este caso a la doctora Silvina Gonzáles, hoy es consultorio Entre Amigas, podríamos decir o ponerle a este programa porque vamos a hablar de la salud de la mujer de la salud de todas nosotras, qué seres complejos las mujeres, en todo sentido, yo siempre digo, en lo emocional y en lo físico: miren que nos pasan cosas las hormonas se nos alborotan, pero para eso hemos llamado a nuestra Doctora y amiga también Silvina González, bienvenida, cómo estas?


Silvina: Muchas gracias Sandra: un saludo para toda la audiencia, de donde quiera que sea porque la verdad es que no tenemos idea hasta donde llegamos con este programa de Entre Amigas, pero quiero saludarlas a todas y a todos los que nos estén escuchando en esta hora.

Sandra: Y pensaba en la diversidad de mujeres y tu tienes experiencia en esto del campo misionero y de la medicina en diferentes países de América Latina por ejemplo en el cual nos puede escuchar una persona con todos los servicios médicos y a lo mejor alguien en el altiplano o en algún país, bueno donde se recurre a los medicamentos caseros, a la tradición a lo que la abuela le enseñó. Yo qué se qué variedad de situaciones. Cuando hablamos de la salud de la mujer.

Silvina: Si sobretodo los remedios de la abuela. Mi mamá me decía el otro día que ahora los médicos recomiendan los remedios de la abuela. Para las gripes o los fríos.

Sandra: Como diciendo yo tenía razón.

Silvina: Si, hacerse los baos y todo eso. Que es tan importante verdad, es el aire humidificado o hervir agua en una ollita con eucaliptos o con algo para despejar las vías respiratorias.

Sandra: Si hacemos una síntesis Silvina, si decimos bueno, ciudad, campo montaña, bueno, todo aquello que hayas tenido oportunidad de conocer en Latinoamérica y piensas en la mujer que podemos decir, el gran problema de la salud de la mujer es este.

Silvina: Bueno, me pusiste Sandra en un aprieto. La generalidad a veces es difícil, verdad? Pero bueno, una de las cosas más importantes yo creo no solamente la salud física, sino que lo es la salud emocional. Y apuntamos a que lamentablemente muchas de las sociedades bastante machistas la mujer ha quedado relegada, en algún aspecto y es importante la auto estima. Porque dentro de la auto estima, tenemos a todo lo demás. O sea si la mujer se valora así misma, y es valorada por la sociedad, y por su familia, entonces se va a cuidar físicamente y emocionalmente y va a cuidar su cuerpo.

Sandra: Se va a querer, eso tan importante que Jesús nos mandó, querer al prójimo como a nosotros mismos, vaya aprendizaje.

Silvina: Claro, si. Si no nos queremos es difícil querer al prójimo pero a lo largo de algunos viajes que Dios me ha permitido hacer, a veces veo ese tema, verdad? El de la autoestima, que a veces está baja, en algún lugar, en otros lugares está un poco alta, hay países que tienen su auto estima un poco alta. Pero en general, entonces, ese cuidado, o sea la mujer a veces esta tan relegada en sí misma, cuidando del marido, cuidando de los hijos, o cuidando de las tareas de la casa, que como que es importante si el niño está enfermo o si el esposo está enfermo que mirarse a ella misma. Eso conlleva, a que hay enfermedades que se podrían captar en formas más tempranas la determinación de distintos tipos de cánceres. Pero al subestimar un poco eso como que muchas de las enfermedades quedan un poco relegadas, y como que la mujer no le da importancia y como que la mujer no quiere preocupar a la familia y cuando consulta muchas veces…

Sandra: Es tarde…

Silvina: Es tarde porque no se ha tomado a la enfermedad en las etapas iniciales

Sandra: Hay que prevenir, hay que quererse y hay que hacer cosas para evitar que vengan males mayores. Ayer hablaba con una mujer y fíjate no tenía ningún tipo de atraso mental, ni atraso económico, una persona intelectual podríamos decir con una posición destacada en la sociedad sin embargo había tenido esa actitud en su vida, postergar su vida en función de los otros hasta que ahora está en aprietos. Leía también algo muy interesante que un profesor le decía a sus alumnos que si en relación al peso de un objeto alguien puede medir cuánto tiempo sostenerlo y después les enseñaba que no en relación al peso. Y luego decía, yo tengo un vaso de agua, si lo tengo por una hora es una cosa, si lo tengo medio día seguramente me voy a contracturar y seguramente si lo tengo todo el día entero es posible que no lo aguante mas. Y dice a veces pasa eso con nuestras situaciones problemas, como tu dices con el tema de la baja autoestima, y demás, soportar todo el día, soportartoda una vida, soportar el momento en el que uno ya no aguanta más, y es verdad que el físico entra a saltar ahí…

Silvina: Y si, porque a veces se entran a manifestar todos los achaques juntos como dijeran algunas señoras. Me vino todo junto o ahora que me agarró el médico y que está internada por alguna cosa como que le aparecen todas las enfermedades asociadas y en realidad es que las tuvo en silencio durante mucho tiempo y bueno en muchos de nuestros países, el cáncer es una de las enfermedades más silenciosas que dan resultados nefastos verdad? Que bueno, en nuestro país lo es el cáncer de mama por sobre todo, el cáncer de seno, es ese el número 1, y lamentamos eso, sobre todo porque es un cáncer prevenible, ahora gracias a Dios las mujeres están tomando más conciencia, de lo que es el auto examen mamario palparse ellas mismas el seno, las mamas y ver si notan alguna pelotita, algún nódulo, alguna piedrita dentro de la mama y consultar al médico más cercano.

Sandra: Para actuar a tiempo

Silvina: Claro, para descartar a veces puede ser en la mayoría de los casos puede ser algo benigno que se llama fibro adenoma, u adenoma, un tumor pequeño benigno. Que no va a dar mayores complicaciones y que por lo general eso ni se toca. Pero muchas veces sobre todo en mujeres que tienen antecedentes, con familiares de cáncer de mama puede estar dado por un cáncer que esté silencioso fíjate que para crecer un cm, ya tiene un año de duración. O sea que la mujer ya hace un año que está con ese cáncer ahí, silencioso y cuando tiene un cm quiere decir que hace un año que creció. O sea si todos los meses las mujeres se hicieran el auto examen mamario, entonces eso prevendría, tengo una piedrita, bueno vamos a consultar. Vamosa hacer una radiografía, que se llama mamografía, y descartar, que lo vea un médico que se pueda hacer una ecografía mamaria a ver si es un quiste si es sólido o si es líquido. Y descartar que no sea un cáncer.

Sandra: Vamos a ir a la música y me dejaste pensando con esta situación del cáncer es una enfermedad que preocupa muchísimo a las mujeres en Uruguay y creo yo que en otros países también.

Silvina: Si, en muchos países. Lamentablemente es de los más agresivos para la mujer.

Sandra: estamos conversando con la doctora Silvina González y bueno, este tema de la salud de la mujer, tantas cosas para preocuparnos y prevenir como decías, examinarse, ya si estamos pensando en lo que tiene que ver con el cáncer de mamas o sino consultar a tiempo, muchas dicen: mejor no ir al médico porque cuando una va al médico le descubren todo lo que tiene.

Silvina: Si, es verdad. Algunas personas son antimédico y anti medicamento. Más vale no tomar nada aunque esté bien dolorida porque prefieren no tomar nada pero bueno eso es importante el cuidado del cuerpo, y la Biblia dice que nuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo. Verdad? Y nos tenemos que cuidar. Tenemos que disfrutar cada día que vivimos y tenemos que darle gracias a Dios por la salud y por la vida y porque podemos respirar y estar bien y hace un rato estábamos hablando del cáncer mamario que es uno de los más frecuentes y en general dijimos que podía aparecer como una pelotita, como un tumor, como una piedrita, que era bueno que consultaran, otras veces puede aparecer como dolor, bueno, le duele un sector. No es lo más frecuente o también puede aparecer, un derrame por el pezón. La señora consulta porque se le manchó el soutien, o el brassier, o no sé como se le llamará en otras partes a la ropa interior, verdad? Y entonces una ve un poquito de sangre o algo así, a veces puede ser frecuente en mamás que están a amamantando, y que el bebé le pueda morder el pezón y pueda ser que sangre que se inflame. Pero en general en señoras que no estan amamantando, o si sale alguna gotita de sangre o alguna mucosidad, eso no es muy normal y es bueno que consulten porque nos puede hablar de algún tipo de cáncer intraductal o de los conductos de la mama en sí misma.

Sandra: Importante saber esos detalles porque a lo mejor alguien percibe algunos de estos síntomas y no presta atención.

Silvina: Otras señoras pueden tener pero en una etapa mucho más avanzada lo que se le llama la piel de naranja en algunos lugares de la mama porque hay como una retracción de los tejidos, desde abajo, desde adentro de la mama, retrayendo la piel de arriba y así es tal cual la cáscara de la naranja, que está toda rugosa así se ve. Entonces eso se ve mucho en estados avanzados. Yo recuerdo una vez una paciente que vivía en un asilo de ancianas, una señora como de 80 años, y sabemos que las abuelitas y las personas mayores tienen mucho pudor y no se dejan examinar, y jamás había consultado

Sandra: Gente, eso te iba a decir, que no han ido al ginecólogo o ginecóloga en toda su vida, han tenido su hijos y jamás siquiera se han controlado los embarazos.

Silvina: entonces tenía un nódulo que le ocupaba casi toda la mama, tenía retraído el pezón la piel, era como de libro y ese es un estado de muchos años de evolución que jamás había consultado y bueno, en esos casos tratamiento de los síntomas y nada más. Porque a esa altura no es mucho lo que la medicina puede ofrecer. Entonces es importante la consulta verdad? Y las personas, bueno también tener cuidado de ellas también. De ver la manera que puedan consultar con alguna doctora mujer. En el caso de las Señoras, pasa algo parecido con los hombres y un cáncer bastante frecuente en edades avanzadas y como lo es el cáncer de próstata…

Sandra: Y les da vergüenza consultar con una mujer por ejemplo…

Silvina: Ahí esta, y la mayoría de los urólogos con los que iría son varones y bueno, uno tiene que ver los mecanismos, lo importante es que consulten con alguien. Y así todo el mundo puede quedar tranquilo. Y entonces bueno, identificando el nódulo, dónde está, ahí el médico lo va a examinar, lo va a sacar una radiografía o una punción para ver qué tipo de células son. Y en base a eso le van a palpar los ganglios de la axila y a ver si tiene ramificaciones, o sea metástasis o metástasis en algunos otros órganos. El cáncer de mama, por lo general las metástasis son en el hueso, en el pulmón y en el hígado, son las 3 más frecuentes. Yo conocí, bueno ya falleció hace algunos años, a la esposa de un pastor aquí en Uruguay, que durante 18 años estuvo con una metástasis pulmonar. Y Dios le permitió ver durante esos años que se casaran sus hijos, o sea a lo largo de todo ese tratamiento, y… perdón la metástasis era en el hueso, ósea. Y si nos ponemos a pensar por supuesto que luego tuvo metástasis en otros lugares pero en todo ese tiempo, fueron 18 años de vida, que Dios le permitió vivir.

Sandra: Extras, digamos…

Silvina: Claro entonces pudo ver sus nietos, casarse sus hijos como decía, y es tiempo de vida, es tiempo de vida que la persona tiene que recuperar.

Sandra: Nos quedan dos minutos Silvina y me gustaría poderle hacer una recomendación a las amigas, aparte del tema del cáncer de mama, qué otras recomendaciones en cuanto a prevenir y a procura estar saludables, y disfrutar como tú decías de esta vida que Dios nos da.

Silvina: Jesús dijo en un libro de la Biblia que se llama Juan en el capítulo 14 y en el versículo 7, él dijo: yo soy el camino dijo Jesús, la verdad y la vida. Cristo es la vida, y él nos transmite su vida a nosotros cuando lo tenemos en el corazón. Entonces si él es vida tenemos que procurar tener una vida, feliz y lo mejor posiblemente disfrutable. Y dentro de eso está la salud y la salud física. Por eso es bueno que nuestras oyentes se cuiden y que disfruten cada día, y cada día tiene su afán y muchas veces nos preocupamos más por los problemas que por disfrutar el tiempo en el que podamos, entonces mi recomendación sería esa, que disfruten de la vida, que disfruten de sus familias, de sus amigos, y que bueno ante la menor duda ante un síntoma de algo que concurran al médico más cercano, que consulten que no se queden con la duda, porque hay que disfrutar de la vida que Dios nos ha dado.

Sandra: seguramente yo te voy a ir nombrando y tu me das el visto bueno a ver si estoy diciendo bien. Hacernos chequeos periódicos.

Silvina: Es muy importante
.

Sandra: Deportes, si pueden caminar, o hacer ejercicios, físicos.

Silvina: Es muy importante aunque no vayan a un gimnasio caminar, por lo menos y eso lo podemos hacer todos.

Sandra: Alimentación saludable.

Silvina: Saludable. Frutas verduras, una dieta balanceada no con muchas grasas…

Sandra: Y disfrutar de la familia y tener un tiempo con Dios y disfrutar de la comunión con él no?

Silvina: Si, cuidarse de las drogas, del alcohol del tabaquismo verdad? Que eso trae muchos males físicos personales.

Sandra: Muy bien ya tenemos entonces todo el panorama, ya tenemos todo aprendido ya hora el tema es ponerlo en práctica lo mismo le decimos a las amigas no? Por más que haya escuchado esto póngalo en práctica y disfrute de esta vida que Dios le dio. Muchísimas gracias silvina, ha sido muy lindo tenerte por acá.

Silvina: Muchísimas gracias Sandra y bueno un saludo para toda la audiencia dondequiera que esté

Sandra: Gracias.