Ojo de Agua

Título: Ojo de agua

Autor: Nelson Ferrando
  PE1444

El agricultor Nelson Ferrando cuenta una historia de su adolescencia en la granja en la cual vivía… a partir de ahí, reflexiona y nos trae una muy valiosa enseñanza


DESCARGARLO PARA TENER O COMPARTIR CON OTROS: pe1444.mp3



Estimado amigo, les habla Nelson Ferrando, hoy me he puesto a pensar, en los tiempos de antes. Y mi mente retrocedió a muchos años atrás a mi época de adolescente, y recordé lo que pasó aquél año en nuestra granja. Nuestra Granja es cruzada por un arroyo según los planos de hidrografía y al final desemboca en el río Santa Lucía, pero, en el lugar donde cruza en nuestra granja es sólo un arroyo que en los años de mucha seca gran parte se seca. No obstante en una zona había una parte más honda que al decir de los paisanos de antes era un ojo de agua. Llamaban así a los lugares en donde habían unas pequeñas vertientes de agua, la cual permitía que se mantuviera con agua aún en las secas más grandes.

El recuerdo va a ese lugar, en un verano muy seco gran parte del arroyo se había secado, solamente quedaba agua en ese lugar llamado ojo de agua, tendría aproximadamente un ancho de 2 metros y un largo de unos 4 metros con una profundidad en el centro de unos 6 u 80 cm. El lugar era debajo de unos grandes árboles llamados sauces mimbres los cuales daban una linda sombra y al costado de un camino que tenía un pequeño puente para poder cruzar ese arroyo. Ese día al pasar por el puente me pareció que algo se movía dentro del agua y como estaba clara me acerqué con cuidado para ver qué era. Para mi sorpresa era un bagre bastante grande. Al momento se me empezaron a cruzar ideas de cómo hacer para sacarlo del agua. En un momento iba corriendo hacia el galpón donde estaban los canastos de mimbre que se usan para juntar la fruta. Y así que agarré uno y también una cuerda. Y salí corriendo para el arroyo con mi gran idea. Al llegar bajé despacito. Y até la cuerda al mango del canasto. Me puse a mirar, y aún estaba el bagre descansando plácidamente a la orilla del agua.

Asi que tiré el canasto para que cayera un poco más lejos de donde estaba el bagre y arrollé la cuerda rápidamente para mi gran sorpresa dentro del canasto venía un bagre como de 60 cm de largo y grandes bigotes. No cabía de alegría dentro de mi. Ya iba a salir corriendo para darle la noticia a mi madre cuando al mirar el agua veo que se mueve otro pez. Entonces apliqué el mismo procedimiento. Pero esta vez no tuve la misma suerte. Y en el canasto solo vinieron algunas ramitas y un poco de barro. Como me había gustado el resultado seguí intentando. Y me fui dando cuenta de que cuanto más turbia se iba poniendo el agua más turbia, empezaban a andar más peces sobre la superficie. Así que cuando veía uno tiraba el canasto nuevamente. Para no hacerlo tan largo les diré que volví todo orgulloso a mi casa, con 4 bagres grandes, y con 5 más chiquitos. Así que esa noche en casa tuvimos en la cena postas de bagre fritas que estaban re deliciosas.

Hoy a tantos años de ese hecho medito en ese episodio y en lo sucedido. Analizo que cuando más revuelta y sucia estaba el agua los bagres más confundidos estaban y así, se arrimaban a la orilla y fueron pescados. Esto me lleva a pensar en el mundo en el que vivimos donde día a día es más grande la confusión que impera entre nosotros donde los parámetros de convivencia son alterados de tal manera que se pierde la razón.

Y se cometen tremendos atropellos. Los valores morales han quedado de lado. Es como si estuviésemos en un gran lago de agua sucia. Como aquellos bagres y donde se ha perdido el sentido del respeto y de la convivencia. La Biblia me dice que este mundo irá de mal en peor hasta que Dios diga basta. Será como nos cuenta el relato Bíblico en Mateo 24:37 y 38 que dice así, será como en los días de Noé. Porque en los días antes del diluvio. Estaban comiendo y bebiendo, casándose y dándose en casamiento y hasta que entró Noé en el arca y no creyeron en el diluvio y todos perecieron. Noé, llamado el pregonero de Justicia, anunció por muchos años que Dios iba a destruir el mundo con agua sin embargo no le creyeron hasta que empezó el diluvio. Las palabras de Dios a Noé fueron: El fin de toda carne ha venido delante de mí. Porque la tierra está llena de Violencia a causa de ellos. He aquí yo los destruiré con toda la tierra. Yo traigo un diluvio para destruir a toda la gente. Hago referencia al pasaje de Génesis 6, versículo 13. solo 8 personas se salvaron de aquel diluvio.

Porque escucharon a la voz de Dios. Y subieron al arca que había sido preparado para ello. Amigo que me escuchas, Dios dice que la paga del pecado es muerte. La persona que vive en este mundo sin tener en cuenta a Dios, ni preocuparse por su alma está en un gran peligro. Dios castigará a la humanidad que no le busque a él. Pero, en su amor y gracia, Dios envió a su hijo Jesús quien vino a este mundo y murió en una cruz de maldición, derramando su sangre, esa sangre que limpia de todo pecado a la persona que arrepentida viene a él confesando todos sus pecados y creyendo que la obra de la Cruz fue a su favor, y que libra de la condenación eterna a la persona que está arrepentida. Hoy tu tienes esta oportunidad, no permitas que este mundo te siga confundiendo. De tal manera que mueras sin cristo, y, por lo tanto sin ninguna esperanza. Acepta al señor Jesé como tu salvador persona, Jesús dice que el que A mi viene no le echo fuera, recuerda, que la turbulencia de este mundo te puede llevar a la perdición eterna.

La Misericordia Vs. las Obras (2/2)

Título: La Misericordia Vs. las Obras  (2ª  Parte)

Autor: Dave Hunt
PE1442

El evangelio es simple y preciso, no dando margen a interpretaciones erróneas ni concesiones. No puede ser negociado, ni cambiado a gusto de los tiempos y las culturas. No existe otra esperanza para la humanidad, ni ninguna otra manera de ser perdonados y llevados de nuevo a la presencia de Dios, excepto por esta puerta estrecha, y por este camino angosto. Pues el mismo Señor Jesús nos dice que cualquier camino más largo lleva a la destrucción.


DESCARGARLO PARA TENER O COMPÀRTIR CON OTROS: pe1442.mp3



Estimados amigos, ¿cómo están? En el programa anterior estábamos viendo que, por naturaleza, todos somos hijos de Eva, y tenemos la inclinación a seguir los caminos de Caín y la torre de Babel. Y que cada lugar de adoración que haya sido adornado con el propósito de santificarlo, o de ganar el favor de Dios, o de hacer la adoración más aceptable, viola lo que dice Éxodo 20:24 al 26, así como también el resto de la Escritura. Todos esos “”santuarios’ son monumentos a la rebelión del hombre y a su orgullosa y pervertida religión del auto-esfuerzo.

Desafortunadamente, es demasiado fácil caer en el error de imaginarse que pertenecer a una iglesia y periódicamente “”adorar’ en su “”santuario’, lo hace a uno cristiano y compensa la falta de consistencia y santidad personal.

Continuando con el tema, tenemos que decir hoy que, por supuesto, no hay nadie en la actualidad que esté bajo la ilusión de que se puede trepar por una escalera al cielo. Con todo, la necedad de las religiones de la actualidad es tan monumental, y la anarquía contra Dios que motiva esas creencias es tan perversa, como lo fue la torre de Babel. Miles de millones, en el mismo espíritu de Babel, continúan procurando fútiles programas religiosos que están orientados hacia el yo, para poder ganarse un lugar en el cielo. En el proceso, laverdady ladoctrinason relegadas a un segundo plano, o a ningún plano en absoluto.

Lamentablemente, para muchos, la fe es un poder de la mente y Dios es meramente un paliativo que a uno le ayuda a “”creer’ y por lo tanto activa este poder mental. “”La oración es la comunicación con el inconsciente profundo… Tu mente inconsciente… tiene un poder que hace que los deseos se vuelvan realidad,’ dice un escritor popular. Pero dice más aún, “”No conoces el poder que tienes dentro tuyo… Haces que el mundo sea cualquier cosa que escojas.’ Nuevamente esto es Babel, en una forma más sofisticada. El poder del “”pensamiento’ se torna en la escalera mágica que conduce al paraíso, en el cual todos los deseos pueden ser cumplidos.

Dios es llamado en forma blasfema: “”el mayor Pensador Positivo que ha existido.’ Para algunos “”maestros de la fe’, la fe es un poder mental que incluso Dios usa, es una fuerza contenida en palabras y liberada cuando se pronuncian “”palabras de fe.’ “”Por la palabra hablada’, dice dicho autor, “”creamos nuestro universo… usted crea la presencia de Jesús con su boca… a través de la visualización y los sueños usted puede incubar su futuro y los resultados del mismo.’ Aquí tenemos una forma evangélica de la Ciencia Cristiana o la Ciencia de la Mente.

Muchos cristianos, con poca sabiduría de su parte, han creído una mentira similar. Se imaginan que la fe es creer que las cosas por las que oran sucederán. Por supuesto que, sicreer enalgoocasionaráque eso suceda, entonces ¿quién necesita a Dios? Los hombres mismos se han convertido en dioses. El poder de la creencia se convierte en la torre de Babel de una persona, o en los escalones mágicos por los cuales se llega a ese “”estado mental llamado cielo.’

La fe bíblica, sin embargo, es creer queDiosresponderá nuestra oración. ¡Eso lo cambia todo! Nunca podríamos creer, en verdad, que una oración será respondida (ni tampoco quisiéramos que lo fuera) a menos que tengamos la certeza que es la voluntad de Dios. La fe no es un poder mágico que enfocamos hacia Dios para que Él bendiga nuestros planes, sino que si obedecemos a la fe (Romanos 16:26) estaremos en sumisión a Él como instrumentos de Su voluntad.

Los humanistas también tienen su religión semejante a la de Babel, o del tipo “”hágalo usted mismo.’ La misma también refleja la continua rebelión del hombre. El hombre moderno espera conquistar el átomo, el espacio y todas las enfermedades, y por lo tanto llegar a ser el maestro inmortal del universo. El “”cielo’ de los materialistas es un cosmos pacífico, habitado por civilizaciones muy evolucionadas que surcan el espacio, las cuales tienen un paraíso restaurado al cual llegaron por medio de la super tecnología.

El mero materialismo deja el alma vacía, pero el agregar un toque de religión a la ciencia parecería llenar el vacío y a la vez mantiene a la fe como algo “”racional.’ No hay engaño más mortífero que una religión científica. Es una vez más el engaño de Babel, con el conocimiento avanzado que edifica los escalones que llevan al hombre al “”cielo’ y a la vez le abren también a los poderes de Dios.

Uno de los principales atractivos de la psicología cristiana para los evangélicos es su falsa declaración de ser científica, ya que no logra pasar el examen de Éxodo 20:24-26. Sus altares son construidos por las piedras cortadas y pulidas de la sabiduría humana, y sus rituales no se encuentran en la Escritura, y el objeto de la adoración es “el yo” más que Dios mismo. Es más, en sus altares arde el extraño fuego (del cual leemos en Levítico 10:1; y Números 3:4) de las teorías humanistas que no son aceptables a Dios.

La ciencia religiosa es un elemento fundamental en el movimiento del medio ambiente, en el cual la tierra es vista cada vez más como algo sagrado. La ecoteología, dice un profesor de la Universidad de Georgetown, “”comienza con la premisa de que el Universo es Dios.’ “”Si tuviéramos que adorar a un poder mayor que nosotros mismos,’ dice Carl Sagan, “”¿no sería lógico, acaso, que reverenciáramos al sol y a las estrellas?’ El acercarse, y a la vez observar y adorar mejor a los cuerpos celestiales, era uno de los principales propósitos para quienes construían la torre de Babel.

El movimiento del medio ambiente, también es un intento humanista de restaurar el paraíso perdido del Edén, sin tener que arrepentirse de la rebelión contra el Creador.

Ése es el mensaje que está siendo presentado en forma seductora a los hijos de nuestra nación en las escuelas públicas. La doctrina de la Nueva Era está siendo promovida a propósito en las escuelas de Estados Unidos, a través de programas como “America 2000“. Siendo gobernador de Arkansas, Bill Clinton inició la reforma escolar, la cual tiene mucho que ver con remodelar a los estudiantes, haciéndolos ciudadanos planetarios, y alejándolos de sus padres. Los ex estudiantes de la “”escuela del Gobernador’, testifican que se les animaba a usar un lenguaje ordinario como parte de este procedimiento de lavado cerebral, diseñado para despojar a los estudiantes de la moral bíblica. Existía una abierta promoción del estilo de vida gay, el sexo libre, la rebelión, y las creencias y prácticas de la Nueva Era, incluyendo la adoración del yo y del universo como Dios.

Éxodo 20:24 al 26 es un pasaje fundamental, el cual deja en claro que la tierra no debe ser ni honrada ni adorada, sino usada como un altar. El pecado trajo la maldición sobre la tierra, una maldición que únicamente podía ser quitada por medio del derramamiento de sangre (según Levítico 17:11). Los animales eran sacrificados sobre un altar de tierra, en anticipación del Cordero de Dios, el cual, como dice Hebreos 9:26, “”por el sacrificio de sí mismo’, de una vez y para siempre, obtuvo “”eterna redención’ (según lo ratifica el versículo 12).

Es por el propio bien del hombre que Dios visita el pecado con la muerte. ¡Qué terrible sería para la humanidad continuar por siempre en su estado de rebelión, perpetuando la maldad creciente, la enfermedad, el sufrimiento, la tristeza y la muerte. Sólo de la muerte, como pago completo por el pecado, proviene la resurrección (no la reencarnación amoral, el reciclado del mal) y un nuevo universo en el cual el pecado y el sufrimiento nunca podrán entrar.

Ése es el deseo y la provisión de Dios para toda la humanidad. Aquellos que rechazan el regalo de la vida eterna ofrecido por Su gracia se lamentarán en el tormento final de su infinita separación de Dios.

El “”evangelio de Dios,’ como hemos visto, es muy específico y debe ser creído para que el individuo sea salvo. “”Porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan’ (dice en Mateo 7:14). La palabra “”estrecha’ no es un invento de algún fundamentalista dogmático, sino que proviene del Señor mismo.

“”La fe’ por la cual se debe “”contender ardientemente’ (según Judas 3) tiene una moral y un contenido doctrinal definido, y debe ser creído para la salvación. Todo lo demás es semejante a Babel.

La Misericordia Vs. las Obras (1/2)

Título: La Misericordia Vs. las Obras  (1ª Parte)

Autor: Dave Hunt
PE1441

El evangelio es simple y preciso, no dando margen a interpretaciones erróneas ni concesiones. No puede ser negociado, ni cambiado a gusto de los tiempos y las culturas. No existe otra esperanza para la humanidad, ni ninguna otra manera de ser perdonados y llevados de nuevo a la presencia de Dios, excepto por esta puerta estrecha, y por este camino angosto. Pues el mismo Señor Jesús nos dice que cualquier camino más largo lleva a la destrucción


DESCARGARLO PARA TENER O COMPARTIR CON OTROS:  pe1441.mp3



¿Cómo están amigos? ¡Qué tema comenzamos hoy! La Misericordia vs. Las Obras. Vamos a leer en Exodo 20:24 al 26. Dice así la Palabra de Dios: 

“Altar de tierra harás para mí… Y si me hicieres altar de piedras, no las labres de cantería; porque si alzares herramienta sobre él, lo profanarás. No subirás por gradas a mi altar, para que tu desnudez no se descubra junto a él”.

Y en Génesis 11:4 leemos: “Vamos, edifiquémonos una ciudad y una torre, cuya cúspide llegue al cielo; y hagámonos un nombre, por si fuéremos esparcidos sobre la faz de toda la tierra”.

No podrían haber dos credos de fe más opuestos entre sí que los que se nos presentan en estos versículos.

Por un lado, tenemos el rechazo de Dios a cualquier intento humano de comprar la salvación, o Su favor. Si el hombre se allega a Dios, lo debe hacer únicamente por la gracia y provisión de Él, y no por obras humanas.

Por otro lado, vemos el escandaloso repudio del hombre con respecto a la prohibición divina del esfuerzo propio; y su arrogante intento de edificar una torre que le permitiera escalar por sí mismo hasta el cielo.

Las instrucciones de Dios eran específicas. Si la tierra era demasiado rocosa como para levantar un altar de barro, entonces se tenían que apilar piedras, pero no se podrían cortar, amoldar o pulir con ninguna herramienta. Tampoco debía estar elevado. No se debería subir ni un escalón para alcanzarlo. No debe existir ninguna expectativa que el hombre pueda contribuir, por medio de algún esfuerzo propio, a su salvación. Dios mismo es el único que puede salvar al hombre, y la salvación debe ser un regalo de Su gracia. Ése es el evangelio consistentemente predicado desde Génesis hasta Apocalipsis. Consideremos las siguientes Escrituras: 

“Yo, yo Jehová, y fuera de mí no hay quien salve” (dice en Isaías 43:11).

Y en Mateo 1:21 leemos: “Y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS, porque él salvará a su pueblo de sus pecados”.

Romanos 8:8 afirma: “… los que viven según la carne no pueden agradar a Dios.

Y Efesios 2:8 y 9 ratifica: “Porque por gracia sois salvos… no por obras, para que nadie se gloríe”.

Tito 3:5 nos dice: “Nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia”.

Y Romanos 3:24 afirma: “Siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús”.

Finalmente, en Romanos 11:6 leemos: “Y si por gracia, ya no es por obras; de otra manera la gracia ya no es gracia. Y si por obras, ya no es gracia; de otra manera la obra ya no es obra”.

Fue el increíble acto de rebelión llevado a cabo en el Edén contra el Todopoderoso lo que separó al hombre de su Creador. No menos asombroso es el hecho que el hombre continúa su desafío por medio de los muchos intentos con los que procura reconciliarse con Dios, y por tanto persiste en su auto-justicia para contribuir en algo a su salvación.

Por tanto, asombrosamente, la rebelión del hombre contra Dios es vista con mucha claridad en sus religiones, todas las cuales no son otra cosa que espejos de Babel, ingeniosos y persistentes intentos de “”escalar de otra forma’ en lugar de entrar por la puerta que Dios ha provisto en Su Hijo (acerca de lo cual podemos leer en Juan 10:9).

Babel puede ser encontrada desde los antiguos “”lugares altos’ (o altares elevados) del paganismo, adoptados por Israel (como leemos por ejemplo en Levítico 26:30; 1 Reyes 11:7; 2 Reyes 23:15; y Ezequiel 16:24 al 39), hasta en cada religión del mundo en la actualidad. Los ornamentados templos, mezquitas, y elaboradas ceremonias que se encuentran en el islamismo, hinduismo, budismo, mormonismo, y otras sectas, incluso en el ocultismo, son proyecciones obvias de Babel. Asimismo lo son las magnificentes catedrales, los elevados campanarios, los altísimos y dorados altares, las vestimentas lujosas y los impresionantes rituales de algunas de las iglesias de la actualidad, tanto protestantes como católico romanas.

Dicha pompa exaspera a muchos no creyentes, los cuales justamente no quieren tener nada que ver con un Dios que está influenciado por los engrandecimientos humanos, o de la carne.

Pero, ¿acaso el templo de Salomón no fue el más magnificente? Sí, pero fue diseñado y ordenado en forma única por Dios. Tanto el tabernáculo en el desierto, como el templo que lo sucedió eran “”símbolo (o imagen) … de los bienes venideros“” (es decir, de Cristo y el cielo) ‘ (según lo leemos en Hebreos 9:9 al 11). Y en Hebreos 8:5 está escrito que Dios le dijo a Moisés: “”Mira, haz todas las cosas conforme al modelo que se te ha mostrado en el monte (Sinaí)’.

A ninguna otra estructura religiosa Dios le dio este modelo o aprobación. Por un lado, los protestantes rechazan las reliquias, estatuas, e imágenes, pero por otro a menudo se refieren a su lugar de adoración como “”santuario’, como si Dios morara allí. De hecho, Dios habita en el cuerpo del creyente (como dice 1 Corintios 6:19: “”vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo’), el cual debe ser guardado en santidad. En Hechos 17:24 y 25 Pablo les recuerda a los atenienses: “El Dios que hizo el mundo y todas las cosas que en él hay, siendo Señor del cielo y de la tierra, no habita en templos hechos por manos humanas, ni es honrado por manos de hombres, como si necesitase de algo; pues él es quien da a todos vida y aliento y todas las cosas”.

Jesús explicó que Dios ciertamente desea nuestra adoración, pero ésta debe ser “”en espíritu y verdad’ (así lo dice en Juan 4:23 y 24). Las apariencias, ya sean por medio de adornos físicos, o ceremonias, apelan a la carne y, en vez de promover la adoración, niegan la verdad y el Espíritu a través de los cuales la misma debería ofrecerse al Dios que nos creó y redimió. El sacramentalismo (que es la creencia en las formas litúrgicas y en que las fórmulas transmiten poder espiritual y que la salvación proviene por medio de los sacramentos), también se introduce, incluso, dentro de la forma de pensar protestante. De hecho, algunos aún creen que el bautismo salva y que el participar del pan y la copa trae vida.

¡Ay de nosotros! Todos somos hijos de Eva por naturaleza, y tenemos la inclinación a seguir los caminos de Caín y la torre de Babel. Cada lugar de adoración que haya sido adornado con el propósito de santificarlo, o de ganar el favor de Dios, o de hacer la adoración más aceptable, viola lo que dice Éxodo 20:24 al 26, así como también el resto de la Escritura. Todos esos “”santuarios’ son monumentos a la rebelión del hombre y a su orgullosa y pervertida religión del auto-esfuerzo.

Desafortunadamente, es demasiado fácil caer en el error de imaginarse que pertenecer a una iglesia y periódicamente “”adorar’ en su “”santuario’, lo hace a uno cristiano y compensa por la falta de consistencia y santidad personal.

Tarjetas de Crédito – (2/2)

Título: Tarjetas de Crédito  ( parte 2)

Autor: Sandra Costabel
  TA79

No solamente es necesario estar alerta sobre éste tema, también es importante estar informado para saber cómo actuar en el momento oportuno. ¿necesitas ayuda en éste aspecto? Hoy te daremos una serie de herramientas para poder desenvolverte con sabiduría en éstas cosas. Deseamos de corazón que Dios use la exposición para acercarte cada día más a El. Escuche atentamente la segunda parte de este tema tan interesante.


DESCARGARLO PARA TENER O COMPARTIR CON OTROS:ta79.mp3




Cada vez la tendencia es que la gente necesite tener una tarjeta de crédito. Ya no es un artículo de lujo, simplemente se ha transformado en una necesidad.

Las tasas de créditos ofrecidas muchas veces son según la historia crediticia de la persona a la que se le ofrece la tarjeta y la tasa de interés no es siempre la ofrecida en un primer momento.

En realidad, las pautas dicen que el mayor peligro es para quienes tienen un historial negativo en sus pagos ya que éste dato lleva a las empresas a cubrirse por posibles incumplimientos.

Historial negativo: es aquel cuando han existido atrasos de pagos. Se exige garantía o se elevan las tasas de interés para suplir cualquier incumplimiento.

Los que tienen atrasos muy grandes, solo pueden recurrir al sistema de tarjeta garantizada (con depósito en el banco o institución crediticia). Esta opción no es para todas las instituciones de crédito, solo para algunas. En algunos casos éstas instituciones pagan un interés por el dinero depositado, otras no lo hacen a no ser que la suma sea muy grande. En cuanto al monto del crédito es variable según la institución financiera, pero hay que tener cuidado cuando ofrecen un aumento de capacidad crediticia, muchas veces está acompañado de una tasa de interés mayor. Siempre pregunte.

Las personas con crédito dañado pueden obtener una tarjeta de crédito garantizada depositando dinero en una cuenta de ahorro ya que para poder tener nuevos créditos debes demostrar que puedes pagarlos, de alguna manera necesitas revertir la imagen de hay de ti. No sucede así con la oportunidad que te da Dios, no tienes nada que demostrar con Él, pues ya te conoce y El hizo todo por ti en la cruz.

Es por eso que la tarjeta garantizada es una solución para reparar o empezar un historial crediticio positivo, ya que al depositar el dinero previamente, no hay temores al desorden financiero. Si tu te desordenas, lo debitan de tu cuenta.

Una cosa interesante de las tarjetas garantizadas, es que para el comerciante son iguales a las comunes, lo que no permite identificar a quien tiene un historial de crédito negativo o positivo. De la misma manera, a los ojos de Dios todos somos iguales. No importa cuál sea tu delito, tu falta, tu transgreción o lo bueno que seas, necesitas el perdón de Dios.

Si Ud. Va a solicitar una tarjeta garantizada seguramente le van a pedir: Su número de Seguro Social

Prueba de ingresos

El número de teléfono de su casa

Verificación de empleo

Verificación de dirección

Todos estos datos, se almacenan en empresas que dan informes de sus movimientos financieros. Los informes negativos de atrasos en los pagos pueden permanecer hasta 7 o 10 años. Sería muy bueno que cada usuario pueda chequear su estado de historial crediticio y exigir que los datos estén actualizados al momento de cancelar sus deudas.

Pero con Dios nada es así. El no necesita informes de tu persona, ni que ningún ángel almacene los datos de quien se acerca a El.

Simplemente Dios te conoce porque te creó “desde el vientre de tu madre” dice la Biblia en el Salmo 139:13 y sabes lo que hace con la información de tu historia de pecado cuando le pides perdón?? Crees que la almacena en algún lado?? NO simplemente la tira a la basura, porque El ya cargó con eso en la cruz, no necesita estar en ningún lado más que en el recuerdo de la cruz.

Otra posibilidad es ir a uno de esos lugares donde ayudan a las personas con problemas en su historial crediticio. Son instituciones sin fines de lucro y realmente, mediante un ordenamiento en la administración personal ayudan al individuo a componer su situación. Nada es mágico, todo éste proceso requiere esfuerzo y espera. Esto me hace acordar a lo que Dios hace con nosotros, nos tiende una mano, sin importar nuestra historia, preocupándose en nuestra persona y nos ofrece la oportunidad de una vida nueva y limpia. Que a veces cuesta, claro!, pero vale la pena, dejar esa historia de deudores, incumplidores, y en términos espirituales diríamos “pecadores”, para borrar las deudas y comenzar algo nuevo

Existen otro tipo de personas que también les cuesta acceder a una tarjeta de crédito, son aquellos que nunca antes han tenido una. Al momento de solicitar la primera, desconfían de él por no tener experiencia de pago previa. Estas personas son denominadas como sin historial crediticio.

El historial crediticio es tan importante como los ingresos que posee.

Una persona con un buen historial sería la que paga puntualmente y no se pasa de los límites autorizados en cuanto a montos de crédito. Es así como debería actuar un cristiano ¿no le parece?

Para lograr esto nunca debes olvidar la regla de oro: NO PUEDES GASTAR MÁS DE LO QUE PUEDES PAGAR.

Ten un correctísimo control de qué y cuánto gastas con tu o tus tarjetas. Actualmente muchas cosas o casi todo puede abonarse con éste sistema. En algunos países hasta el peaje puede pagarse así. Pero no lo olvides, el valor de lo que pagaste, se debitó de tu cuenta bancaria.

Es bueno además tener en cuenta los siguientes aspectos antes de elegir una tarjeta: 

el monto de interés que pagará por el saldo. Si paga la cuenta puntual-mente todos los meses, generalmente podrá evitar tener que pagar intereses.) Las tasas de interés de las tarjetas de crédito garantizadas generalmente son muy altas; entre 20% y 30%.

Cargos anuales

Es muy importante estar al tanto de las tasas de interés.

Hay casas financieras que ofrecen promociones que consisten en una rebaja del interés, pero recuerda, siempre y cuando seas un cliente preferencial o de un excelente comportamiento en tus responsabilidades financieras. Estos beneficios estimulan a su vez el buen cumplimiento del cliente.

Dentro de éstas promociones, no se cobran comisiones o las reducen, además ofrecerles asesoría personalizada.

Otro detalle a considerar es si la financiación es en dólares o en la moneda de tu país.

Debería ser una obligación de la institución financiera, tener a la vista los montos de interés de sus tarjetas. Y por supuesto es importante que el cliente preste atención a esto pero sabemos que no siempre la transparencia es el modelo de éste mundo.

Preste atención también a los cargos que le aplican por su solicitud. Si Ud. Cancela la cuenta poco después de abrirla, éstos cargos deberían devolvérseles.

Cargos por pagar atrasado y por pasar el límite: Atrasarse en su pago tiene una doble consecuencia: su historial crediticio y los recargos aplicados por el atraso. Si Ud. Pasa el límite de crédito, no todas las tarjetas rechazan la solicitud, algunas simplemente le cobran por haberse pasado del límite del crédito. (otra trampa del sistema)

Recargos por moras mayores.

Período de gracia: no todas las tarjetas lo tienen. Es el período entre el cierre de la tarjeta y la fecha de pago. Si no hay período de gracia, el interés corre a partir de la compra.

Averigue si la empresa envía informes de crédito a otras empresas. Esto, si Ud. Es un buen pagador le favorecerá para obtener otros créditos.

El secreto está en poder cumplir los pagos en fecha y no pasar el límite de crédito.

Y SIEMPRE LEA LA LETRA PEQUEÑA EN EL CONTRATO.

Cuando has sido una mal pagador, hay soluciones, pero todas costosas, tarjetas con depósito previo, o con altísimos intereses y sin período de gracia.

Con Dios, la realidad es diferente. Las gran carta (la Biblia), está puesta sobre la mesa en forma transparente. Es verdad que existe una ley de la siembra y la cosecha pero una vez que pides perdón todo es hecho nuevo y nadie más puede acusar tu pasado y si lo acusan, ya sabemos de quién proviene.

Con la excusa de la practicidad y la rapidez, nuevos productos y servicios se van sumando a la lista de elementos que son pagables electrónicamente. Todo es sencillo, menos la posibilidad de ver el saldo cada vez, y lo que es peor, no poder visualizar nuestro compromiso de futuro.

Ahora has sido advertido, sobre tu conducta en éste mundo y sobre tus posibilidades con Dios ¿cuál va a ser tu respuesta?

El Señor no va a tratarte diferente como te trata éste mundo según el dinero que tienes o la disponibilidad bancaria, El se interesa por ti como eres y quieres rescatarte de la situación en la que estás.

Su tu respondes a El y tienes un interés especial en seguirle puedes decírselo a través de la oración y te aseguro que el aspecto financiero será uno de los que se va a ordenar en tu vida. ESCUCHASTE BIEN, dije ordenar y no multiplicar. El evangelio no es la puerta abierta a la prosperidad económica, sino la puerta abierta del corazón de Dios que te recibe como hijo y te cuidará y sostendrá en todos tus problemas. Y en cuanto a las finanzas, te dará la capacidad de ordenarte para que no seas esclavo de nadie, ni siquiera de tu tarjeta de crédito.

Tarjetas de Crédito – (1/2)

Título: Tarjetas de Crédito (parte 1)

Autor: Sandra Costabel
Nº TA78

Hablar sobre tarjetas de crédito es abordar un tema muy actual y que involucra a muchísimas personas alrededor del planeta.¿cómo es tu situación al respecto? ¿estás de acuerdo con el uso de las mismas? Esperamos que éste estudio te resulte atractivo y útil para tu vida ya que es un tema que no se aborda generalmente en las iglesias. De la mano de La Lic. Sandra Costabel, analizaremos, peligros y ventajas del uso de las tarjetas de crédito.


DESCARGARLO PARA TENER O COMPARTIR CON OTROS:ta78.mp3




Uno de los elementos más difundidos y conocidos en relativamente pocos años de avance y desarrollo del consumismo, es la tarjeta de crédito.

Es increíble!! Un plástico portador de un poder económico interesante, además de los datos que puede almacenar sobre las personas. Solo con esos dos aspectos…entendemos por qué ha tomado un protagonismo tan alto.

Por supuesto no es el plástico en si mismo que contiene el dinero ni los datos, pero con solo pasar una placa magnética por un lector, comienzan las asociaciones de códigos entre mecanismos electrónicos y los datos aparecen: cantidad de ahorros efectuados, cantidad de gastos mensuales, la última compra hecha, número de documento de identidad, etc, etc.

Muchos cristianos analizan la situación del mundo actual y siguen de cerca esta tendencia a que el ser humano dependa de elementos que concentren la información de su persona, porque hace pensar que todo se prepara para la época en que el anticristo controlará a través de una marca impuesta en la mano derecha o en la frente y como dice en Apocalipsis 13:17 (Nadie podía comprar ni vender nada si no tenía esa marca, o el nombre del monstruo, o el número de su nombre.)

Actualmente la posibilidad que un individuo tiene de hacer giros importantes, o algún tipo de transacciones financieras, en definitiva su capacidad de compra está determinada directamente por la historia que ha generado con su tarjeta de crédito, ¿recuerdas? “nadie podía comprar ni vender…..”. Es una forma de control sobre tu persona, pero también es cierto que ya existen otros mecanismos de control más similares a lo profetizado en Apocalipsis. (tal es el caso de las microchips implantados bajo la piel, justamente en la mano derecha o bajo el cuero cabelludo) ¿nos estaremos acercando al momento en que como dice Apocalipsis 13:16 También hizo que les pusieran a todos una marca en la mano derecha o en la frente. No importaba que fueran ricos o pobres, grandes o pequeños, libres o esclavos; todos tenían que llevar la marca.???

Volvamos a las tarjetas.

Al punto llega el poder al que se puede acceder por uno de éstos plásticos que hay organizaciones delictivas que montan operativos costosísimos para falsificar tarjetas o utilizar las robadas. Es interesante cuánto valor asigna el ser humano a éstos elementos que no tienen valor en si. Las tarjetas son plásticos, los billetes son papeles. Sin embargo lo valioso es la posibilidad de adquirir bienes o servicios que elevan el poder del ser humano y la comodidad para vivir. La tendencia siempre ha sido: ser como Dios. Tenerlo todo, gobernarlo todo, adueñarse de todo. Como en la primera tentación ¿recuerdas? Genesis 3: 5 “sereis como Dios”, Isaías 14: 12-14 (el motivo de la caída de Lucifer traspasado a los hombres).

No importa quién seas….pero si vas a un banco o a una tienda con tu tarjeta de crédito, se te abren o cierran puertas. Si tienes una historia buena en tus pagos, no solo se te abren puertas, sino que se intentará que esos caminos sean cada vez más amplios (más crédito, más dinero, más facilidades de pago “aparentes”). Intentarán que llegues a vincularte de forma tal con el sistema de crédito que luego no puedas dejar de pagar mes tras mes tus deudas. Pero si somos del Señor recordemos que en Galatas 5:1 la Biblia nos exhorta a no volver a ser esclavos, y esto, cuando se vuelve sin escape pasa a ser una verdadera esclavitud.

Si has tenido problemas con tus pagos en el pasado…entonces…las puertas se cierran. El historial queda grabado en algún lugar del espacio electrónico y no importa dónde quieras hacer tu compra, allí lo sabrán y las condiciones para ti serán más duras, contado efectivo o altas tasas de interés que cubrirán tu probable falla en las responsabilidades de pago.¿No es así con el Señor verdad? El a pesar de nuestras fallas, es capaz de regalarnos una vida nueva sin ningún costo extra según las faltas de nuestro pasado. (Mas el regalo de Dios es vida eterna en Cristo Jesús) Así lo leemos en Romanos 6:23

Sea como sea, el mundo de las tarjetas de crédito tiene mucho de trampa y no es sencillo transitar por él sin ser perjudicado. De todos modos, hay gente, ordenada y responsable en sus finanzas que lo logra y hace un buen uso de éste recurso como por ejemplo fraccionar los pagos sin intereses generando así un historial crediticio exigido en determinados momentos por el mercado.Debemos ser buenos administradores como nos enseña Lucas 16.

Otro detalle interesante es el peligro de gente que sin escrúpulos puede conseguir tus datos para hacer daño a tu persona y a tus bienes. Tal es el caso de una banda de ladrones rumanos arrestados recientemente en España. Ellos, usando lectores que recuerdan los datos de tu tarjeta y con la complicidad del empleado de una tienda o restaurante, recopilan la información necesaria. De ésta manera fabrican tarjetas falsas con tus datos.

Claro, tu me dirás, también se falsifican billetes!!. Si, pero no con tus datos, ni haciendo uso de tus ahorros, cuando además tus datos pueden ser usados para duplicar muchas tarjetas para diferentes usuarios (pero el dueño de los ahorros es uno solo, TU).

Y así, la mala intención de la gente es ilimitada, pueden copiar tu PIN bancario, etc. De todos modos no es el objetivo de esta charla causar miedo, ni la idea de que hay ladrones por todos lados. Estos grupos son limitados, como los hackers de las computadoras, en relación a tantos usuarios comunes que sin ninguna mala intención hacen uso de los avances tecnológicos.

Pero, es interesante la posibilidad que éstos nuevos sistemas ofrecen al dar a conocer nuestros datos a un sin fin de personas desconocidas. Esto, atenta contra los derechos humanos, y sin embargo, ingenuamente, y casi obligadamente, unos y otros ofrecemos nuestros datos más íntimos e importantes a un sistema infinito con miles de terminales desconocidas. Los damos cuando llenamos formularios, cuando abrimos casilla de correo en internet, cuando llenamos una solicitud de empleo y por supuesto, cuando solicitamos una tarjeta de crédito.

¿te imaginas que tu cuenta bancaria comience a bajar sin que tu lo autorices?

Yo creo que no podemos hacer una relación matemática diciendo que un simple plástico es un instrumento del mal. Sin embargo, de acuerdo con lo que nosotros dejemos hacer en nuestra vida, cuánto dejemos que esa tarjeta nos domine, o el deseo de consumir o tener más, nos encontraremos atrapados tal cual el diablo desea. Nos quedamos presos de nuestras propias deudas y todo se derrumba, nuestra posibilidad de comprar, la confiabilidad que generamos en los otros, etc. En Juan 10:10 dice que Satanás vino para matar, hurtar y destruir. ¿acaso no son éstas las consecuencias del consumo desenfrenado o la administración negligente dejando que nos endeudemos al punto de destruir nuestra economía, nuestro historial crediticio y nuestra estabilidad económica??

Fuera de eso, analizándolo desde la conveniencia comercial, es necesario mencionarte que para una gran tienda o supermercado con tarjeta propia el 50% de las ganancias se genera por el uso de éste sistema. ¿pensabas que a los comerciantes no les servía vender a crédito? ERROR, el sistema estimula que el comerciante apoye la venta por tarjeta porque le redunda en una abultada ganancia y le asegura un flujo de dinero constante a través del tiempo.

El promedio de tiempo de pago en los clientes de las tarjetas de crédito oscila entre los 5 y los 6 meses. A mejor economía, mayor plazo de pago porque hay mayor proyección de seguridad, afirman los especialistas, aunque admiten que 5 o 6 meses es un plazo adecuado para liberar de obligaciones al consumidor, lo que lo estimulará a nuevas compras.

Para las empresas, los productos más caros y de mayor tiempo de pago son los que otorgan mayor ganancia y hacia donde apunta la captación del cliente.

¿son entonces las tarjetas de crédito un arma de doble filo?