El buen olivo y sus ramas (parte 3)

Título: El buen olivo y sus ramas

Autor: Walter Mossiman
PE1335

Con la imagen del olivo y sus ramas (epístola a los Romanos, capítulo 11), Pablo explica el Plan de Salvación de Dios. Explica la diferencia entre el buen olivo y el olivo silvestre. Esta imagen nos ayuda a echar un vistazo a las profundidades de la sabiduría y del conocimiento de Dios, y por otro lado también nos ayuda a comprender, a la luz de la Biblia, la relación entre el pueblo de Israel y las naciones


DESCARGARLO PARA TENER O COMPARTI CON OTROS:pe1335.mp3



Estimado amigo, como tema específico nos proponemos hoy: 

El propósito del capítulo 11 de la Carta a los Romanos.

La base para entender Romanos 11 la encontramos en el capítulo 9:31-33:“… mas Israel, que iba tras una ley de justicia, no la alcanzó. ¿Por qué? Porque iban tras ella no por fe, sino como por obras de la ley, pues tropezaron en la piedra de tropiezo, como está escrito: He aquí pongo en Sion piedra de tropiezo y roca de caída; y el que creyere en él, no será avergonzado.”Esta piedra de tropiezo y roca de caída es Jesucristo. Ante este trasfondo, Pablo anuncia tanto a los judíos como a los no judíos la justicia que viene por la fe en Jesucristo. Para aclararlo, nos muestra en Romanos 11 las metas estratégicas de Dios, por así decirlo. A continuación, quisiera detenerme en cuatro de ellas: 

Primera meta: 

“¿Han tropezado los de Israel para que cayesen? En ninguna manera; pero por su transgresión vino la salvación a los gentiles, para provocarles a celos… por si en alguna manera pueda provocar a celos a los de mi sangre, y hacer salvos a algunos de ellos”(Ro. 11:11.14). Dios quisiera transformar a los no judíos con el Evangelio, de tal manera que los judíos se den cuenta de eso y así despertar en ellos el deseo de una renovada relación personal con el Dios de Jacob. Pablo quiere provocar a los judíos a celos, para que algunos de ellos sean salvos. Ningún gentil creyente en Jesucristo podrá esquivar este llamado. Ésta es nuestra comisión.

Segunda meta: 

“Y si su transgresión es la riqueza del mundo, y su defección la riqueza de los gentiles, ¿cuánto más su plena restauración? Porque a vosotros hablo, gentiles. Por cuanto yo soy apóstol a los gentiles, honro mi ministerio”(Ro. 11:12-13). Con esto, Pablo quiere decirnos: Si ya tan sólo por la caída de los judíos, la salvación ha alcanzado a los gentiles, ¿qué será cuando Israel se convierta a su Mesías? Entonces los gentiles recibirán aún mayores riquezas. Pues entonces no solamente Israel será bendecido, sino que también será liberada la plenitud de las bendiciones para todos los no judíos. Con esta promesa, Dios quiere entusiasmar a las naciones – por lo tanto también a ti – con respecto a la restauración espiritual y física de Israel. ¿Cuentas concretamente con ella?

Tercera meta: 

Tanto a los judíos como a los gentiles, Dios les quiere revelar el único camino posible que lleva a la perfección y a la reconciliación con el Dios vivo.“Porque si su exclusión es la reconciliación del mundo, ¿qué será su admisión, sino vida de entre los muertos?”(Ro. 11:15). Este versículo contiene dos afirmaciones: Por un lado, la exclusión de Israel no es definitiva; la historia de Israel no está acabada, como muchas veces se enseña. Por otro lado, la exclusión de Israel generó una bendición, la cual, en su admisión será aún mucho más grande. Cuando Israel acepte a Jesucristo, se generará vida de entre los muertos.

¿Cómo podemos comprender esto? ¿Habrá aquí una relación entre la aceptación de Jesucristo por parte de Israel y la resurrección de los muertos según Daniel 12:2 y Apocalipsis 20:4? ¿O es una alusión a la restauración de Israel descrita en Ezequiel 37:9? Pienso también en el hijo pródigo:“… porque éste tu hermano era muerto, y ha revivido; se había perdido, y es hallado”(Lc. 15:32). Todas estas posibilidades tienen algo en común: 

La vida de entre los muertos solamente puede surgir cuando un hombre entrega su vieja naturaleza a la muerte, y acepta por la fe la redención ofrecida por Jesucristo. Solamente puede generarse cuando una persona reconoce que no puede llegar a la perfección por su propia fuerza, declara su bancarrota personal y se acerca por la fe a Jesús. Como el hijo pródigo, que volvió al padre y dijo:“Padre, he pecado contra el cielo y contra ti, y ya no soy digno de ser llamado tu hijo”(Lc. 15:21). ¿Cómo reaccionó el padre? Le puso el mejor vestido y le dio un anillo. El que se convierte a Jesucristo por la fe, recibe el nuevo vestido de la justicia y el anillo como primicia y sello del Espíritu Santo. Únicamente ésta es la justicia válida ante Dios.

Israel no reconoció este único camino posible hacia la reconciliación con Dios:“Porque ignorando la justicia de Dios, y procurando establecer la suya propia, no se han sujetado a la justicia de Dios”(Ro. 10:3). Israel está en incredulidad frente a Jesús, y esto provocó el orgullo de la iglesia de los gentiles. Pablo preveía esta situación y por lo tanto advirtió fervientemente a las naciones para que no se enorgullecieran, sino que temieran y se mantuvieran firmes en la fe (Ro. 11:20). Pues Dios no vacilará en cortarlos también a ellos. Israel no fue perdonado: Fueron heridos con ceguera y les fue dado un espíritu de estupor. Recibieron ojos que no ven y oídos que no oyen. También les fue dado el “velo de Moisés” – solamente porque permanecieron en incredulidad. ¿Qué quiere decir, en realidad, incredulidad? Una posible definición es: la búsqueda de la justicia sin Jesús.

Cuarta meta: 

hacer una advertencia a las naciones. Romanos 11:28 es una importante afirmación con respecto a Israel:“Así que en cuanto al evangelio, son enemigos por causa de vosotros; pero en cuanto a la elección, son amados por causa de los padres. Porque irrevocables son los dones y el llamamiento de Dios.”Los judíos son enemigos del evangelio porque no reconocen la justicia en Jesucristo. La expresión “por causa de vosotros”, sin embargo, indica el propósito que existe detrás de la ceguera de Israel, y se puede comparar con 1 Corintios 10:11:“Y estas cosas les acontecieron como ejemplo, y están escritas para amonestarnos a nosotros, a quienes han alcanzado los fines de los siglos.”Dios usa a Su pueblo como advertencia para nosotros; usa a Israel como un monumento visible para todas las naciones. Es como si clamara a través de él a todos las criaturas: “El que busca justicia sin Jesús, es ciego; tiene ojos que no ven, y oídos que no oyen, y está perdido eternamente.” Hoy en día, cada vez más Israel es un escándalo para el mundo entero, porque el mundo ya no quiere escuchar esta advertencia de Dios. Ya tan sólo sentir nombrar a “Israel” causa malestar a muchos, porque en lo más profundo de su corazón les hace recordar al Dios de la Biblia. La ceguera de Israel no es un defecto de nacimiento, sino que es la advertencia de Dios para nosotros:“… ha acontecido a Israel endurecimiento en parte, hasta que haya entrado la plenitud de los gentiles”(Ro. 11:25).

 

¿Por qué esto depende de la plenitud de los gentiles? Porque después de ese momento, ya no será necesaria esta advertencia. Cuando haya entrado la plenitud de los gentiles, ya no habrá nadie que la necesite. Entonces, la situación cambiará a favor de Israel:“Y luego todo Israel será salvo, como está escrito: Vendrá de Sion el Libertador, que apartará de Jacob la impiedad”(Ro. 11:26). Y también se cumplirá la siguiente promesa:“… y los días de tu luto serán acabados”(Is. 60:20). Hoy Israel todavía sufre. Los días de su angustia son cada vez más difíciles. Pero esto también significa que se acerca la llegada del Redentor de Sión, que quitará la impiedad de Jacob.

En Romanos 11 se nos presentan dos olivos diferentes: El buen olivo es imagen de la elección, del fruto del Espíritu y de la vida eterna en Jesucristo. El olivo silvestre, sin embargo, es imagen del hombre natural, que sin Jesús está eternamente perdido. Entre ellos, está la mano extendida de Dios: el Evangelio para todos los que creen,“al judío primeramente, y también al griego(= las naciones)(Ro. 1:16). ¿Cómo hay que entender esto? ¿Son privilegiados los judíos? Sí. Pues los judíos tienen que confirmar su elección, la cual les fue trasmitida por el pacto de Dios con Abraham y con David: Tienen que reconocer la justicia en Jesucristo y aceptarla por la fe. De esta manera les será quitado el endurecimiento que en parte les ha acontecido.

En cuanto a las naciones, sucede justamente lo contrario: A nosotros no nos ha acontecido endurecimiento, como al pueblo de Israel. Pero tampoco era necesario. Pues espiritualmente, ya nacimos endurecidos y ciegos. Tenemos que conocer la justicia en Jesucristo y aceptarla por la fe, para que podamos llegar a ver. Entonces, como ramas silvestres que no pueden llevar fruto por sí mismas, seremos injertados en el buen olivo y seremos partícipes de la vida eterna con Jesucristo.

Lo que nos enseña Romanos 11, es lo contrario de lo que los Padres de la Iglesia establecieron hace casi 2000 años y sostienen hasta hoy. El pueblo judío no fue desheredado. Sus derechos no fueron trasmitidos a las naciones. Los creyentes de las naciones solamente fueron hechos partícipes de la promesa. ¡Por favor, comprueba la base de esto en la Biblia!

Ahora, la pregunta más importante es para ti personalmente: ¿Has sido añadido a la elección? ¿Tienes parte en el fruto que se produce a partir de las raíces del buen olivo? ¿Tienes parte en la vida eterna con Jesucristo?

Rollo de atún dietético

Rollo de atún dietético

Ingredientes

F ½ kilo de ricotta

F 1 lata de atún al natural

F 1 huevo duro

F ¾ tazas de aceitunas verdes picadas

F 1 pizca de pimienta

F Galletitas saladas

Modo de preparación

Se pisa la ricota y se mezcla con el atún desmenuzado el huevo duro rallado y las aceitunas picadas. Se hace una pasta con estos ingredientes y se condimenta con un poco de pimienta. Se une bien la mezcla y se forma un rollo. Luego se muelen las galletitas y se pasa el rollo por las galletitas. Eso se coloca en una fuente, se lleva a enfriar, y se sirve en rodajas acompañadas de lechuga.

Africa, una experiencia diferente

Título: Africa, una experiencia diferente

Autor:  Rose Klassen
  EA341

Rose Klassen una Joven de 20 años compartió con el continente africano una experiencia inolvidable de 6 meses! No se pierda este programa


DESCARGARLO PARA TENER O COMPARTIR CON OTROS:ea341.mp3



Receta:Rollo de atún dietético


Entrevista con Rose Klassen

Sandra: Muy bien amigas, llegamos ya a este tiempo de las visitas, de la entrevista, en donde recibimos a los amigos, a las amigas que llegan a nuestra casita, en Entre Amigas. Y en este caso una amiga que ya ha estado en otras oportunidades Rose Klassen, una joven mujer, que me acuerdo de la última entrevista realizada en nuestro programa estabas por viajar a Sudáfrica, con un montón de expectativas y habíamos quedado con esto pactado, cuando vuelvas vamos a charlar a ver como te fue bienvenida Rose.

Rose: Muchísimas gracias.

Sandra: Bueno, ¿y como fue esa experiencia, un viaje misionero podríamos decir a Sudáfrica, con diferentes realidades, como te fue?

Rose: Realmente me fue bien, pero las situaciones por las que pase allí, fueron varias y muy variadas. Por ejemplo, tuve la posibilidad de tener un tiempo de entrenamiento. Me pude ver a mi misma, de cómo era mi relación con Dios, como podía yo acercarme mas a él, nuestro tiempo a solas y realmente ver dentro de mi y esa situación realmente abrió mis ojos a la realidad que yo estaba viviendo aquí en Uruguay y la realidad que esta viviendo allí en Sudáfrica.

Sandra: ¿Un tiempo de cuanto tiempo, digamos, para recapacitar en estas cosas, de tu relación con Dios, de tu tiempo de comunión con él?

Rose: Fueron 6 meses que pase allí en Sudáfrica, primeramente en este lugar de entrenamiento que es en Pretoria, pero luego cuando salimos prácticamente fuimos a Suazilandia, Botswana, y Ciudad Del Cabo.

Sandra: ¿6 mese de tiempo de estudio de la Biblia, supongo, cual era la dinámica?

Rose: La dinámica primeramente en las 6 primeras semanas, fue mas bien de seminario, tipo clases teóricas, donde es de sanidad interior, y después clases de disimulado, de liderazgo y también con niños porque allí en África hay muchos niños, especialmente cuando uno trabaja con las victimas del Sida, hay muchos huérfanos, entonces a todos los lugares que íbamos siempre íbamos a estar trabando con niños.

Sandra: Claro, el África es un lugar donde este tema del Sida es donde están los mayores índices, no es cierto?

Rose: Si, especialmente Suazilandia casi el 50 % tiene Sida.

Sandra: ¿Esto les implico a ustedes una preparación especial para trabajar con ellos, específicamente pensando en la enfermedad?.

Rose: Si tuvimos una semana especifica en esta área y fue impresionante la dinámica que nos dieron para abrirnos los ojos a que no depende de las personas a que nosotros seamos infectados, porque a veces esta el miedo de acercarnos a los que tiene Sida a causa de que quizás lo tengamos nosotros también, pero la infección va mas allá. Y eso nos permitió a nosotros amarlos de una manera y poder darles un abrazo, darles ese cariño que a veces la gente no les da.

Sandra: ¿Y ellos se habrán visto impactados me imagino?.

Rose: Espero que si, uno no sabe lo que sucede dentro de sus corazones.

Sandra: Y después vino esta parte practica, y bueno, me imagino que era el momento de confrontarse con la realidad, y experiencias de todo tipo. ¿Ibas con un equipo de gente de cuantos países, o ibas con otros uruguayos, también?.

Rose: No, en este caso yo fui la única uruguaya, pero éramos 15 y de 5 países. De Estados Unidos, Nigeria, Kenia, Finlandia, y Sudáfrica. Entonces nosotros fuimos divididos en 2 equipos y allí íbamos a los diferentes lugares.

Sandra: ¿Y ahí es cuando fueron a Suazilandia, y a todos estos lugares?

Rose: Si.

Sandra: ¿Cómo son cuéntame?.

Rose: ¿Estas personas?.

Sandra: Si, los lugares donde fueron.

Rose: En Suazilandia, trabajamos mas en el área rural. Ahí estuvimos ayudando a una Iglesia, ellos tiene un programa de alimento para los huérfanos, entonces trabajamos con niños todos los días, y también íbamos casa por casa a trabajar con la gente que tenia Sida.

Después en Botswana, esta también era un área rural, pero esto es ya saliendo de Sudáfrica, ahí trabajamos mas bien con las personas con sus ideologías, porque ellos cree en los ancestros, entonces nosotros tenemos que venir, presentarles el evangelio, mostrarles que lo que ellos están haciendo esta mal, porque ellos te aceptan a Jesucristo, pero también adoran a los ancestros.

Sandra: …hacen una mezcla de creencias…

Rose: …hacen todo una mezcla, es muy difícil tratar de convencerlos de lo que es verdad. Y ahí tuvimos el privilegio al final de bautizar a varias personas que aceptaron a Cristo y eso para mi fue un impacto sinceramente.

Sandra: ¿Con la convicción de que ellos realmente habían entendido?.

Rose: Si, mis emociones estaban ahí luchando y yo decía Señor muchísimas gracias por el privilegio de conocerte.

Sandra: Que lindo, y cuéntame un poquito; vamos a Suazilandia primero que es el primer lugar donde me mencionaste muchos niños, trabajo con niños todos los días, ¿Qué tipo de trabajo hacían con los niños?.

Rose: Queríamos presentarles un programa, porque si ellos no conocen a Jesucristo de verdad, ellos van a crecer en su niñez, especialmente que vinimos nosotros por tres semanas y el impacto se va a ir, nosotros queríamos que ellos tengan una base firme. Y entonces a través de juegos y a través de que memoricen versículos, le dábamos herramientas a la Iglesia para que continuara con ese trabajo. Esa Iglesia que me contabas es muy activa, esta trabajando con estas personas infectadas de VIH, van los higienizan, ¿cuéntame un poquito que hace la Iglesia allí?

Rose: Bueno, lamentablemente la Iglesia no tiene una Pastor activo. Hay una organización que es la que fundo esta Iglesia y tiene gente que viene a visitarlos para animarlos a estas personas….

Sandra: … ¿como el caso de ustedes, por ejemplo?

Rose: Como nuestro caso exactamente. Pero hay un problema, no hay casi hombres en esta sociedad rural de allí de Suazilandia, por eso uno va a casi todas la casa y uno encuentra gente con Sida y uno se pregunta, ¿Dónde están los hombres de esta ciudad?. Parece que van a la cuidad y después vuelven al campo donde están sus familias, sus esposas y uno no sabe que es lo que traen consigo.

Sandra: Entonces decís, esta Iglesia ausente de un liderazgo fuerte. ¿De todos modos existe un trabajo permanente, eso es lo que vos nos contabas, que cada día van y atienden a esta gente; o sea que mas allá de que no tengan ese pastor se han logrado organizar como hermanos?.

Rose: Si, gracias a Dios si.

Sandra: ¿Y que es lo que hacen cada día?.

Rose: Ellos van a las casas, nosotros tuvimos el privilegio de ir con ellos, y van caminado al área donde ellas viven, especialmente, porque son mayormente mujeres. Visitan a estas personas, oran por ellos, le damos una palabra de ánimo de la Palabra de Dios y después si hay alguna necesidad, algo practico que podamos hacer lo hacemos a través del servicio.

Sandra: ¿Cuántas personas son atendidas así?.

Rose: Nosotros queríamos calcular, pero nosotros éramos 15 personas y íbamos a visitar dos casa por promedio por día, y no íbamos a las mismas casas, entonces uno tendría que calcular 2 por 15 por tres semanas.

Sandra: Así que iban visitando y visitando cada lugares y caminaban, ¿cuánto caminaban?.

Rose: Y ponele que por 45 minutos, una hora todos los días..

Sandra: … ¿no tiene idea de la distancia que hacían?.

Rose: No, no porque variaba dependiendo del día y adonde íbamos.

Sandra: ¿Y la condición de la gente, mucha pobreza?.

Rose: Hasta un punto, porque tiene casas de cemento, lo que pasa que tienen latifundios pero no trabajan la tierra, hay realmente un ambiente mediocre. O sea tiene la tierra para trabajarla, podrían tener lechuga o tomates, lo que fuera, pero realmente no trabajan especialmente porque en los hogares que íbamos a visitar tenias a los abuelos y a los niños y tenias a los padres que estaban muriendo de Sida. Entonces hay un espacio entre las generaciones y eso realmente dificulta que se trabaja la tierra.

Sandra: ¿Y como lo veían estos abuelos la realidad de la generación de sus hijos muriendo, que es lo que decían, porque no era una realidad quizás de su generación ?.

Rose: Sinceramente yo creo que no ven esperanza, porque ellos tiene que cuidar a sus nietos que tiene entre 4 y 5 años y son muy chiquitos, no van a la escuela la mayoría de ellos. Los adolescentes están ahí vagando en el aire y ves a las chiquilinas embarazadas con 13, 14 años y ahí otra ves vuelva a surgir la pregunta, ¿Dónde están los hombres de esta cuidad?.

Sandra: Vamos a ir a la música y venimos con mas experiencias que ha vivido Rose Klassen en Sudáfrica, una experiencia misionera. Realidades muy diferentes quizás a nuestros países.

Sandra: Volvemos amigas, estamos conversando en este programa con Rose Klassen, quien ha vuelto de su viaje misionero, en Sudáfrica, realmente una situación diferente. En realidad podríamos decir que en todo el mundo hay gente desesperanzada, aquella gente que esta sin Dios, decimos que esta sin esperanza. Pero que impacto cuando ustedes venían con este amor, les planteaban a Jesucristo…¿Cómo impactaba esto en esa gente desesperanzada?.

Rose: A veces uno quería ver una sonrisa o algo, pero realmente el rostro de las personas era como que no había tanta diferencia y ahí es cuando nosotros a través de trabajos prácticos especialmente en Botswana, donde hasta ayudamos a construir casa de barro, y la forma en que ellos las construyen allá es con estiércol. Ellos tiene una tradición muy diferente a la nuestra, los hombre nada mas mezclan el estiércol, con el barro y el agua y después las mujeres tienen la tarea de poner todo en la pared, o sea dentro de las ramas, porque la forma en que hacen una pared es con ramas y después llenan el hueco de las ramas con esta masa.

Sandra: Esa mezcla. ¿Y con los trabajos prácticos se podía demostrar el amor de Jesucristo, esta era la forma adecuada?.

Rose: Es mas cuando Jesucristo mismo cuando le lavo los pies a los discípulos nos mostró a nosotros el ejemplo. De esta manera ellos ven con sus propios ojos que a nosotros nos importan estas personas, que venimos acá no salo a decirles con palabras que Jesús les ama, sino que realmente hay esperanza, que hay una forma diferente de vivir la vida.

Sandra: ¿Te abordas de alguna expresión de alguno de ellos que te allá comentado, ah si ahora entiendo, o porque viene hasta acá, o porque se preocupan por nosotros, o algún signo de impacto de esta actitud que ustedes como cristianos tenia para con ellos?.

Rose: Cuando estábamos hablando con ellos teníamos que usar interpretes especialmente en Botswana y allí como que entendían un poco de Ingles pero no lo podían hablar, entonces cuando queríamos hablar con ellos teníamos que tratar de hacerlos reír y ver eso en ellos y muchas veces les podías sacar alguna sonrisa, pero dentro de todo cuando nosotros estamos trabajando vos veías que todos venían a mirar, ¿que es lo que esta sucediendo acá, porque están ayudando estas personas?, y ahí los veías con esas caras de asombro, ya que veníamos, especialmente cuando teníamos reuniones, después de trabajar prácticamente. Entonces teníamos algunas canciones y ahí les presentábamos a Jesucristo y todos los niños especialmente cuando venían de la escuela. Tuvimos una oportunidad impresionante un día donde venían todos de la escuela, y podíamos rodear donde estaban ellos y ahí contar lo que Jesús había hecho por ellos. Y les veías en las caras que algo diferente estaba sucediendo, que hay algo y allí varios de ellos aceptaron a Cristo, esperamos que sea sincero, pero realmente fue linda la experiencia.

Sandra: Me decías, ¿estuvieron en tres lugares, dos lugares rurales, y el otro?.

Rose: El otro, fue en el área de Cuidad el Cabo que es bien al sur de Sudáfrica, y ahí estamos trabajando en la cuidad misma, mas el área urbana, con prostitutas, y también trabaja una institución que trabaja con mujeres que salen de este tipo de vida, o que también han sido abusadas y entonces para ayudarlas a reconstruir su vida con Jesucristo como su base.

Sandra: Que tal, que experiencia sacaste de ahí, vínculos con las mujeres, como las vistes después de saber de Jesucristo y que Jesucristo perdona sus vidas y les da una nueva oportunidad. Que difícil a veces entender que hay oportunidad después de tener una vida destrozada.

Rose: Para mi dentro de todas las experiencias que tuve esta fue la que mas llego a mi corazón, hasta ahora esta llegando. Porque ver a estas mujeres que sufrieron tanto con sus propios esposos algunas de ellas, donde las maltrataban y ver que Jesucristo hizo un cambio y que las ayudo a salir de ahí, y vienen a este lugar para buscar ayuda y que lugar mejor para ir que a los pies de Jesucristo. Entonces nosotros fuimos a este lugar para hablar con ellas, para animarlas y para mi realmente decir, gracias Señor Jesús, porque vos me has salvado a mi y que yo puedo venir aquí y contarles a ellas que hay esperanza en Jesucristo.

Sandra: Que lindo poder ofrecer esta esperanza, poder ser portadores de estas buenas noticias a aquellos que están desesperanzados. Estaba pensando si alguien quisiera consultarte, pedirte un consejo, demás, si puede comunicarse a través nuestro o a través de algún correo electrónico que quieras dar, para pedir justamente esa ayuda, o ese mensaje de esperanza o que se ve impactado porque a lo mejor ya vivió una situación de abuso y quiere hacerte alguna pregunta, ¿puede hacerlo?.

Rose: Si, si quieren pueden.

Sandra: Bueno, entonces a través de la dirección que damos siempre seguramente pueden tomar contacto con nosotros y nosotros le pasaremos este dato a Rose. Finalmente te quiero preguntar antes de que te vallas de nuestro lugar de las visitas, aquí en nuestra casita, ¿Cómo impacto todo esto tu vida, tu vida como mujer joven, de cuantos años ya Rose?

Rose: 20.

Sandra: 20 años, muy poca edad para tanta experiencia, permíteme decirlo. Una guirisa joven, gurisa decimos en el Rió de la Plata, quiere decir una muchacha joven, una jovencita. ¿Habiendo vivido y ayudado a tantas personas, como impacta esto tu vida, como te proyecta para el mas adelante como mujer cristiana?

Rose: Realmente esta fue la pregunta que yo me lleve conmigo cuando fui a Sudáfrica, es mas esta era mi meta, ver a donde Dios me iba a dirigir con todo esto. Y desde el primer día cuando tuve mi tiempo a solas con Dios el versículo que resalto fue, tu no puedes evitar lo que yo quiero hacer en tu vida. Esta en Ezequiel 23, y ahí decía, yo te voy a llevar de una nación a otra, te voy a sacar y te voy a expandir a través de los países, y deja que yo corte en ti, las cosas que no están bien. O sea, esto es parafraseado mío, pero esta en Ezequiel 23 y ese versículo, realmente fue confirmado, porque me fu de acá de Uruguay a Sudáfrica, primera confirmación, después en Sudáfrica, lo cual yo no sabia fuimos a diferentes países, Botswana, Cuidad del Cabo, y después a través de todo esto Dios realmente me estuvo podando, esa seria la palabra, eso fue lo que Dios hizo en mi vida allí.

Sandra: Muchas veces Dios poda nuestra vida, y nos duelen a veces las podas, pero lo bueno es saber y confiar que el Señor con esa poda lo que esta haciendo en realidad es revitalizándonos, ayudándonos a crecer mas. Así que Dios quiera que esta sea tu experiencia Rose, que Dios siga podando para bien que pueda mejorar tu vida, que pueda hacerte siempre una mujer de servicio y que puedas ayudar mucho a otros sea en otros países o que se a en tu propio país, donde Dios te ponga que puedas ser una mujer de bendición al servicio de Jesucristo pero también al servicio de tu prójimo. Muchísimas gracias por habernos visitado.

Rose: Muchas gracias por la invitación.

El Rencor (Parte 4 de 4)

Título: EL rencor (parte 4 de 4)

Autor: Mario Loss
TA72

El último programa que habla acerca del Rencor. Mario Loss nos comenta acerca de los daños que puede causar este problema a nivel matrimonial y de la Familia. No se lo pierda.


Descargarlo para tener o compartir con otros:ta72.mp3


 



Elena: Bienvenidos amigos a temas de actualidad, continuamos en esta serie de programas donde hemos estado viendo el tema del rencor, y estamos en el último programa y por eso vamos a ir redondeando algunas ideas. Le damos la bienvenida una ves mas a Mario Loss, bienvenido.

Mario: Gracias Elena.

Elena: Y una vez mas estamos con este tema, y como decíamos, es el último programa pero han sido muy buenos estos programas que estamos compartiendo a cerca del rencor. Todos tenemos que trabajar en esto, y hemos visto como tratar de cuidar este rencor, y de ir acumulando cosa, pero usted nos ha dicho que tenemos que tratar de cuidar esa basura fuera de nuestra vida para que no nos haga daño, ¿era así?.

Mario: Sabemos que el anhelo de Dios es que cada persona, cada criatura que él ha hecho este libre de las cosas que le atan, Entonces, el deseo de Dios y nuestro deseo, es a los oyentes ayudarles a estar libres de esas ataduras que le impiden vivir una vida que les complace o una vida plena.

Elena: ¿Cuales serian las formas de escape a este rencor?

Mario: Bueno, yo he vista a gente que se cambió de Iglesia, y después a otra Iglesia, y otra Iglesia, pensando que así van a dejar a tras sus problemas. Y encuentran los mismos problemas ahí. Otra forma es mudarse a otro barrio, donde los vecinos son diferentes, otra forma seria divorciarse y casarse de nuevo, y otra es obteniendo un trabajo diferente pensando que sus problemas son del trabajo. Pero normalmente las personas llevan sus problemas en sus bolsillos donde sea que vallan, y ese veneno nos va afectando las relaciones y aunque queramos comenzar de nuevo, estaremos con el mismo problema, porque somos lo mismo adentro, y no hemos tirado esa basura, de rencores contra padres, contra jefes, contra el gobiernos, lo que sea; somos todos críticos, y guardamos esos rencores, y no renunciamos a nuestro derecho de guardarlos.

Elena: La palabra derecho es una palabra que hoy esta muy de moda, y es cierto, es muy bueno que haya asociaciones, y temas de consumidores, donde podemos reclamar aquellas cosas que nos perjudican. Pero estamos hablando de aquello que vivimos cotidianamente. Lo vemos en la calle, lo vemos con nuestros compañeros de trabajo, en los liceos, en la escuelas, es como que todos reclamamos tener la razón, pareceríamos ser todos dueños de la verdad absoluta.

Mario: Bueno, estamos muy a favor de los derechos humanos y todo, pero una personas debe vivir, como si no tuviera ningún derecho, debemos vivir nosotros como hijos de Dios, como si no tuviéramos ningún derecho de defendernos, de reclamar algo, porque Jesús nos insta a amar a los enemigos, y no solamente a los amigos. Y nos enseña una forma de vivir completamente diferente a la forma del mundo. Nos insta a amar, a perdonar, a vivir por la otra persona, y no vivir por nosotros.

Tenemos un ejemplo, del maestro mismo, dice aquí en Filipenses capitulo dos versículo cinco al ocho: aunque Cristo existía con el mismo ser de Dios, no se aferró a su igualdad con él, sino que renunció a lo que era suyo y tomo naturaleza de siervo; haciéndose como todos los hombres, y presentándose como un hombre cualquiera, se humilló a si mismo, haciéndose obediente hasta la muerte y muerte de cruz. Vemos el ejemplo del maestro, del mesías, mismo, que vino para rescatarnos y él no mostró como debemos vivir, si queremos ser como Dios, debemos vivir como Jesús porque era Dios manifiesto aquí en la tierra entonces él vivió como si no tuviera ningún derecho. El sufrió a mano de los pecadores, de la gente que lo crucificó, etc, porque él no reclamó nada, dice como una oveja que va para ser matada, él no reclamó nada no? No levantó la voz y él nos mostró la actitud de una persona que es realmente hijo de Dios. No debemos reclamar derechos y cuando nos humillamos como Cristo, y decimos, yo no tengo derechos, no tengo derechos de que mi esposa me sirva una comida o que me abra la puerta, más bien si aprendo a decir gracias, en mi corazón cada vez que ella hace algo lindo para mí, aunque sea servirme una comida o traerme un café, o aún tener relaciones sexuales, entonces es algo que de mi brota agradecimiento.

Y gozo porque es algo que he disfrutado pero no es algo que puedo exigir porque cuando dos personas viven en el matrimonio cada uno cediendo todos sus derechos a la otra persona los dos, entonces viven rey y reina en el castillo. Y es un matrimonio muy feliz pero cuando empiezo a exigir, y decir ah! Pero no me gusta lo que tu hiciste allí, o allá, exigir en el sentido de guardar rencor porque me hizo tal cosa entonces mi gozo se va evaporando o perdiendo el gozo de la vida, y voy perdiendo la gratitud o el vivir agradecido, a Dios por todo lo que puedo disfrutar.

Elena: Vamos a un corte, escucharemos algo de música y es muy interesante lo que Mario está diciendo y nos gustaría que podamos reflexionar y ver qué vida estamos llevando qué matrimonio, qué familia estamos construyendo y para eso vamos a continuar en el próximo bloque el último del tiempo Temas de Actualidad.

Elena: Continuamos en Temas de Actualidad y en los cortes nos quedamos conversando mucho porque es un tema que a quienes nos gustaría construir una familia saludable nos importa mucho y usted nos mencionaba esto de que el rencor nos produce quedarse solo, aislado, quien lo está viviendo.

Mario: Cuanto más tiempo pasa con rencores guardados, más a solas nos encontramos. Menos relaciones sanas tenemos con otras personas, porque es el rencor un veneno que va comiendo todos los nervios de las buenas relaciones amistosas y amorosas que podemos tener con otras personas y entonces se va quitando la capacidad, de amar o de darse por otra persona. También muchas veces vemos que las relaciones no tenemos éxito. La gente se pelea con nosotros, y nosotros con ellos y muchas veces, la raíz de eso, la raíz de amargura, está ese rencor, ese resentimiento, que lo hemos ido cultivando. Si tenemos una maceta, en la que hemos cultivado una planta de mala hierva o de maleza, no habrá lugar para algo sano en la maceta. Entonces lo que tenemos que hacer es arrancar las raíces malas y plantar la buena semilla y entonces podrá prosperar, algo sano, pero si no la quitamos lo bueno no puede prosperar, donde está todo ese rencor.

Elena: Quisiera que volviéramos al punto que teníamos antes del corte, que me parece fundamental que es tomar ese camino que es lo que es la sociedad actual parecería una camino totalmente utópico. Que es el de entregarse por los demás, y a mi hay varias palabras que me quedan en la memoria que son humildad, amor y entrega. Que es algo que habitualmente no se ve pero parecería ser el matrimonio saludable, la familia saludable y ser plenos y felices.

Mario: Es el único camino y la posibilidad de hacerlo solo viene de Dios. Porque Dios es así, Dios no nos pide a nosotros hacer algo que él nunca ha hecho. Más bien nos pide ser como él. Que da todo para nosotros, que entregó a su propio hijo, para salvarnos y el hijo mimo se entregó para nosotros y dice que mayor amor nadie puede tener que entregar su vida por su amigo, y entonces vemos en Dios y en su hijo ese amor penetrante ese amor que hace todo por el otro y pide a nosotros como sus hijos hacer el mismo amor y es verdad que no se ve casi nada en la sociedad porque nosotros muchas veces los creyentes somos tan pobres cristianos que no estamos poniendo en práctica lo que en realidad el Señor nos pide hacer y lo podemos hacer porque el poder viene de Él, y no de nosotros!

Elena: Cuánto se transformaría nuestra familia si nosotros empezamos por practicar eso, porque tal vez muchos de los que están escuchando dirían qué bien que le vendría a mi esposo o a mi esposa escuchar este programa, pero el que está escuchando hoy tiene el compromiso luego de haberlo escuchado de cambiar de empezar a transitar este camino y hay una frase que a mi me ha gustado mucho que l he cambiado y he escuchado siempre decir: no le hagas a los demás lo que no te gusta que te hagan. Y yo la he cambiado y me ha dado un poco de resultado y es hacerle a los demás lo que me gustaría que me hicieran. Y muchas veces no estamos dispuestos a eso a como usted decía, servirle el plato de comida, alcanzar algo hacer una tarea en la casa que muchas veces decimos, no yo tengo derechos. Bueno llegué cansado o mil cosas más. Cómo podemos hacer entonces para poder dar el ejemplo, empezar por nosotros aquellos que hoy nos están escuchando que sean ellos los que empiecen.

Mario: Claro tienen que ser los que saben no los que no saben y nosotros podemos cambiar y empezar a cambiar nuestra sociedad porque así tomamos pasos chicos de obediencia. Aunque nos cuesta y nos parece ser imposible pero puedo levantarme ahora y servirme una taza de café a mi esposa o puedo servirle el mate en la cama o puedo ir y darle un abrazo a mi hijo. Y aunque estoy cansado y preferiría que estén mirando la tele podemos tomar pasos pequeños de obediencia de elegir ser como queremos ser. Elegir perdonar a mi madre o a mi padre. Que ya tengo 30 años de rencor contra ellos. Puedo decir ahora, los perdono y voy a borrar eso voy a mandar eso en el camión de los regazos, y desde aquí en adelante voy a buscar una buena relación con esa persona.

Elena: Pero ese perdón es sobre natural.

Mario: Si viene de Dios.

Elena: Y aquellas personas que todavía no lo han experimentado les recomendamos que lean la Biblia fundamentalmente o que busquen a Dios.

Mario: Y no sabemos como explicarle mejor que eso que Dios nos espera con los brazos abiertos.

Elena: Mario ha sido un gusto muchas gracias por compartir esto, no va a ser la última vez sabemos que ustedes trabajan con matrimonios y cuánta necesidad hay en nuestra sociedades de que hayan matrimonios fuertes saludables par que hayan familias saludables. Asi que lo dejamos pendiente para poder hablar de este tema. Puede ser?

Mario: Muchas gracias Elena

Elena: Bueno ahora nuestros amigos les agradecemos muchísimo por estar allí y como siempre les decimos es muy importante conocer algo de ustedes, saber que están allí, que manden sus preguntas, y sus comentarios, y lo pueden hacer a: Obra Misionera, llamada de Medianoche, Casilla 6557 Correo central, Montevideo – Uruguay. Nuestra dirección electrónica: temadeactualidad@llamadaweb.com. Repetimos: Obra Misionera, llamada de Medianoche, Casilla 6557 Correo central, Montevideo – Uruguay. Nuestra dirección electrónica: temadeactualidad@llamadaweb.com una vez más muchísimas gracias y nos encontramos en próximos programas.