El testimonio de Odaír

Título: El testimonio de Odaír

Autor : Odaír Silva
EA336

En Entre Amigas, un testimonio impactante de cómo Jesucristo cambió la vida de una mujer! Odaír, ha sido transformada por el poder de Dios que le ha permitido ser tolerante consigo misma pero también con los demás


Descargarlo para tener o compartir con otros:ea336.mp3


 



Receta: Torta húmeda de Banana



Entrevista con Odaír Silva

Sandra: Y se abre nuestra casa para recibir en el tiempo de la entrevista a las amigas, como hacemos siempre, ya está todo preparado, hoy tenemos visitas desde lejos y es lindo poder abrir las puestas de nuestro hogar para recibir en este caso a Odaír Silva a quien le damos la bienvenida. ¿Qué tal odiar?; y me vas a contestar seguro en portugués, ¿cómo estas?.

Odiar: Todo bien.

Sandra: Muy bien, bienvenida entonces a Entre Amigas, y quiero darle la bienvenida también a la traductora en este caso es Juanita Vázquez quien va a estar acompañándonos a ayudándonos entre el portugués y el español, ¿qué tal Juanita?.

Juanita: Hola Sandra, hola Odaír, es un placer estar siempre con ustedes aquí.

Sandra: Muy bien, y queriendo conocer la vida y el testimonio de Odiar en estos 15 minutos, saber como esta mujer ha llegado a conocer a Jesucristo, ¿qué nos puede contar de su persona?.

Odaír: Bueno, no es muy fácil, pero yo tuve una vida bastante confusa, desde que conocí a mi esposo, desde que fuimos novios, desde que nos casamos y tuvimos hijos…

Sandra: ¿Y donde se desarrollaba esto, de que cuidad proviene Odiar?

Odaír: De Porto Alegre, Brasil.

La mujer en casa, tiene muchas cosas para hacer, trabajar, cuidar de los hijos, del marido, del hogar y yo tenia una carga muy pesada y como yo no conocía al Señor en ese tiempo también me resultaba difícil poder manejar toda esa situación de presiones y compromisos.

Sandra: ¿Cuántos hijos Odaír?

Odaír: Tengo 3 hijas. En el inicio del casamiento, al mes de casada quede embazada. Lo queme resulto mas difícil todavía. Trabajaba 8 horas por día y además tenia que atender a mi esposo, la casa y mi hija. Después llegaron otras hijas, 2 mas. Entonces yo estaba muy nerviosa, muy agitada en casa.

Sandra: Como tantas mujeres hoy día, en Latino América y en el mundo. ¿Cómo te fuiste sintiendo por esta situación?.

Odaír: Me daba mucha tristeza, mucha angustia yo no tenia una amiga para hablar, me faltaba una amiga. Y yo agredía a las personas por eso.

Sandra: ¿Agresiva con quien?.

Odaír: Con la gente cercana, con la familia, con los amigos. Entonces toda esta situación me dejaba muy agitada, y tenia una sobre carga grande y no conocía que Dios me podía librar de esa carga, no sabia que podía dejarlo en las manos de el.

Sandra: Cuando hablamos de agresividad, estamos hablando que ¿gritabas a la gente, o pegabas a la gente, como se manifestaba esa agresividad?.

Odaír: Mas con mis hijas. Yo las agredía físicamente, les pegaba. Sabia que ellas no tenían la culpa pero era algo que no podía controlar.

Sandra: ¿Y te había sentir culpable, me imagino después?.

Odaír: Si, muy, muy culpable. También con mi esposo, el era muy cariñoso, pero yo no le aceptaba su cariño. Además cuando yo me case, no me case enamorada de el, yo me case para salir de una situación en mi casa, un problema de incompatibilidad con mi madre.

Sandra: ¿Y esta agresividad es como respuesta a esa sobrecarga de tanta actividad como madre, esposa, y las actividades de la mujer, o porque ya traías cosas del pasado, con tu mama; a lo mejor la habías visto a tu mama actuara así?.

Odaír: No yo creo que eso venia desde mi infancia, porque cuando uno no ve cariño en casa, entonces uno trata a las otras personas sin cariño, con mucha tensión. Yo siempre fui muy rebelde al cariño. No dejaba que las personas me tocaran.

Sandra: ¿Y no tenias temor que las niñas aprendieran y repitieran esta conducta de no expresar el cariño al recibir tu agresión?.

Odaír: Si tenia mucho temor, y veo en ellas hasta el día de hoy estas dificultades.

Sandra: Odaír te invito a escuchar un poquitito de música antes de volver con esta historia que es muy interesante, aunque a veces los recuerdos traen un poquito de angustia también. Así que vamos a distendernos con un poquito de música y ya venimos.

Sandra: Bien continuamos amigas compartiendo una historia de vida linda, en el sentido que recibimos gente que no habitualmente esta acá, como Odaír Silva que viene de Porto Alegre, de Brasil y bueno, una vez que está visitando nuestro país s un gusto recibirla en Uruguay par poder conversar acerca, en este caso de su historia de vida. Una historia de vida como la de tantas mujeres, con muchas cosas, muchas cargas, muchas responsabilidades, con historias con falta de cariño de parte de sus padres, de su familia de origen, y como una mujer puede solucionar eso. ¿En que pensaste Odaír, cual pensaste que iba a ser el fin, que ibas a terminar contigo, que ibas a terminar mal pegándole algún día mal a alguien, cual era tu pensamiento en aquel momento de crisis?

Odaír: En una época inclusive yo tenia ganas de desaparecer, de suicidarme, de dejar todo. Entonces yo busque en muchos lugares, fui a centros espiritistas, a la Umbanda. Fui a muchos lugares, incluso hasta la religión católica, entre en Iglesias. Y no había nada que llenara aquella angustia, aquel vacío que sentía. Hasta que una tarde recibí una visita, toco a mi puerta una amiga, que yo es una muy, muy buena amiga. Y fue a través de ella que Dios mando; para mi un ángel.

Sandra: ¿Cómo llegó esta amiga a tu casa, fue casualmente, era conocida tuya?.

Odaír: No, ella es la mama de una compañera de la escuela de mi hija del medio, ellas comentaron la situación y le pidieron a su mama que me visitara.

Sandra: ¿Cómo recibiste esa visita, como alguien que se viene a meter en tu vida, o bien?.

Odaír: No, no yo siempre recibí bien a las personas, cuando ella llego yo le pregunte, ¿qué era lo que ella quería?. Y ella me vino a hacer una invitación para el día de la madre. Entonces yo fui porque lo necesitaba. Y todo eso me hizo mucho bien, también la música. Ellas hablan de Jesús, predicaron, y todo eso me fue llamando la atención. Mas adelante ella vino a visitarme de nuevo, y me invito para ir a una congreso de mujeres. Lo primero en el congreso fue que ella me hablo de Jesús, y ahí yo me di cuenta que tenia dudas porque el Jesús que yo conocía era el Jesús de la Iglesia Católica, y del que ella me hablaba era de otro Jesús. Entonces al año siguiente, ahí si, yo estaba preparada para ese Jesús, que me invadió, que entro en mi, y para mi hoy él es todo. Él entro mi me transformo la vida. Vive en mi, en mi corazón y yo estoy enamorada de él.

Sandra: Vamos ahora si, a escuchar una nueva pausa musical, y en los tres minutos que quedan compartimos esta nueva vida de Odaír junto a Jesús, una vida mucho mejor, y vos nombraste una palabra, ¿equilibrada, no?. A veces tanta gente busca el equilibro y no sabe donde buscarlo.

Sandra: Bueno, hemos tan rápidamente recorrido una vida entera, y es muy difícil resumir en 15 minutos una vida, pero saber que todo ese tiempo, esa vida de amargura de Odaír sufriendo tanto tiempo, pudo ser transformada por Jesucristo. ¿Cómo fue Odaír, de un momento para el otro se cambian las cosas así con Jesús, Pum!, como si uno dijera mágico?.

Odaír: No, pienso yo que no que no fue tan fácil que no fue tan repentino porque fue una amargura que duraba por años desde mi infancia y también yo me había hecho otra idea de el matrimonio que el matrimonio no iba a ser ese sobre peso de cosas de que una mujer casi sea imposible de llevar. Creo que lo normal, es que las mujeres quieren modificar a los esposos aquello que no nos gusta, cambiarlo. Y eso era lo que yo intentaba hacer hasta llegar al momento de entender de que eso no era así. Él tenía que ser modificado por otra persona. O tal vez aceptar. Pero eso pasó con los años. Fue así cuando Jesús entró en mi vida, el fue modificándola y modificándola de tal forma, que aquella amargura que yo tenía, Dios me la fue sacando. Y transformándome en una persona nueva, de a poco. Eso no hizo una transformación solo con mi esposo con la familia dentro de casa sino también afuera de la casa con las relaciones que teníamos yo no tenía amigos, sin embargo ahora sé que tengo amigos de verdad.

Sandra: Apareció el amor? No solamente por el esposo sino también el amor para comunicar a los hijos, de esa actitud de madre, de esposa y de Amiga?

Odaír: Si, ahí yo comencé a aprender a amar. Porque yo no sabía.

Sandra: Y como Dios es amor, me imagino que habrá sido un gran maestro.

Odaír: Seguro.

Sandra: Bueno ha sido muy lindo Odaír conocer más por dentro tu vida y que nos puedas compartir esta intimidad, seguramente muchas amigas se identifican contigo, y hallan vivido o estén viviendo vidas parecidas. Queremos invitarlas para que queden en contacto y que también puedan conocerte a través de las cartas después vamos a dar la dirección pero también ofrecerte la oportunidad de que les digas una última palabra ahora antes de despedirnos.

Odaír: Yo quiero decirle a todas las amigas que están escuchando que no existe otro camino a no ser Jesús el puede equilibrar tu vida, el te puede dar el amor necesario para tus hijos, para tu esposo. Aunque la situación esté muy difícil, Jesús te convida a llevar tus cargas hacia él. Y de él tu vas a recibir el equilibrio y todas aquellas cosas que tu estás necesitando. Yo hoy tengo 31 años de casada, y veo que mis hijas tienen una vida equilibrada y yo a diario estoy siendo tocada y dirigida por Jesús. A partir de mi conversión mi esposo y mis hijas también aceptaron a Jesús todo a partir de esa transformación que ellos vieron en mí. De ese equilibrio que ahora sí hay en mi vida. Por eso yo les digo que el único camino es Jesús, recórranlo ustedes también.

Sandra: Muchas gracias Odaír.

El rencor 1 de 4

Título: El rencor


Autor: Mario Loss  Nº ta69

El Pastor Mario Loss, nos visita para comenzar con una serie de cuatro programas acerca de un tema que a todos nos toca por igual, ¿que hacer con nuestro rencor?.
Acompañenos en este emprendimiento desafiante.
Descargarlo para tener o compartir con otros:ta69.mp3


Elena: Amigos queremos darles la bienvenida a este nuevo programa de Tema de Actualidad, es un gusto para todo el equipo poder trabajar junto a ustedes y poder compartir diferentes temáticas como cada programa donde veremos diferentes temas que nos ayudaran a resolver mas algunos conflictos que podemos tener en nuestra familia y también conocer la opinión de Dios en muchos temas que por allí son rispidez, o de problemas en las familias de toda Latinoamérica. Hoy esta con nosotros el Pastor Mario Loss, el es de los Estados Unidos, pero hace 11 años que esta aquí en nuestro país. Ha trabajado en Paraguay y en Bolivia y llevan adelante un ministerio muy interesante que será para otro programa como son los encuentros matrimoniales, donde están ayudando a los matrimonios justamente a poder estar mas cercanos y poder limar aquellas asperezas. Pero será una temática para otro programa, bienvenido Mario Loss.

Mario: Bueno, gracias Elena.

Elena: Hoy tenemos un tema Mario, que realmente a todos nos toca, como es el rencor y dentro del rencor hay muchos temas como es el perdón, el no perdón, la ira. ¿Y que podríamos decir que es el rencor y en segundo lugar, como afecta nuestra vida este rencor?.

Mario: El rencor es como recibir una ofensa y no perdonar e ir guardando, guardando, esa ofensa contra la persona que hizo la ofensa perjudicando la relación entre esas dos personas y entonces es algo que muchas veces guardamos como un tesoro, aunque no quisiéramos pensarlo así, pero lo vamos coleccionando, y poniendo como si fuera una cosa preciosa, cuando en realidad no es nada precioso, es algo feo que destruye las relaciones humanas.

Elena: A eso queremos ir. ¿Cómo repercute en nuestra vida, porque ninguno de nosotros esta fuera de ese tema, como nos afecta nuestra vida diaria este rencor que vamos acumulando?.

Mario: Nos van atando los rencores, los resentimientos, los odios que tenemos contra personas, nos va limitando cada vez nuestra libertad, porque cada vez que tenemos una ofensa que restringe la relación  libre entre dos personas, entonces nos va quitando la libertad de vivir como debemos ser, nos va como poniendo una atadura sobre nosotros y nos va limitando muchas posibilidades en el vida. Tengo un estudio real de una persona que yo conocí, no muy a fondo, desde niño, adolescente en mi propio país, allí en Pensilvania. Y esa persona cuando llego a ser adulto, se caso y trabajaba en una fabrica de telas y ella empezó a salvar o guardar, los retazos de tela de la fabrica; le permitían llevar a casa y los llevaba a casa porque para ella valía algo, aunque no sabia que hacer con ellas, valía algo, no quería tirarlas, al final tenia toda la casa de dos pisos, lleno de esos restazos de trapos, ya no había mas lugar adentro y empezó a poner en el porche de adelante y después el porche de atrás, y después empezó a ponerlos en una camioneta de 15 pasajeros que ya no andaba mas, hasta que ya no había mas espacio, y el esposo ya no aguantaba mas y dijo hay que limpiar eso o me voy. Bueno, ella no limpio y el se fue, pero una noche había un incendio en la casa, no se sabe por que, pero la casa se encendió y ella se carbonizo en el incendio porque no había ni lugar donde moverse dentro de la casa. Era una gran coleccionista de cosas que parecían valiosas pero al final le quito hasta la vida.

Elena: Muchas veces se dice que esos sentimientos los acariciamos, como esta señora, los cuidamos los guardamos. ¿Cuál es el motivo que nos lleva a que esos sentimientos tratemos de guardarlos?. Por ejemplo, uno de los temas que hablábamos fuera de micrófonos es la enfermedad o los síntomas de una enfermedad que es el no perdón, ¿podría ser una de las causas el no perdón a este rencor?

Mario: Claro, el no perdonar o el no saber que es el perdón; no solo debemos perdonar para el bien de la otra persona sino que debemos perdonar para el bien de nosotros, porque los dos estamos atrapados con esa ofensa y cuando no perdonamos, estamos en condición de que no podemos vivir libremente, siempre estamos atados allí. Una de las cosas que muchas veces es motivo de no perdonar es porque queremos tomar venganza sobre la persona que nos ofendió, y una forma de hacer venganza es guardar el rencor, aunque no le hagamos tal ves otra cosa, es como venganza; yo odio, yo tengo rencores, y sentimientos contra esa persona por lo que me hizo, entonces estoy guardando eso como un forma de igualar las cuentas.

Elena: Muchas veces cuando pensamos en el rencor tal ves pensemos en cosas grandes, pro cada día en nuestra casa, en pequeñas cosas es un sentimiento que vamos de a poquito, no sentimos un gran rencor por alguien que nos hizo algo grande, de pronto en la familia, la esposa contra el esposo, los hijos con los padres, es como una pequeña escalera que se va subiendo.

Mario: Es como un grano de arena que se va sumando, sumando, sumando y después ya es todo una duna de arena ahí acumulada. Y muchas veces pensamos que no vale la pena, preocuparnos de perdonar eso o lo otro y se va acumulando y va destruyendo a la persona.

Elena: Vamos ir ahora a una pequeña pausa para escuchar un poco de música y continuemos con este tema que todos, todos estamos involucrados y en general la sociedad cada vez mas, es bueno reclamar los derechos, y es bueno que nos respeten, pero como que estamos acumulando demasiado personalismo y eso va llevando a que nuestra alma se inunde de nuestro rencor. Vamos a esta pausa y volvemos.


Elena:  Continuamos en Tema de Actualidad tratando este tema que nos es común a todas las familias del mundo. Sea cual sea la raza, la religión, la creencia, el lugar de donde vengamos, el rencor de un modo u otro esta instalado en nuestras familias y nuestra sociedades, porque vemos también los problemas que hay en la actualidad en todo el mundo, por rencores y cosas que han quedado guardadas de ancestros, pero bueno, esos son temas que vamos a ir desarrollando a través de estos programas con este tema. Y ahora queríamos ir al tema del perdón; ¿que es perdonar, que es ser perdonado, es un gran tema, y creo que no lo ejercitamos demasiado, como es eso Mario Loss?

Mario: Bueno, el perdonar es mirar por alto, olvidar, una ofensa que hemos sufrido, porque cuando renunciamos a nuestros derechos de tomar venganza, podemos perdonar a la otra persona, por lo que el nos hizo a nosotros. Si pensamos en lo que nosotros hemos hecho contra Dios y como rebeldes, como hemos tomado las riendas de nuestra vida, cuando él es el creador. Entonces vemos que el nos ha perdonado, en Cristo y que Cristo pago la cuenta para hacer posible ese perdón. Pero después Dios dice, quiero que ustedes sean como yo, que sean perdonadores, que ustedes también perdonen a los otros, que son ofensas mucho menores, pero que como yo les he perdonado, ustedes deben perdonarse los unos a los otros. Entonces si vamos a hacer como nuestro Padre, el creador, y Padre espiritual tenemos que aprender a ser perdonadores, de mirar o pasar por alto las ofensas que la gente hace. Cuando una persona viene a nosotros y nos hace una ofensa, en contra de nosotros y hace una ofensa en contra de nosotros, lo que sea; un golpe en la cara o una mentira, o lo que sea, aun un robo, es como que esa persona nos pone un par de esposas en las muñecas, esta con el y esta con nosotros. Ahora, muchas veces esperamos que esa persona se arrepienta y nos diga perdóname por favor, pero a veces podemos esperar toda una vida y no pasa nada. Nunca esa persona por alguno motivo u otro, nunca va a querer pedir perdón, o nunca quiera admitir que se equivoco o hizo mal. Entonces en nosotros esta la opción, de esperar que el pida perdón y sacarnos las esposas; pero nosotros tenemos también una llave de las esposas que se llama perdón, nosotros podemos usar esto y decididamente tomar una decisión  de amor de perdonar a esa persona aunque la persona todavía no quiera admitir que ha hecho mal. O sea, abrimos las esposas por nuestro lado, y entonces queda colgado de la muñeca de el, pero nosotros estamos libres. Y podemos ir abriendo cada ves que hay una ofensa, olvidándolo, perdonándolo y comparándolo con lo que Dios me perdono a mi, eso no es nada.

Elena: Me gustaría detenernos un poquito en eso que usted esta diciendo, porque hablamos que cuando de alguien nos ofendió a nosotros, por ejemplo, una calumnia, una mentira, como usted decía, nosotros tenemos la opción de perdonarlo aunque humanamente el que tenga que pedir perdón es el otro. Eso es lo que quiero que aclaremos un poquito; que la esencia de Dios nos pide eso, o sea, cuando tenemos a Dios dentro nuestro, lo que parecería una locura a quien lo ve de afuera, nosotros fuimos los ofendidos y nosotros perdonamos aunque el otro no venga a pedir perdón. ¿Es así lo que usted dijo?.

Mario: Si, y podemos ver una parábola en la Biblia, donde Jesús hablo de un rey al cual uno de sus siervos le debía millones, y el fue rogando si lo podía perdonar, en vez de venderlo a el y a su familia, para pagar la deuda, entonces el Rey lo perdono. Pero ese hombre salió a la calle, y encontró a un colega que le debía, no se, 50 pesos o algo así y lo agarro por el cuello y le metió a la cárcel porque no podía pagarle aunque el mismo había rogado en la misma forma. Cuando el rey averiguo que el había actuado en tal forma, dijo, he cambiado mi opinión no te perdono y te voy a meter en la cárcel. Jesús hablo esto para mostrarnos que el Padre quiere que nosotros seamos perdonadores, comparado con lo que él nos ha perdonado lo nuestro es poca cosa.

Elena: Entonces lo primero seria pedirle perdón a Dios, que muchas personas talvez no lo han hecho, y eso es lomas importante, porque lo que viene después de que Dios nos perdona parecería hasta un poco mas fácil; cuando tenemos el perdón de Dios, practicar ese perdón, para aquellos que lo hemos recibido y hemos sigo perdonados es diferente.

Mario: Si, no es un requisito perdonar, pero ayuda muchísimo saber que nosotros hemos sido perdonados y nos capacita, para perdonar a otros.


Con cristo es mucho mejor, Síguele

Título: Con Cristo es mucho mejor, Síguele 

Autor: Herman Hartwich
Pe1329

Herman Hartwich, nos comparte un programa que plantea un desafío triple. Negarnos a nosotros mismos, tomar su cruz, y seguirle a Él.


 


Descargarlo para tener o compartir con otros: Pe1329.mp3



 


Qué Tal mis amigos venimos al encuentro con ustedes con el intenso deseo de compartirles la palabra de Dios. En esta oportunidad quisiera dar lectura a las palabras que encontramos en el Evangelio según San Lucas, Capítulo 9 verso 23. Cuando Jesús Dijo: Y decía a todos, si alguno quiere venir en pos de mi, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día, y sígame. En el contexto de estas palabras, Jesús busca la opinión de sus discípulos, acerca de sí mimos, y les preguntó, qué dice la gente que es el hijo del hombre? Luego dice, y quién decís vosotros que soy yo?

Mi querido amigo pensaste alguna vez qué quiere saber de ti? Te preguntaste alguna vez el hecho de que Jesús quiere saber qué opinas de él cuál es tu posición frente a Cristo? Confesar que él es el Cristo no es meramente creer en Dios, y que él es su Hijo, la mayoría de la gente dice que cree en Dios, y si le preguntamos a la mayoría de la gente dice pero por supuesto. Pero no es suficiente, Jesús les habla de su obra, y aparentemente no muy halagadora a los ojos o entendimiento de aquellos hombres porque él les estaba hablando de lo que iba a padecer de lo que iba a sufrir no? Que tenga que sufrir siendo tan bueno, Noo, es un valor, no lo podemos permitir quizás dirían aquellas personas, con un hombre como este quizá podríamos hacer muchas cosas, como era la ambición de Judas Iscariote que estaba asombrado del poder de Jesucristo y pensaba este es el tipo que necesitamos.

El Mesías político, el líder político. Ah… los pensamientos nuestros, los pensamientos de hombres siempre queriendo sacar provecho de las personas, de las instituciones o de los gobiernos. Muchas personas se acercan a los centros Cristianos, justamente para ver si pueden sacar provecho de alguna manera. Es más, hasta diría yo que se acercan hasta el propio Jesucristo, con intenciones, intenciones deshonestas. Pero Jesús les dijo, sí muchachos, la cosa es así. Por tanto si alguno quiere venir conmigo escuche las 3 condiciones. Acabo de leer este versículo, lo vamos a repetir. Si alguno quiere venir en pos de mí niéguese a sí mismo tome su cruz cada día y sígame. Estas son las condiciones que el Señor Jesucristo puso, las habías escuchado en alguna oportunidad? O si las escuchaste pensaste mi querido amigo, mi querida amiga en lo que involucra todo esto? Veamos primeramente, Niéguese a sí mismo, y si me tengo que negar a mí mismo, dónde me voy a quedar, qué voy a hacer? Entonces qué? Tengo que ser un muñeco? Un muñeco de trapo en las manos de Dios? Nosotros pensamos hablamos y hacemos todo a nuestro antojo. No te has puesto a pensar que en la vida, prácticamente usamos la mayor parte de nuestra vida, haciendo, pensando, viviendo como nos canta la gana?

Bien dice el profeta Isaías en el capítulo 55, voy a leer versos 7 al nueve, cuando dice, deje el Impío su camino y el hombre inicuo sus pensamientos y vuélvase a Jehová el cual tendrá de él misericordia y al Dios nuestro el cual será amplio en perdonar, porque sus pensamientos no son vuestros pensamientos ni vuestros caminos, mis caminos, dice Jehová como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos y mis pensamientos más que vuestros pensamientos. Escuchaste bien mi amigo? Dice: cada cual se apartó por su camino. Esto es o equivale decir, cada uno hace lo que quiere o que cree en su concepto que es correcto pero Jesús está diciendo Niéguese a sí mismo.

Si no estamos dispuestos a dejarnos dominar, o controlar por el Señor, entonces, para qué profesamos o decimos, ser cristianos? La segunda condición que pone cristo para seguirle, es tomar la Cruz, la cruz es conocida como símbolo de muerte aquí representa la muerte o la separación de la vida anterior. Y que ha de ser distintivo de un discípulo porque nosotros como Cristianos estamos llamados a morir a la vieja vida. A separarnos de la vida de pecado.

Mucha gente cree que se convierte en Cristiano pero no dejan lo viejo, piensan bueno, yo voy a una iglesia y acepto lo que dice la palabra de Dios etc, etc. Hasta agarran una Biblia, se congregan cantan, alaban al Señor, pero no deja la vieja vida. La nueva vida no puede entrar donde no se desaloje la vieja. Podemos decir así, la cruz nos habla de una relación vertical, y también nos habla de una relación horizontal.

Alguien dijo. El mástil central nos habla de una relación de arriba abajo. Dios guió, pero el brazo, el madero que atraviesa nos habla como de dos brazos extendidos. Una relación horizontal. Tomar la cruz es llevar una vida de relación con Dios, una vida personal, íntima fluida, con Dios pero que también se proyecta, se ve en la relación horizontal con mi prójimo, la verdad es que hay que morir para poder mantener estas relaciones. Porque si yo no muero a mi egoísmo a mi Odio, a mi falta de amor a mi falta de comprensión, si yo no muero, no puedo mantener estas relaciones ye s imposible, dice la Biblia decir que yo tengo una buena relación con Dios y no tengo una buena relación con mi prójimo. Pero sigamos con la tercera condición. Dice; Sígame, si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día, y sígame. Seguir es andar, seguir es que ande conmigo, sabe que el apóstol san Pedro, por ejemplo dijo en su epístola primera, en el capítulo 2 verso 21, hablando acerca de los padecimientos de Jesucristo, etc, dice al final de este versículo dice: dejándonos ejemplos, para que sigais sus pisadas, el apóstol Pedro dice que Jesús nos dejó ejemplo para que sigamos sus pisadas.

Por otro lado, el apóstol Juan, en su primera epístola Capítulo 2 verso 6 dice: el que dice que permanece en él, en Cristo debe andar como él anduvo. Este es el Seguir, nosotros podemos resumir, entonces en breves palabras este desafío, de Jesucristo. Negarse equivaldría decir, necesitas convertirte, a Cristo. Volverte a Cristo. Reconocer que solamente él es el Señor, y salvador, el único que puede perdonarte de tus pecados, y limpiarte de toda maldad. Tomar la cruz significa tomarte en un verdadero discípulo de Jesús, no simplemente un oyente sin calificación ni comprometido, no! Ser un discípulo, aquel discípulo que está siempre, que está allí, a los pies del Señor Jesucristo para aprender y aplicar la enseñanza. Y seguir, seguirle cada día, es realmente perseverar en el andar con él. Cuando tú llegues a conocer a Jesucristo como tu Señor y salvador vas a querer seguirle cada día. Porque llegas a descubrir la belleza, de su persona, la belleza de su enseñanza no vas a querer dejarle. Hay muchas personas que intentan andar con Jesús, así alternadamete, encuentros esporádicos, encuentros temporales. Pero Jesús dijo que el que persevere, hasta el fin, es el que recibirá la corona de la vida. Yo mi amigo, te desafío, te desafío en el nombre de Jesucristo, para tu propio bien que tú escojas el camino de Jesucristo, es el único que te podrá dar vida y paz eso lo afirmó Jesucristo y lo ha confirmado estos 20 siglos de Cristianismo. Que los sinceros cristianos, podemos afirmar y reafirmar, con Cristo es mucho mejor.

Sopa de lentejas y panceta

Sopa de Lentejas y panceta 

Ingredientes

  •  1 cucharada de Manteca
  •  2 cebollas
  •  250 grs. De lentejas remojadas
  •  2 lts de agua y de caldo
  •  1 rebanada de panceta de 100 grs.

Modo de Preparación

Se derrite la manteca en una ollita y ahí se rehogan las cebollas picadas, se le agregan luego las lentejas previamente remojadas, y se le agrega el agua y el caldo y la panceta. Esto se deja hervir con el recipiente tapado durante 1 hora aproximadamente. Una vez que las lentejas estén tiernas, se retira del fuego, se quita la panceta, y se licúan. Se colocan las lentejas ya licuadas en una olla y se coloca la panceta cortada en trocitos y se calienta unos minutos. Se sirve con cubos de pan frito

Mujeres expertas y Mujeres de los espejos

Título: Mujeres expertas y mujeres de los espejos

Autor: Elí Morales Nº EA335

Elí morales nos comenta de ciertas mujeres en la Biblia las cuales son llamadas Anónimas. Algunas de ellas, las expertas, estas mujeres crearon las cortinas del tabernáculo. Por otro lado se encuentran las mujeres de los Espejos quienes entregaron sus espejos de Bronce para hacer el lavamanos del Sacerdote.


Descargarlo para tener o compartir con otros:ea335.mp3


 


receta: sopa de lentejas y panceta



Entrevista con Elí Morales

Sandra: Muy bien preparada, ya amigas para entrevista que vamos a realizar. Hoy vamos a recibir visitas conocidas y es nuestra amiga Elí Morales que nos han visitado en otras oportunidades, ella es maestra, maestra de profesión, docente; pero además una estudiosa de la Biblia y últimamente nos ha traído unos estudios de las mujeres de la Biblia y nos encanta recibirla. Elí siéntete como en casa.

Elí: Muchas gracias, yo también me siento muy cómoda con ustedes.

Sandra: Bueno, me alegro mucho. Y la última vez que nos encontramos, me acuerdo que hablamos de Maria de Betania, pero tenemos mucha curiosidad porque tenias un estudio hoy, pero no se el nombre, ¿de quien vamos a hablar?.

Elí: Vamos a hablar de unas mujeres anónimas, vamos a empezar y pienso que en otros encuentros también, porque son muchas las mujeres anónimas de la Biblia. Vamos a hablar de dos grupos de mujeres hoy. Los dos grupos están relacionados con el Tabernáculo, el primero vamos a llamarlas las mujeres expertas y el segundo grupo son las mujeres y sus espejos. ¿Dónde los podemos encontrar en la Biblia?; en el libro de Éxodo. Las mujeres expertas están en el capitulo 35 de Éxodo, del versículo 22 al 29; las mujeres y sus espejos están en el capitulo 30, 17 y 18, y capitulo 38:8.

Sandra: Bien, ¿a que se refiero con esto de que son expertas y con esto de los espejos?.

Elí: Expertas, porque, eran hábiles, lo que hoy diríamos unas hábiles artesanas, especializadas en tareas de hilado, las mujeres expertas. Todo lo que esta relacionado con el Tabernáculo y con todos los servicios que se prestaban allí, lo han calificado como que es una figura de una santuario mucho mas glorioso y de un santuario eterno, eso lo vemos en Hebreos 9. Los elementos que se usaron para construirlo, oro plata, madera, también lanas teñidas, púrpuras, escarlata, carmesí, y piedras que trajeron que los israelitas habían recibido cuando salieron de Egipto y lo utilizaron y lo dieron para la construcción de ese tabernáculo. Había un grupo de mujeres que hicieron todo lo posible para que ese tabernáculo terrenal que era allí donde Dios se manifestaba a los hombres y donde le agradaba abitar, ellas participaron estas mujeres en este proyecto que podemos decir que es un proyecto santo , un proyecto divino.

Le presentaron la ofrenda de sus habilidades, de sus talentos, de saber tejer, de saber hilar, de saber usar el lino, el retorcido que le hacían para hacer las cortinas; lo que hoy le llamamos un voluntariado, eso fue lo que caracterizo a estas mujeres, ellos presentaron los hilos de esa lana color púrpura, carmesí o escarlata que lo habían torcido. Y habían otras que eran especialistas, digamos artesanas especializadas en los hilos de los pelos de cabra, y estas artesanas conocían muy bien ese oficio y se sintieron movidas de todo corazón a participar en esa tarea dela elaboración de las cortinas. Los hicieron con alegría, sin quejas por estar dando de los tesoros que ellas tenían, porque dieron de su tiempo, dieron de sus talentos, que también lo podemos decir de sus cualidades, de sus habilidades, de sus destrezas, para terminar el Tabernáculo, participando no solo ellas, sino que había hombres que trabajaban, pero es lo que las destaca, su labor en el Tabernáculo, un lugar para adorar y para rendirle culto a Dios en el desierto, que lo podemos comparar el desierto con el mundo que estamos transitando nosotros hoy y hoy Dios esta habitando en nosotros y somos el templo y podemos ver como todas somos un proyecto de Dios, una obra en proceso. Y de estas mujeres podemos tomar ejemplo para ver con eso talentos, con esas cualidades que Dios nos ha dado para cumplir con la misión que el tiene con cada uno de nosotros.

Sandra: Estaba pensando en la situación de estas mujeres, en el desierto, a donde a lo mejor no tenían exceso a tantos materiales para realizar estas cosas tan bonitas, sin embargo dieron de lo mejor. Pensaron en dar para Dios y para el Tabernáculo lo mejor que podían encontrar y lo mejor que sus manos podían hacer. Es importante en esta relación que vos haces del desierto y este mundo que nos rodea y también nuestro corazón como lugar de habitación de Dios, poder dar lo mejor para que ese corazón, ese limpio, y este habitable para Dios, que podamos realmente ofrecer lo mejor que tenemos en nuestro interior a Dios.

Elí: Claro que a veces no es tan importante, destacar nuestro nombre porque estas mujeres se recuerdan por lo que ellas hicieron, por la actitud que tuvieron frente al servicio en lo que en ese momento era la casa de Dios. Y son características que quedan de estas personas que están brillando y son buenos ejemplos para nosotros imitar.

Sandra: Se requiera también mucha sabiduría para poder leer estos ejemplos, para poder descubrirlos, generalmente los seres humanos tendemos a ver los grandes nombres, lo que mas brilla a la apariencia humana y no vemos estas pequeñas cosas que para Dios tiene la mayor importancia. Vamos a ir a una pausa musical Elí, te invito, y ya venimos con mas análisis de estas mujeres sin nombre por lo que veo.

Sandra: ¿Quién es mas importante en este programa, las conductoras, quienes hacen la producción, los invitados o a lo mejor usted que esta siendo una mujer anónima escuchando desde su casa?; y por lo cual este programa se realiza, usted es el motivo y la razón por la cual nosotros estamos acá. Es importante el anonimato y mas que el anonimato, lo que un anónimo puede hacer. De eso estamos hablando con Elí Morales y me gusta relacionarnos con las oyentes, porque a lo mejor nuestros nombres se conocen de quienes estamos en el micrófono, y las que están allí escuchando no, y a veces son mas importantes que las que estamos aquí. Muchas veces la oyentes mismos recomendando a una amiga, escucha este programa, o algo así, esta haciendo una función tan importante, o mas importante que la nuestra y de esa manera divulgando el evangelio. Estamos hablando de las mujeres anónimas, ¿seguimos Elí?.

Elí: Si, para las personas que están escuchando, ellas son lo mas importante para nosotros en esto que estamos haciendo, son anónimas pero son muy importantes y cuando nos tocan los roles en la vida, ningún rol es insignificante ni pasa desapercibido para Dios, es algo que no debemos de olvidar. Alguien ha dicho que en el cielo, lo compara con la Vía Láctea, y dice que es un cúmulo de delicadas luces sin nombre, como que la mayoría de quienes están disfrutando de los goces celestiales son personas anónimas.

Sandra: Vamos a tener una gran sorpresa en el cielo me parece.

Elí: Si, bueno, vamos ahora a considerar a las mujeres y a sus espejos. Estas mujeres eran un grupo de mujeres que la llamo mucho la atención a Moisés, porque ellas se agrupaban y se reunían en grupos en las puertas del Tabernáculo y allí adoraban y esto le impresiono mucho a Moisés y lo que mas le impresiono a Moisés, como conductor y legislador del pueblo, fue la entrega que ellas hicieron de esos espejos, que eran espejos de metal muy valiosos que habían traído desde Egipto, espejos de Bronce.

Eran unas artesanas Egipcias realmente muy finas, y esta mujeres de todo corazón los donaron para que después con ellos hicieran el lavamanos del templo y un pedestal. Fueron mujeres israelitas y pienso que prestaron un servicio muy valioso, porque en esa fuente se lavaban los sacerdotes, cada vez que iban a pasar al lugar santo, lavaban sus manos y lavaban sus pies. Era una condición que Dios había puesto para que lo hiciera Aarón y sus hijos. Y ellas entregaron eso que eran tan valioso y para nosotras las mujeres el espejo… hay como un cambio de valores, todo aquellos que estaba relacionado con la vanidad personal, ellas lo cambian por la bellaza de algo que va a ser sublime, que está relacionado con limpiarnos, con ese proceso de santificación que necesitaban los sacerdotes para poder entrar a la presencia de Dios.

Sandra: Estaba pensando en la simbología importante del espejo cuando hablamos, mismo la Palabra de Dios, decimos es un espejo para poder ver nuestra condición y así de esa manera limpiarnos de nuestra condición de nuestro pecado, poder santificarnos. Y es muy lindo ver como ellas entregaron esto tan valiosos como vos decías y pensar que para nuestra santificación hay que entregar lo mejor, hay que poner lo mas valioso. Muchas veces alguien dice, ¿bueno, que puede importar el material con el cual se hizo este lavamanos, sin embargo este material fue muy importante porque el asunto era dar lo mejor de corazón.

Elí: Claro, y ellas lo hicieron con una disponibilidad, voluntariamente desprendieron de algo que era muy importante.

Y también lo podemos relacionar este desprendimiento del que tu hablabas del lavarnos y del lavacro es una simbología de la Palabra de Dios.

Eso del lavacro, lo que nos limpia hoy a nosotros es leer y en el proceso de santificación la lectura dela Palabra e ir adecuándonos al diseño de Dios, acercándonos mas a ese modelo que es el Señor y que es lo que debemos imitar. Y hay algo mas que es sumamente valioso en el servicio que puede brindar la mujer que es esposa, las cristianas que son esposas como ayudas idóneas, de mantenerse limpias sus manos como nos habla de lo que hacemos. Porque el sacerdote limpiaba sus manos y limpiaba sus pies y sus pie representan nuestro andar.

Hoy nosotros los cristianos somos la habitación de Dios y a través de la lectura de la Palabra es la que nos va a llevar a reconocer en lo que estamos mal, a confesar, a pedir perdón, y a limpiarnos para que nuestro andar se hacer que cada vez mas a lo que Dios quiere. Esto le hace mucho bien a las hermanas, y se refleja en bien a sus marido y a su familia, si se lavan día a día en la Palabra de Dios y si también pueden ser una ayuda para su esposo, para sus hijos o puede ser para un amigo. Me acuerdo en este momento lo importante que fue Priscila para Apolos, una mujer que estaba instruida en la Palabra de Dios y como son humildad y con mucha sabiduría y mucho tacto en su hogar estaba capacitada para levarlo y comunicarle las cosas que el aun no se había enterado.

Sandra: Es muy interesante observar eso de que las mujeres en realidad estaban aportando para la purificación de otros. Esto de que no era para su propia purificación, si no para aquel que era el sacerdote. En este caso todos somos sacerdotes pero si aportamos para que algún hermano o hermana en la fe que también tiene ese don de sacerdocio delante de Dios, pueda santificarse, podemos exhortarle a vivir una vida mas dedicada a Dios, o en comunión con Dios, y demás, cuando mejor.

Elí: Mejor porque trasciende y va hacia otros. Tiene muchas aplicaciones, el ejemplo de estas mujeres.

Sandra: Sin duda todo una enseñanza a través de estas mujeres anónimas, ¿cuánto mas nos podrán enseñar las oyentes si se comunican con nosotros?; me encantaría conocer esas historias anónimas, ¿no se si a vos?

Elí: A mi también, que nos llegaran algunas noticias.

Sandra: Muchísimas gracias Elí, lamentablemente el tiempo se nos ha ido, pero tenemos esa promesa de que hay mas mujeres anónimas que podemos seguir charlando este tema algún otro día.

Elí: Son varias, y después podemos ver algunas dl nuevo testamento.

Sandra: Bueno, muchísimas gracias entonces por tu aporte.

Elí: Gracias a ti.